Autoevaluación de NPR

Comunicado del 2 de Febrero de 2010

Artículo traducido de HonestReporting

La emisora pública se permite recibir críticas sobre su cobertura en Medio Oriente.


Según dicta la declaración de principios de la National Public Radio: “Nuestra cobertura debe ser justa, imparcial, exacta, completa y honesta. En NPR esperamos comportarnos de manera de no dejar ninguna duda sobre nuestra independencia e imparcialidad.”

Pero no siempre es el caso en lo relativo a la cobertura de la NPR sobre Israel y el Medio Oriente. Felizmente, sin embargo, NPR permite  críticas independientes trimestrales. Entre algunas de las últimas observaciones y críticas esta la cuestión de la presentación de informes de cifras de víctimas palestinas durante la operación Plomo Fundido:

El artículo de Rob Gifford para ATC el 15 de diciembre informó sobre la amenaza por parte de las autoridades británicas, de arresto a la ex canciller israelí, Tzipi Livni. Falló al atribuir las cifras de muertos palestinos durante la guerra entre Israel y Gaza. Gifford dijo que “más de 1.400 palestinos fueron muertos en la ofensiva, 13 israelíes perdieron la vida.”  No hay ninguna duda acerca de las bajas israelíes. Sin embargo, fuentes palestinas e israelíes se encuentra en controversia sobre el número de palestinos que murieron (así como cuántos de ellos eran civiles).

El gobierno de Hamas en Gaza y la mayoría de los grupos palestinos, se pusieron de acuerdo en una cifra de alrededor de 1.400 muertos palestinos (la mayoría de ellos civiles). Sin embargo, Israel mantiene su afirmación posterior a la guerra, que murieron 1.166 palestinos (la mayoría de ellos “terroristas”.) Los recuentos de víctimas en tiempo de guerra siempre deben ser atribuidos. Esto es especialmente cierto cuando las cifras están en litigio y no pueden ser verificadas independientemente.

Por supuesto, puede haber mucho más para no estar de acuerdo con que las conclusiones generales de la cobertura del Medio Oriente de NPR son equilibradas y justas. Pero esto contrasta con otro organismo de radiodifusión de servicio público, la BBC, que también pretende ser objetiva e imparcial.

El estudio independiente de la BBC en su cobertura de Medio Oriente, realizada por Malcolm Balen y que se cree contiene evidencia condenatoria de sesgo, yace oculto a un alto costo por parte de la BBC hasta el día de hoy.

A diferencia de la BBC, esperamos que NPR tome nota de las críticas e intente mejorar su producción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *