La ONU promueve la difamación del apartheid

Un nuevo informe de la ONU, “Prácticas israelíes hacia el pueblo palestino y la cuestión del apartheid”, dice que “la evidencia disponible establece más allá de una duda razonable que Israel es culpable de políticas y prácticas que constituyen el crimen del apartheid,  según define la ley internacional.” 

7 Principios de objetividad en los medios de comunicación

Jugando, los medios de comunicación, tan importante papel en los eventos de Oriente Medio, aquí están algunas de las herramientas para asegurar que usted es más que un jugador pasivo en el proceso.

Desde el estallido de la violencia en el Oriente Medio el 29 de septiembre de 2000, gran preocupación se ha planteado acerca de los medios tendenciosos. Y como se está haciendo dolorosamente claro, un aspecto clave para la lucha de Medio Oriente hoy es la manipulación de los medios de comunicación para influir en la opinión pública.

Esperamos de los periodistas que mantengan la independencia y la objetividad – y ciertamente que no se comprometan “cooperando” con un lado de la lucha armada. Pero cuando un representante de la televisión estatal italiana emitió una disculpa en árabe durante la filmación de un brutal linchamiento de dos israelíes en Ramallah, y se comprometió a cooperar más plenamente con la Autoridad Palestina en el futuro, se han sacudido las sensibilidades occidentales.

¿Por qué los medios de comunicación sesgan? Podría ser que se sienten intimidados por palestinos fuertes que cubren sólo lo “positivo”, mientras que la democracia israelí permite más la cobertura abierta de la posición israelí. O podría ser que es más emotivo a razón del desvalido. O podría ser que el mundo aplica un doble estándar de moralidad con Israel.

Cualquiera que sea la razón, si queremos que prevalezca la verdad, no podemos sólo “leer” el periódico. Debemos discernir y ser parte del proceso. De lo contrario, eres sólo un objeto pasivo de la agenda de alguien más. Como Mark Twain dijo una vez: “Si usted no lee el periódico, está desinformado; si lo lee, está mal informado”.

¿Cómo pueden los lectores discernir la verdad entre líneas? Aquí enumeramos los métodos más comunes empleados por los medios de comunicación – intencionalmente o no – para influir en la opinión pública. Al ser conscientes de estos métodos, se puede evitar convertirse en un peón en la guerra de los medios de comunicación.

 

 “7 Violaciones de la objetividad de los medios de comunicación”:

 

  1. 1. Definiciones y terminología engañosa.
  2. Subjetividad en la presentación de informes.
  3. Opiniones disfrazadas de noticias.
  4. La falta de contexto.
  5. Omisión selectiva.
  6. Uso de hechos verídicos para sacar conclusiones falsas.
  7. Distorsión de los hechos.

Véase el Código de Ética   http://www.spj.org/ethics/code.htm  de la Sociedad de Periodistas Profesionales, y material adicional sobre ética de los medios de comunicación, – cortesía de la Universidad Virginia Commonwealth.

Violación # 1

Definiciones y terminología engañosa

Mediante el uso de la terminología y las definiciones de un modo que implica aceptación de los hechos, el sesgo de los medios de comunicación se inyecta bajo la apariencia de objetividad.

EJEMPLO: En marzo de 2001, dos actos de terrorismo se produjeron con pocos días de diferencia, ofreciendo la oportunidad de comparar en los medios de comunicación del uso selectivo de la terminología. El artículo de la BBC “Un coche bomba del IRA” en Londres, lleva el título “BBC bomba impulsa alerta de terror”, y la palabra “terror” (o sus derivados) se utiliza otras 5 veces en el artículo. El IRA alertó a la policía antes de tiempo, y un hombre resultó levemente herido en la explosión.

Pero después un terrorista suicida palestino mató a tres civiles israelíes (sin previo aviso) en Netanya, la BBC a propósito evitó el término “terrorista”, y en su lugar utilizó el vocablo mucho más suave de “militante”.

EJEMPLO: El New York Times sutilmente modificó su referencia al Monte del Templo, que los historiadores, imparcialmente,  siempre han reconocido fue el lugar de los dos Templos Sagrados judíos. En aparente deferencia a los dirigentes palestinos que afirman que no hubo Templo judío en el monte, a pesar de que los judíos han orado hacia allí por milenios, The Times comenzó a añadir la frase “que los árabes llaman  Haram al Sharif.”

Luego, unas semanas después, The Times refiere  “el Monte del Templo, que Israel afirma fue el lugar del Primer y el Segundo Templo”. Ya no se estableció un hecho histórico -, sino una mera “afirmación”. Luego, en un artículo posterior, The Times describió que las tropas israelíes “irrumpieron en el Haram, sitio sagrado musulmán en Jerusalén, donde cientos de personas se encontraban en adoración.” No se menciona en absoluto de su condición de “Monte del Templo” o el único lugar sagrado judío.

EJEMPLO: Ariel Sharon, el líder democráticamente elegido del Estado de Israel, es constantemente mencionado con despectivos apodos como de “línea dura” e incluso “criminal de guerra”. Curiosamente, ninguna de estas denominaciones se le atribuyen a Yasser Arafat. 

Violación # 2

Subjetividad en la presentación de informes

Los medios de comunicación frecuentemente, sesgan la escena, presentando solo un lado de la historia.

EJEMPLO: En febrero de 2001, Deborah Sontag del New York Times y Suzanne Goldenberg del Guardian (Reino Unido) informaron sobre la apertura de una nueva exposición en la ciudad Cisjordania de Ramallah dedicada a la memoria de 100 palestinos “mártires”.

Curiosamente, las dos reporteras usaron casi idénticos términos en sus informes:

Sontag: “los críticos israelíes dirían que la exposición ´100 mártires – 100 vidas´, “glorifica la muerte y alienta al culto de la Shaheed, o  del mártir”.

Goldenberg: “los críticos israelíes pueden argumentar que la exhibición glorifica la muerte violenta, y promueve un culto del martirio.”

Cuestiones de plagio de lado, lo que es más inquietante es la forma en la que tanto Sontag como Goldenberg asumen lo que los críticos israelíes “dirían”, sin siquiera preguntar.

Medios de vigilancia  de smartertimes.com, escribieron sobre el artículo de Sontag: “los críticos israelíes ‘hubieran dicho eso’  si hubieran sido llamado o citado por el  Times, en lugar de haber asumido sus críticas. Divertido es cómo los árabes en el artículo son entrevistados y emiten sus opiniones, en lugar de tener sus puntos de vista resumidos por un reportero que diría luego que se “tomó el tiempo de preguntar”.

EJEMPLO: Un violación, pero particularmente insidiosa, es cuando los medios de comunicación presentan a un portavoz de un lado del conflicto, que sólo ratifica el punto de vista opuesto. Por ejemplo, con el pretexto de “una información equilibrada”, los medios de comunicación citan a Michael Lerner, un rabino de California que acusó las políticas del Primer Ministro Barak de “racistas” y “opresivas”, se refirió a IDF como “bárbaro” y “brutal”, y a los ciudadanos israelíes los acusó de perpetrar “los clásicos pogroms rusos a los civiles palestinos.”

Violación #3

Opiniones disfrazadas de Noticias

Un reportero objetivo no debe utilizar adjetivos o adverbios, a menos que sean parte de una cita. Asimismo, la fuente de todos los hechos y opiniones debe ser claro en el informe, o bien debe tenerse en cuenta que la fuente es intencionalmente no divulgada.

Incluso los llamados “artículos de opinión” debe tener un mínimo de objetividad. James Hill, el jefe de redacción del Washington Post Grupo de Escritores, afirma:

“Hay que mantener a los columnistas al mismo nivel que cualquier persona en el periódico. Si un escritor de una columna esta cometiendo graves errores en el proceso de exponer su opinión, a la larga no es el columnista el que lo está haciendo, es el periódico el que los comete.”

EJEMPLO: El 7 de febrero de 2001, “The Early Show” co-anfitrión Bryant Gumbel entrevistó al ex enviado de Oriente Medio, Dennis Ross,  acerca de cómo afecta la victoria de Ariel Sharon en la elección para el proceso de paz. Gumbel abdicó de su papel de periodista objetivo preguntando repetidamente a Ross, preguntas cargadas con venenosas descripciones de Sharon. Gumbel dijo:

“Pero, ¿tuvo él [Arafat], la oportunidad con – con Sharon,  cuando muchosobservadores objetivos lo ven – no sólo como un racista, como un terrorista, un asesino criminal de guerra?”

EJEMPLO: Incluso las fotos están sujetas a editorialización. Una “noticia” foto de Reuters muestra jóvenes palestinos arrojando piedras. Poético surrealista, heroicamente, se muestran  las siluetas de los atacantes palestinos en la cima de una montaña, y sus piedras flotando triunfalmente a través de las majestuosas nubes.

EJEMPLO: Una editorial de “Los Ángeles Times” representa en una caricatura a un Judío ortodoxo rezando en el Muro Occidental, con las piedras del muro formando la palabra “odio”. El epígrafe dice: “culto a su Dios.”

En defensa, el caricaturista de L.A. Times, Michael Ramírez señaló que un segundo hombre de la caricatura (que se difumina sobre el terreno, mucho menos notable) era en realidad un musulmán orando. Lamentablemente, la keffiah que lo identifica como musulmán es prácticamente invisible. Además, Ramírez no pudo explicar por qué el lugar elegido de “odio” es el muro occidental, un lugar sagrado sólo para los Judíos, que nunca ha sido un lugar de oración musulmana. (Tras protestas de los lectores, el Los Ángeles Times alteró su caricatura suprimiendo el marco herodiano   alrededor del Muro de piedras, para hacer que se vea más como una pared genérica.)

Violación #4

La falta de contexto
Al no ofrecer el contexto adecuado y completo de la información de fondo, los periodistas pueden distorsionar de manera espectacular la verdadera imagen.

EJEMPLO: Una foto de la BBC muestra a dos palestinos, con las manos atadas a la espalda, y de rodillas en el suelo. Parado sobre ellos, un soldado israelí con un rifle apuntando sus cabezas.

No hay contexto identificando esta foto, sólo el benigno epígrafe “La tensión se ha elevado en torno a los asentamientos judíos”. ¿Pero quiénes son los árabes en esta foto? ¿Ellos acaban de asesinar a algún judío a sangre fría? O fueron, inocentemente, a comprar pan en el mercado local? BBC no lo dice. ¿Y por qué el soldado apunta su arma? ¿Está el soldado custodiando a peligrosos prisioneros a la espera de refuerzos? ¿O esta a punto de volarles las cabezas a quemarropa? BBC permite la interpretación libre.

EJEMPLO: En febrero de 2001, cuando un palestino mató a ocho israelíes lanzando su autobús contra una multitud, en la primera página Los Ángeles Times publicó una foto de Associated Press que muestra el autobús dañado, y el conductor palestino todavía detrás de la rueda, sentado con una expresión triste en su caraca. El epígrafe dice:

“Conductor de autobús palestino Khalil Abu Olbeh, 35, se encuentra herido después de una persecución de 19 millas con la policía. Miembros de su familia dijeron que él estaba angustiado por problemas financieros y molesto por el reciente disturbio.”

El título y la foto sugieren con simpatía que este asesino en masa es de alguna manera una víctima de la “agresión israelí”.

Mientras tanto, The Guardian (Reino Unido) defendió al conductor del autobús como “una especie de hombre común palestino que finalmente se quebró debido a la combinación de la presión de los cuatro meses y el levantamiento del bloqueo económico de Israel.” A pesar de haber admitido el detenido, su responsabilidad en la planificación del ataque, The Guardian dice que el ataque estaba “lejos de ser el calculado objetivo de un dedicado terrorista”, y afirmó que el asesino estaba simplemente afectado por una medicación.

EJEMPLO: El 23 de octubre en la  edición de Teen Newsweek, una revista distribuida a los estudiantes a través de América, cuenta con una destacada foto de tres palestinos, en la que el hombre que aparece en el medio, levanta sus manos cubiertas de sangre. El epígrafe dice: “En la ciudad Cisjordana de Ramallah, manifestantes palestinos ensangrentados expresan su rabia.”

La implicación es que los palestinos están ensangrentados porque son víctimas de la agresión israelí. No se hace mención alguna de que estos palestinos están ensangrentados, ya que acaban de terminar de dar golpes, puñaladas, quemar y destripar a dos israelíes inocentes. ¿Y cómo Teen Newsweek se refiere a esos asesinos en su epígrafe de la foto? Benignamente, como “manifestantes”.
Violación # 5
Omisión selectiva
Al elegir informar ciertos hechos sobre los demás, los medios de comunicación controlan el acceso a la información y manipulan el sentimiento público.

EJEMPLO: Desde que comenzó la violencia, los medios de comunicación se refieren habitualmente a la Entifada como  “desencadenada por Ariel Sharon debido a su provocadora visita al Monte del Templo”. Esto es a pesar del reconocimiento del Ministro de Comunicaciones palestino Imad el-Falouji, de que la Autoridad Palestina tenía previsto el estallido de la violencia. Como se informó en la semi-gubernamentales Beirut “Daily Star” (3 de marzo de 2001):

“Un ministro del gabinete palestino dijo el viernes que los cinco meses del levantamiento contra Israel habían sido planeados desde las falladas conversaciones de Paz de Camp David en julio, contradiciendo los argumentos de una explosión espontánea de los palestinos en la calle. Imad Faluji, el Ministro de Comunicaciones de la Autoridad Nacional Palestina, dijo durante un mitin de la OLP en la refutifada de Ain al-Hilweh, en la que más de 400 personas han muerto, se había planeado. “

Sin embargo, una búsqueda en todo el sitio web de la CNN del nombre del ministro de la Autoridad Palestina, Imad Falouji, reveló una sola referencia, enterrados en tres breves párrafos, cerca de la final de un artículo. Acaso la afirmación del Ministro de Comunicaciones de la Autoridad Palestina, donde dice que la Entifada estaba planeada, no es suficiente noticia para CNN? Y no debería CNN dejar de referirse a la visita de Sharon como “la chispa de la Entifada”?

EJEMPLO: El 24 de octubre de 2000, The New York Times se refirió a un caso de incitación palestina:

“Una cita Israelí, como un ejemplo atroz, sobre un sermón televisado defendió el asesinato (linchamiento) de los dos soldados.” No importa si son del Likud o de Avodá, Judíos son Judíos ” proclamó el jeque Ahmad Abu Halabaya en una emisión en directo desde una mezquita de la ciudad de Gaza el día después los asesinatos”.

Pero, The Times, fracasó totalmente en transmitir el mensaje principal del enardecedor sermón. De hecho, The Times, parece escaparse, en su manera de elegir citar una frase que podría considerarse como inocua cuando se toma fuera de contexto. El punto sobresaliente del sermón  de la mezquita de Gaza, transmitido en vivo por la Autoridad Palestina de TV, es el siguiente:

“Incluso si un acuerdo por Gaza es firmado, no nos olvidaremos de Haifa y Acco, y la Galilea, y Jaffa, y el triángulo y el Neguev, y el resto de nuestras ciudades y pueblos. Es sólo una cuestión de tiempo. .. No tendremos piedad con los Judíos, no importa donde estén, en cualquier país. Cómbatelos, dondequiera que estés. Dondequiera que encuentres uno, mátalo. ”
EJEMPLO: MSNBC nominó una serie de fotografías para el concurso de “Fotos del Año 2000”, (una de ellas titulada “Una muerte en Gaza”, que muestra a Mohammed Aldura, de 12 años, amontonado detrás de su padre momentos antes de ser asesinado a balazos). De las 49 fotos para el certamen, la mayoría son escenas de la naturaleza. Las únicas dos fotos relacionadas con la política llevan un mensaje anti-Israel: la foto de Gaza, y una foto de un joven (probablemente árabe) en una casa dañada en Cisjordania. Una más obvia opción, la foto de los palestinos de manos ensangrentadas en el linchamiento de Ramallah, no fue designada por MSNBC.

La foto de Gaza se utiliza como una demostración de la crueldad de los soldados israelíes, pero no proporciona ningún contexto, lo que lleva a la falsa conclusión de que el muchacho fue disparado directamente a la vista de los soldados israelíes. Aunque el fuego cruzado de Israel puede haber causado la muerte accidental del niño, existen serias dudas de si los soldados israelíes estaban posicionados para hacerlo.

Los medios de comunicación no aportan información crucial: los niños palestinos son alentados a las líneas del frente, utilizados intencionalmente, como sacrificios para obtener la simpatía del mundo. Además, existe considerable evidencia de que el muchacho fue asesinado por un palestino armado, estando cerca de un camarógrafo palestino – todas los esfuerzos de los palestinos en el comienzo de la Entifada de obtener la simpatía del mundo (lo que lograron).

Violación 6

Uso de verdad de los hechos para dibujar conclusiones falsas
Los Medios de comunicación utilizan con frecuencia hechos reales para dibujar conclusiones erróneas.

EJEMPLO: En febrero de 2001, cuando Ariel Sharon fue elegido Primer Ministro de Israel, en el Christian Science Monitor intentaron deslegitimar la elección de los votantes con el argumento de “es una baja sin precedentes del 60 por ciento de los votantes”, y afirmando que “al menos el 62 por ciento de los israelíes no votó a favor de Sharon. ”

En realidad, sólo despóticos países como Corea del Norte o Siria reportan el 99 por ciento de participación en comicios electorales. Elecciones verdaderamente libres significan que los ciudadanos también tienen la libertad de no votar. En los Estados Unidos, sólo el 51 por ciento de los votantes participaron en las elecciones presidenciales del 2000. Esto significa que el Presidente George W. Bush recibió menos del 25 por ciento de los votos elegibles; sin siquiera ganar el voto popular. Parafraseando el cálculo de Cobban, “Al menos el 75 por ciento de los votantes no votaron por Bush.” En los años en que el Congreso sólo se celebra elecciones, los votantes de América se reducen al 36-38 por ciento. Pero nadie hace tales cargos  para socavar la autoridad del presidente o la legitimidad.

EJEMPLO: Muchos de los artículos reportan que “cientos de personas han sido asesinadas, la gran mayoría palestinos.” Este es un hecho indiscutible, pero sin calificar estas cifras, el lector es llevado a la falsa conclusión de que los soldados israelíes son los agresores y han utilizado una fuerza excesiva.

Sin embargo, si las fuerzas israelíes estaban haciendo lo que ellos son acusados de hacer – disparando indiscriminadamente contra la multitud con armas automáticas. Si ese fuera el caso, muchos miles de palestinos deberían estar muertos. En realidad, la proporción de muertes es inferior a uno por disturbio.

EJEMPLO: Teen Newsweek, una revista distribuida a los estudiantes a través de América, publicó un gráfico que ilustra el número de niños palestinos e israelíes muertos desde 1987. El número de palestinos, representados en color rojo brillante, muchas veces superior a las pérdidas de Israel, mostradas en un menos visible amarillo. No se explica en qué circunstancias murieron estos niños. La implicación es que no hay equivalencia – aun cuando los niños palestinos fueron muertos durante un intento de martirio en el contexto de ataques violentos contra las fuerzas israelíes, mientras que los niños israelíes fueron asesinados mientras están sentados en un autobús público o en un café, por una explosión en manos de un atacante suicida palestino.

Violación #7

Distorsión de los hechos
En el competitivo mundo de los medios de comunicación, los periodistas con frecuencia no tienen el tiempo, la inclinación o los recursos para verificar la información adecuada antes de presentar una historia para su publicación.

EJEMPLO: En la presentación de informes sobre la violencia de la Tumba de José, CNN escribe:

Mientras tanto, al menos 77 personas, la mayoría palestinos, han muerto durante varios feroces enfrentamientos en la Tumba de José durante la semana pasada. El único soldado israelí caído durante los enfrentamientos, murió desangrado en la tumba mientras los rescatadores intentaban durante horas llegar a él.

La demanda de la CNN que 77 personas murieron en una semana de enfrentamientos en la Tumba de José es una enorme imprecisión. Mientras un muerto era israelí, 76 fueron obviamente palestinos. Sin embargo, en verdad, seis palestinos y un soldado israelí murieron durante la semana de enfrentamientos en la Tumba de José. En otras palabras, CNN citó el número total de bajas palestinas en todos los enfrentamientos, y lo yuxtapone con la cifra de víctimas israelíes de un hecho aislado.

EJEMPLO: The New York Times, Associated Press y otros grandes medios de comunicación publicaron una foto de un hombre joven – ensangrentado y maltratado – en cuclillas debajo de una macana que empuña policía israelí. El título lo identificó como un palestino víctima de los recientes disturbios – con la clara implicación de que el soldado israelí es el que lo golpeó.

De hecho, el ensangrentado “Palestino” que muestra la fotografía se Tuvia Grossman, de 20 años de edad, estudiante judío de Chicago, que estaba estudiando en ese tiempo en Jerusalén. Los atacantes no eran israelíes, eran miembros de la mafia palestina los que apuñalaron a Grossman y  lo golpearon sin piedad durante 10 minutos. Hecho que enfureció al policía israelí, quien fue con una macana a disuadir a los palestinos para así terminar el linchamiento.

En el sesgo de los medios de comunicación se da por supuesto que si hay una víctima, debe ser un palestino. Sin embargo, ¿quiénes son las verdaderas víctimas y quiénes son los agresores? La verdad es a menudo lo contrario de cómo lo parece.

Al ser astutos observadores de los medios de comunicación, podemos hacer una diferencia. En respuesta a la presión del público, The New York Times, volvió a publicar la imagen de Tuvia Grossman – esta vez con el epígrafe correcto – a lo largo de todo el artículo con una descripción detallada de sus casi linchamiento a manos de manifestantes palestinos.

Estos contenidos fueron adaptados de un artículo del Rabino Shraga Simmons.

 

 

La CNN insegura sobre la utilización de los términos “asesinato” y “terrorista”

Comunicado del 10 de Marzo del 2016.

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting.

Los israelíes estaban tambaleándose ayer por una serie de ataques terroristas palestinos en todo el país, donde resultó asesinado un turista estadounidense y alrededor de 15 personas heridas, algunas de gravedad. Tres terroristas palestinos murieron antes de que pudieran causar más daño a personas inocentes.

Varios medios retrataron a los atacantes palestinos como víctimas, se negaron a mencionar quiénes llevaron a cabo los ataques, o en un extraño caso se refirieron a la “violencia de apuñalamientos de Israel.”

Para no quedarse afuera, la CNN también contribuyó:

Traducción: ‘Terrorista’ mata a turista de EEUU, hiere a otros 10 más en Israel – cerca del sitio de visita de Biden

¿Por qué las comillas? ¿Qué exactamente es lo que está en duda para que CNN no pueda llamar a un terrorista por lo que realmente es? ¿Por qué la renuencia a responsabilizar a los terroristas palestinos? Cuando esto ocurre en cualquier otro país no hay ninguna duda en referencia a los terroristas y a los ataques terroristas. Parece que solo es dudoso cuando las víctimas son israelíes judíos, como si fueran menos víctimas que los ciudadanos de otros países.

Sin embargo, las comillas inapropiadas no están únicamente en el título. Más adelante en el artículo, dice:

Traducción: Vocero de la policía israelí, Micky Rosenfeld, tweetió que “asesinaron” a una persona y llevaron a 10 al hospital después del ataque del martes a lo largo del Mar Mediterráneo.

Así que CNN pudo informar como hecho de que 10 personas fueron trasladadas al hospital para recibir tratamiento, pero al parecer la palabra “asesinato” se consideró demasiado fuerte o subjetiva para describir lo que pasó sin utilizar comillas. ¿Por qué fue necesario acudir a estas medidas para indicar el simple hecho innegable de que un turista americano, Taylor Force, fue asesinado por un terrorista palestino?

Finalmente más tarde la CNN compartió el tweet de Rosenfeld en su totalidad, y cambió el título exponiendo el ataque terrorista sin las comillas – aunque lo puso como “ataque terrorista de Israel”,  cuando ataque terrorista palestino hubiese sido más preciso.

El Independent clama que encuesta revela que Israelíes Apoyan la

Comunicado del 10 de marzo de 2016

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting

Actualización:

Publicamos una respuesta del portavoz del The Independent en relación con la crítica que realizamos:
Nuestro artículo informó con precisión en los resultados de una reciente encuesta de Pew, que encontró una proporción significativa de los encuestados a favor de la expulsión o el traslado de los árabes de Israel. Está claro que el Centro de Investigación Pew en sí no tenía ninguna duda de que las respuestas recibidas sobre este tema reflejan puntos de vista de la gente en cuanto a si los árabes se debe permitir vivir en Israel.
Es bastante para que  “limpieza étnica” sea una frase muy cargada. Pero explicamos sus definiciones en nuestro artículo y nos referimos a ella precisamente porque sirve para demostrar los sorprendentes resultados de la encuesta. No sugerimos que los encuestados estaban defendiendo la violencia y una lectura completa de la pieza dejaría a lectores sin ninguna duda en cuanto a lo que había encontrado la encuesta. Naturalmente hemos vinculado a la página web del Pew que la gente pudiera encontrar más información si así lo deseaba. En suma, rechazo la afirmación de que el uso de la frase sea inadecuada. Y la idea de que era una manifestación de ‘editorialización’ por un reportero individual es simplemente errónea.
En el punto sobre Tel Aviv, acepto que erramos. El artículo ha sido modificado en consecuencia.

———————————————

Una gran encuesta Pew ha generado mucha discusión y debate. Cubrió numerosas preguntas en torno a puntos de vista políticos y religiosos israelíes. Una cuestión en particular ha causado preocupación legítima después de que se reveló que casi la mitad de los judíos israelíes están de acuerdo en que los árabes deben ser expulsados o trasladados de Israel.

Lizzie Dearden del The Independent nos da su propio análisis y un titular para el arranque: 

 Traducción: Encuesta encuentra que casi la mitad de los judíos israelíes están a favor de una limpieza étnica

¿Cómo ha llegado Dearden al término “limpieza étnica?” ¿Algunos análisis de un académico israelí? ¿Un comentario desagradable de un palestino?

No. Ella consultó una enciclopedia.

Un estudio realizado por el Centro de Investigación Pew encontró que aproximadamente uno de cada cinco adultos encuestados estaba “muy de acuerdo” con la polémica declaración, lo que equivale a la limpieza étnica bajo algunas definiciones.

La Enciclopedia Británica describe el acto como “intentar crear áreas geográficas étnicamente homogéneas a través de la deportación o desplazamiento forzoso de las personas pertenecientes a determinados grupos étnicos”, mientras que un informe de las Naciones Unidas en 1993, además, especifica el uso de “fuerza o intimidación”.

The Independent claramente está dando su opinión disfrazada de noticias. Al hacer esto, ha llegado, por iniciativa propia, a la conclusión más extrema y perjudicial que podía tomar de su propia interpretación de los resultados de la encuesta, mientras falla al no encontrar ningún otro análisis pertinente o explicaciones diferentes.

Haaretz también se centró en esta pregunta de transferencia. Se conoce que este medio de comunicación israelí critica fuertemente los defectos de Israel. Sin embargo, Haaretz se tomó la molestia de entrevistar a una persona con las habilidades para examinar adecuadamente el problema y ofrecer un análisis más sofisticado:

Por su parte, el ganador del Premio Israel, Sammy Smooha, profesor de sociología en la Universidad de Haifa, ha criticado el texto utilizado en el artículo sobre la encuesta de Pew. 

“Aunque es claro que el apoyo para la expulsión y la transferencia debe ser condenado, el enunciado de la pregunta es vaga”, dijo a Haaretz, añadiendo, “la forma en que se presenta la pregunta, la declaración ‘expulsar a los árabes de Israel’ es evasiva e incluso fácil de estar de acuerdo.”

Smooha explicó que la pregunta, así como se formuló, no especifica la identidad de los candidatos a expulsarse, por lo que es posible que los encuestados pensaran que se refiere a la transferencia de los residentes de Cisjordania que residen en Israel, pero no son ciudadanos israelíes per se. Por otra parte, el sociólogo dijo que no indica si la expulsión afectaría a todos los ciudadanos árabes en Israel, o sólo aquellos que apoyan a los enemigos del país. “En otras palabras, esta pregunta puede entenderse de varias maneras,” dijo.

También cree que la encuesta “refleja más la alienación y el disgusto hacia los árabes que lo están de acuerdo para otorgar legitimidad al gobierno para expulsarlos, [porque] la declaración presentada en la encuesta no es realista ni factible.”

Desde 2003, el propio Smooha ha estado investigando las relaciones entre los ciudadanos judíos y árabes del país.

“Es absolutamente claro para mí que una cuarta parte de los judíos se oponen a la convivencia con los ciudadanos árabes, pero la gran mayoría de los judíos acepta la convivencia,” ha dicho. “Entre el público árabe, también, entre un cuarto y un tercio se opone a la convivencia. En ambos lados hay una población que descarta la convivencia, pero ellos no establecerán las reglas. Eso se hará por la corriente principal, que está preparada a hacerle concesiones al otro lado.”

Agregó Smooha: “Los judíos tienen posturas complejas. Mientras que no se opondrían si los árabes abandonaran el país, no quieren que el gobierno inicie tal movimiento. Los judíos han llegado a comprender que los árabes están aquí para quedarse y que tienen que llevarse bien, y que no quieren arruinar todo o sabotear la convivencia “.  

Para que quede claro, por supuesto, hay prejuicios en la sociedad israelí y no es la intención de este artículo el excusar o justificar de alguna manera las opiniones de los encuestados israelíes. Israel es una sociedad muy autocrítica y el debate sobre los hallazgos de la encuesta apenas están comenzando.

Como demuestra lo anterior, sin embargo, es simplista de parte de Dearden afirmar que los resultados de la encuesta expresan un claro apoyo a la “limpieza étnica”, es más un artículo de opinión en contra de Israel que una noticia. Teniendo en cuenta que su historia no es un artículo de opinión, habría sido más periodísticamente correcto y profesional citar no de una enciclopedia, sino de algunas fuentes externas calificadas para dar comentarios.

Además, esta no es la primera vez que Dearden ha intentado retratar israelíes como extremistas o racistas, que sin duda podría ser una indicación de su visión particular de Israel.

ERROR FACTUAL

También hay un evidente error en el artículo:

Árabe israelí es la definición del gobierno de Tel Aviv para los ciudadanos no judíos y muchos miembros de la minoría, que son predominantemente musulmanes, identificados como palestinos.

Jerusalén es la capital de Israel y la sede de su gobierno, no Tel Aviv. Incluso si The Independent se niega a reconocer la capitalidad de Jerusalén, es inexacto y engañoso designar unilateralmente a Tel Aviv como la ciudad de gobierno de Israel.

Terror Palestino: Titulares Impactantes

Comunicado del 10 de Marzo de 2016

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting

Durante las últimas horas han habido varios ataques terroristas en Israel. El peor incidente fue un palestino que acuchilló a varios en Yafo, matando a un turista estadounidense e hiriendo a varios otros.

Dos policías fronterizos resultaron heridos en un ataque a tiros en la ciudad antigua de Jerusalén, Israel, mientras que otro resultó herido en un apuñalamiento en Petaj Tikva.

Sin embargo, algunos de los medios de comunicación internacionales están más preocupados por los terroristas palestinos que de sus víctimas.

Este es el último titular del International Business Times

Traducción: “Israel: Matan a tres palestinos mientras llega el vicepresidente de EEUU Joe Biden a dar pláticas”

Y el de New Zealand TV One News:

 

Traducción: “Fuerzas de seguridad israelíes matan a tres palestinos en incidentes separados”

Parecen estar confundidos en NBC News. “¿Un Israelí Acuchillando a la Violencia?” ¿Quién exactamente está acuchillando? 

 

Traducción: “Matan a turista estadounidense entre la violencia israelí mientras llega Biden a dar pláticas”

Para el The Irish Times, un estadounidense simplemente ‘murió’ a manos de, no un terrorista palestino, sino un “atacante de Tel Aviv”, mientras que el subtitular se aseguró de dar la impresión de que los palestinos simplemente habían sido muertos a tiros sin identificarlos como los verdaderos asaltantes terroristas:

 

Traducción: “Muere estadounidense después de que un atacante en Tel Aviv acuchilla a 10”  – Matan a 4 palestinos durante ataques en Israel mientras visita el vicepresidente de EEUU. Joe Biden.

La BBC también tuvo dificultades para identificar a los atacantes. Como es de costumbre el estilo de la BBC, no pueden responsabilizar a los palestinos:

Traducción: “Muere uno y varios heridos en ataques a israelíes”

Mientras estos ataques continúen, seguramente seguiremos leyendo este tipo de titulares. Si encuentras alguno no deje de enviárnoslo a contacto@reportehonesto.com

‘El Jueves’ publica un escandaloso libelo antisemita sobre Israel

Via Libertad Digital


La edición de El Jueves de esta semana, en los quioscos desde este miércoles 10 de febrero, incluye una doble página en la que describe lo que a juicio de la publicación es la situación de Israel en varios sentidos.

Supuestamente, El Jueves es una revista de humor, pero estas páginas están dentro de la sección “DesHechos Históricos” que según su propio subtítulo cuenta, “Hermosas historias 100% reales”, es decir, que se pretende que lo que se cuenta son hechos, aunque luego se envuelva en una presentación satírica.

Pero muy lejos de describir hechos reales, la presentación que hace El Jueves de la realidad israelí se basa entre otras cosas en una serie de groseras mentiras, por ejemplo, asegura que como Israel “no tiene constitución”, la Torah es la “única ley” que rige en el estado hebreo. Lo cierto es que Israel no es el único país del mundo que no tiene un texto constitucional como tal, es algo que ocurre también, por ejemplo, en elReino Unido, un país al que nadie acusaría de falta de democracia ni del que diría que la Biblia es su única ley.

Las diferentes viñetas no sólo demuestran una evidente mala fe, sino también un altísimo grado de ignorancia. Por ejemplo, en una de ellas se reproduce un supuesto “control de circuncisión” hecho por el ejército para encontrar a árabes, pero olvida un detalle como que la mayoría de comunidades musulmanas del mundo también practican la circuncisión.

No obstante, lo peor del panfleto es la representación gráfica que se hace de los ciudadanos israelíes ya que o son soldados o son judíos ortodoxos que aparecen con todos los símbolos externos de tal condición: barba larga, pelo rizado y bucles que caen desde la sien, sombrero o kipá y, por supuesto, nariz aguileña, en la peor tradición española del antisemitismo, la de “la nariz sayón y escriba” de Quevedo.

En este sentido, se cumple también otro de los tradicionales temas del peor antisemitismo español: la de representar a los judíos como el pueblo que mató a Jesucristo. En esta ocasión aparece golpeado visiblemente y con un soldado que sigue amenazándolo. Lo que ya es grotesco es que, además, se presenta a Cristo como palestino, o al menos en un contexto –un check point- en el que “los soldados hacen lo que les da la gana a los palestinos”.

Tampoco se olvida de otro de los tópicos el antisemitismo, la banalización del Holocausto y el acusar a Israel de hacerle a otros lo que sufrió la población judía de Europa bajo el nazismo: “Israel es como el niño que veía con horror como su padre pegaba a su madre y ahora, ya de adulto, zurra a su mujer también”. Como ven, tampoco se pierde la oportunidad de relacionar a todo un país con la violencia de género. La viñeta, además, se adorna con un soldado orinando sobre el rostro de un palestino.

No es la primera vez que El Jueves, una revista que ha reconocido que no hacen ningún tipo de humor sobre el islam por miedo, publica contenido que más allá de la crítica legítima, puede ser considerado antisemita. Hace algún tiempo, por ejemplo, dedicaba una portada Ariel Sharon recurriendo a los métodos propios del peor antisemitismo: la animalización y el uso de cruces gamadas. Y además lo hizo en portada: