Chile: Falsa acusación contra Israel

Comunicado del 9 de Febrero del 2015 

El medio chileno El Ciudadano publicó hace dos días un artículo titulado “Israel encierra a niños palestinos en jaulas a la intemperie”.

En él, cita a un Comité Israelí contra la tortura, y afirma que se reveló un informe sobre el descubrimiento de niños palestinos encerrados en jaulas a la intemperie en lugares vallados o en jaulas durante el invierno.

Destaca también:

“Hace falta precisar que se trata exclusivamente de niños palestinos y que ningún niño israelí ha sido nunca sometido a tales prácticas”

Falsedad 1 – El Contenido es erróneo

El contenido del artículo, aunque el medio no informa de dónde fue extraído, es bastante similar a uno publicado por el británico The Independent en el pasado mes de Enero, que a su ves cita a otro publicado por el medio israelí Jerusalem Post. 

Lo que se debe destacar es que en éste artículo los periodistas hicieron una Actualización que resulta totalmente fundamental para la noticia en sí misma.


Actualización: Después de la publicación original de su informe, el Comité Público contra la Tortura en Israel lanzó una versión modificada, reconociendo que la información de la Oficina del Defensor Público sobre los niños presos que se mantienen en jaulas no se refirió específicamente a los palestinos. Hemos modificado nuestro informe en consecuencia y deseamos dejar en claro la posición.

Entonces, The Independent aclara que no se trata específicamente de niños palestinos, dicho por la misma ONG acusatoria.

Pero El Ciudadano no se toma el trabajo de recopilar la información correcta e imprescindible para el contexto de la noticia.

Cabe preguntar, Israel encierra o no a niños palestinos?

Falsedad 2 – La Foto que acompaña

Hemos explicado infinidad de oportunidades que la imagen que acompaña es tan o más importante que el contenido de la noticia misma.

Muchas veces los lectores nos quedamos sólo con el titular y la imagen; obteniendo en breves segundos una conclusión sobre el tema.

En este caso, El Ciudadano escogió una imagen falsa para acompañar a una noticia errónea.

La foto que utiliza data de Agosto del 2010, y se trata de un grupo de niños palestinos haciendo fila para recibir sopa.

Fue publicada por Los Angeles Times en un contexto totalmente distinto.

Nos toca preguntar entonces, ¿por qué El Ciudadano habrá decidido publicar un artículo falso, con contenido erróneo y una imagen recortada que se ajusta más a la intención de la supuesta ‘noticia’ que a la realidad?

Los invitamos a escribir sus respetuosos comentarios a contacto@elciudadano.cl para pedirles las explicaciones y retracciones pertinentes.

Ex Corresponsal de AP Expone la Obsesión de los Medios para con Israel

Comunicado del 26 de Agosto del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Simon Plosker.

En una condenatoria publicación aún no revelada en la revista Tablet, el ex corresponsal de Associated Press, Matti Friedman explica cómo y por qué los periodistas hacen pasar tan mal a Israel y por qué es importante: 

Cuando la histeria disminuye, creo que los acontecimientos en Gaza no serán recordados por el mundo como particularmente importantes. Personas murieron, en su mayoría palestinos, incluidos muchos inocentes desarmados. Me gustaría poder decir que la tragedia de esas muertes, o la muerte de los soldados de Israel, van a cambiar algo, que marcan un punto de inflexión. Pero no lo hacen. Esta ronda no fue la primera en las guerras árabes con Israel y no será la última. La campaña israelí fue poco diferente en su ejecución de cualquier otra llevada a cabo por un ejército occidental contra un enemigo similar en los últimos años, a excepción de la naturaleza más inmediata de la amenaza a la propia población de un país, y los mayores esfuerzos, sin embargo inútiles, para evitar las muertes de civiles. 

La importancia duradera de la guerra de este verano, creo, no miente en la guerra misma. Se encuentra más bien en la forma en que la guerra se ha descrito y respondido en el extranjero, y la forma en que esto ha dejado al descubierto el resurgimiento de un viejo y retorcido patrón de pensamiento y su migración desde los márgenes de la corriente principal del discurso occidental, a saber, una hostil obsesión con los Judíos. La clave para entender este resurgimiento no se encuentra entre los webmasters yihadistas, teóricos de la conspiración de basa, o activistas radicales. En cambio se encuentra en primer lugar entre las personas educadas y respetables que pueblan la industria de las noticias internacionales; personas decentes, muchas de ellas y algunos de ellos mis antiguos colegas. 

Mientras que la manía mundial sobre las acciones israelíes ha llegado a darse por sentado, es en realidad el resultado de las decisiones tomadas por los seres humanos individuales que ocupan puestos de responsabilidad-en este caso, los periodistas y editores. El mundo no está respondiendo a los acontecimientos en este país, sino más bien a la descripción de estos eventos hecha por las organizaciones de noticias. La clave para entender la extraña naturaleza de la respuesta, por lo tanto,  se puede encontrar en la práctica del periodismo, y específicamente en los múltiples errores que están ocurriendo en esa profesión, mi profesión, aquí en Israel.

Friedman revela que la cantidad de periodistas de la AP, al igual que otros medios de comunicación, es tan desproporcionadamente alto en Israel y los territorios palestinos en comparación con otros lugares. 

Él invita a que los medios se tomen la tarea de tratar a los palestinos como víctimas pasivas de un Israel que es considerado como el único bando que merece escrutinio y cómo los medios de comunicación nunca se molestan en echar un vistazo a lo que es en realidad Hamás. 

Cita ejemplos de historias que fueron enterradas porque no encajaban en el marco aceptado que trata a Israel como el centro de una implosión en Oriente Medio. 

Inquietantemente, Friedman concluye: 

Israel no es una idea, un símbolo del bien o del mal, o una prueba de fuego para la opinión liberal en las cenas. Es un país pequeño en una aterradora parte del mundo que está cada vez más miedo. Se debe informar tan críticamente como en cualquier otro lugar y entenderse en su contexto y en su proporción. Israel no es una de las historias más importantes del mundo, o incluso en el Medio Oriente; cualquiera sea el resultado en esta región en la próxima década, tendrá que ver tanto con Israel como la Segunda Guerra Mundial tuvo que ver con España. Israel es una mancha en el mapa-un espectáculo que pasa a llevar una carga emocional inusual. 

Muchos en Occidente prefieren claramente la vieja comodidad de analizar las fallas morales de los Judíos y la familiar sensación de superioridad que esto les trae, a enfrentar una realidad triste y confusa. Ellos pueden convencerse de que todo esto es “un problema de los judíos y de hecho culpa de los Judíos.  Pero los periodistas se dedican a estas fantasías a costa de su credibilidad y la de su profesión. Y, como Orwell nos diría, el mundo entretiene fantasías en su cuenta y riesgo. 

La historia de Matti Friedman, escrita por un conocedor, merece ser leída en su totalidad.  

Por favor, comparta el artículo de Friedman a través de sus propias redes sociales y asegúrese de sea leído por el mayor y amplio público como sea posible.

Los 5 mayores errores mediáticos de la Guerra de Gaza

Comunicado del 21 de Agosto del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Alex Margolin.

Reportar durante tiempos de guerra puede ser el desafío más difícil para los medios de comunicación. Pero el conflicto entre Israel y Hamás revela, nuevamente, las severas limitaciones del periodismo tradicional.

Cinco errores mediáticos en particular, llaman la atención. Las mayores amenazas para la precisión y comprensión no nos llegan de artículos individuales tendenciosos sino de masas de artículos que se adhieren a las viciadas normas de periodismo hoy.

1. Las Cifras de Víctimas como Barómetro Moral 

Benjamín Disraeli dijo que hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas. Las cifras de víctimas citadas en prácticamente todos los informes sobre la guerra de Gaza cumplieron con las tres. Los números no son confiables, el verdadero porcentaje de civiles es desconocidos y su significado aparece oscurecido por la falta de contexto. 

Reporteros a menudo se basan en las cifras proporcionadas por el Ministerio de Salud de Gaza gobernada por Hamas a pesar de que Hamas tiene un interés estratégico en inflar los números. 

Reuven Ehrilch del Centro Meir Amit de Información e Inteligencia dijo a The Media Line que su organización revisó 152 nombres suministrados por  el “Ministerio de Salud del gobierno de Gaza”: 

La lista se hizo a toda prisa y se hicieron cambios posteriores. Hubo una serie de nombres falsos listados; los detalles de los muertos son sólo parciales, haciendo la identificación sospechosa. Hay nombres que se utilizan más de una vez y algunos podrían haber sido asesinados por su propio fuego en lugar de por el ejército israelí. La lista no distingue entre civiles y agentes terroristas. Todos los muertos se enumeran como “shahids” [mártires]. 

Para dar sentido a los números, los medios de comunicación a menudo incluyen el porcentaje de los que murieron considerándolos como civiles. El número ascendió hasta el 80%, de acuerdo con informes de los medios. 

Pero como el New York Times señaló cuando realizó una mirada más profunda a las cifras, que un sospechosamente elevado número de personas muertas eran varones entre las edades de 20 y 29 años, la edad primaria de los terroristas de Hamás que participan en los combates. 

“Al mismo tiempo, las mujeres y los niños menores de 15 años, los menos propensos a ser blancos legítimos, fueron los menos representativos, lo que representa el 71 por ciento de la población y el 33 por ciento de las muertes en edades conocidas”, señaló el informe. 

Otro elemento de distorsión fue la presentación de los números palestinos junto a los números de israelíes, que eran mucho más bajos, como si habría una relación entre las cifras, como un tanteador en un evento deportivo. 

Estas cifras, sin embargo, tenían connotaciones morales, dando a entender, ya sea que Israel fue el agresor, ya que mató a muchos más palestinos, o que la amenaza contra Israel no era tan grave, ya que tan pocos israelíes murieron. 

Pero eso no cuenta la historia real. No revela los esfuerzos que Israel ha hecho para proteger a su población civil y no toma en cuenta las formas en que Hamás pone en peligro a los civiles convirtiendo barrios residenciales en zonas de batalla. 

Como Bret Stephens escribió en el Wall Street Journal: 

La utilidad real del conteo de muertos es que ofrece a los periodistas y comentaristas que lo citan la posibilidad de atribuir la culpa implícita a Israel mientras evade preguntas sobre la responsabilidad última de la matanza. 

Presentado como números en bruto, las cifras de muertos oscurecen más de lo que revelan.

2. El síndrome de “Periodistas Maltratados”

Cubrir Gaza plantea desafíos para cualquier reportero, no menos importante que el de la siempre presente presión de Hamás a adherirse a la narrativa palestina. Incluso los periodistas que nunca sufrieron amenazas directas sabían que estaban operando en territorio que no ofrecía protección a la libertad de expresión. 

Y si su subsistencia depende de su capacidad para acceder a Gaza en el futuro, ellos sabían que reportar hechos que Hamás definiría como objetables los haría correr riegos de deportación, o listas negras, por lo menos.

La situación era lo suficientemente grave como que la Asociación de Prensa Extranjera (FPA)  emitiera una mordaz condena de la conducta de Hamás hacia los periodistas, citando una serie de ejemplos que habían surgido durante las semanas de combates. 

Incluso Hamas admitió que intimida a los periodistas: 

Algunos de los periodistas que entraron en la Franja de Gaza estaban bajo vigilancia de seguridad. Incluso en estas circunstancias difíciles, nos las arreglamos para llegar a ellos y decirles que lo que estaban haciendo era cualquier cosa menos periodismo profesional y que era inmoral. 

Sin embargo, sorprendentemente, la respuesta de algunos de los periodistas más influyentes que cubren Gaza era que todo el asunto fue demasiado explotado. El Jefe de la Oficina de Jerusalén del New York Times, Jodi Rudoren incluso llamó a la declaración de la FPA en un tweet como “sin sentido”. 

¿Por qué restar importancia a algo que tuvo un efecto evidente en las historias que surgieron del conflicto? 

Tal vez si los periodistas fueran completamente transparentes acerca de los retos que enfrentaron, apuntarían al hecho de que no deberían haber estado informando desde Gaza en primer lugar. 

Como el periodista Michael Totten escribió tras la publicación de la declaración de la FPA: 

La guerra de Gaza fue una gran historia, por supuesto, y tenía que ser cubierta, pero podría fácilmente haber sido cubierta desde el lado israelí de la línea. Cubrir ambos lados de la historia es, por supuesto, preferible siempre que sea posible, pero proporcionar cobertura equilibrada de Israel junto con la censurada desde Gaza es una forma de mala práctica periodística. Basta.

3. Fallar al No Divulgar Información Relevante

Mientras que muchos periodistas insistieron en que su trabajo fue hecho sin trabas por parte de Hamás,  no podían explicar de manera creíble por qué había lagunas importantes en su cobertura. De manera prominente faltan, por supuesto, imágenes de combatientes de Hamás en acción. 

Cuando la cuestión se planteó con el New York Times, la respuesta fue aún más mortificante que el error – el periódico simplemente no tiene fotos para publicar. El fotógrafo estrella del diario Tyler Hicks fue aún más lejos: 

Si tuviéramos acceso a ellos [los combatientes de Hamás], los fotografiaríamos. Nunca he visto  un solo dispositivo para el lanzamiento de los cohetes contra Israel. Es como si no existieran

Hicks explicó que los terroristas de Hamas estaban luchando desde los márgenes, y si se aventuraban en las zonas públicas se convertirían inmediatamente en objetivos de ataques israelíes. 

Lo suficientemente justo. Los combatientes de Hamas eran difíciles de encontrar. Pero no había escasez de fotos de palestinos que reaccionan a los ataques aéreos israelíes o que asistían a funerales. Tal vez si los fotógrafos se habían aventurado a salir de sus propios márgenes  habrían visto algo.

Y tal vez los que lo hicieron fueron detenidos por Hamás. 

Los medios de comunicación, sin embargo, tratan el tema tal y como dijo Hicks – como si no existieran lanzacohetes y el pueblo disparándolos. Al ver galerías fotos, una tras otra, es difícil decir que habían dos lados combatiendo y no sólo uno. Los medios tienen la obligación de hacerle saber a los lectores qué está faltando.

Y si no podían mostrarlo con imágenes, podrían haber hecho más para explicar que Hamás disparó rutinaria desde las áreas pobladas. 

Por supuesto, mientras la lucha comenzó a apagarse, fotos y videos de los sitios de lanzamiento de cohetes comenzaron a surgir, planteando  interrogantes sobre si las fotos realmente eran imposibles de obtener, o si las amenazas de Hamás fueron las responsables de su ausencia. 

 

4. Énfasis excesivo en Fotos espeluznantes de la guerra 

Mientras que prácticamente no hay fotos de los combatientes de Hamás durante los días de intensos combates en Gaza, no había escasez de imágenes de niños o bebés heridos en ataques aéreos israelíes. 

Esas fotos fueron particularmente frecuentes en todo el Reino Unido y otras ciudades europeas y ayudaron a inflamar las calles de Europa y más allá, donde el sentimiento antisemita corrió a un punto álgido

También tergiversaron gravemente los combates que tienen lugar en la Franja de Gaza. En conjunto con la ausencia de fotos de combatientes de Hamás el mensaje es claro: Israel es un agresor que apunta contra los niños. 

5. Fallar al no declarar los verdaderos objetivos de Hamás.

A lo largo de las semanas de combates y especialmente durante los períodos de negociaciones para altos al fuego, los medios de comunicación afirmaron que la motivación principal de Hamás era la de aliviar el bloqueo en torno a Gaza o para abrir un puerto o aeropuerto. 

Pero ¿realmente explica por qué Hamás pasó los últimos años construyendo un complejo de túneles y bunkers que llegó a través de la frontera y dentro de Israel? 

¿Explica por qué el grupo terrorista optó por pasar de contrabando o fabricar miles, si no decenas de miles, de cohetes capaces de alcanzar el corazón de Israel? ¿O por qué sigue disparándolos contra civiles israelíes? 

¿Es realmente buscar la paz con Israel o una relajación de las medidas de seguridad de Israel sólo para mejorar la suerte de la población de Gaza? 

Sería más honesto señalar que Hamás está trabajando para lograr la aniquilación de Israel. Incluso tiene una carta fundacional que lo dice tan claramente. 

Como S.E. Cupp  escribió en el New York Daily News: 

Rara vez es mencionado en un informe de prensa que el principal objetivo de Hamás, su meta máxima, lo que realmente quiere y lo que su brazo militar está diseñado y decidido a conseguir, es la destrucción total de Israel y la aniquilación de los Judíos. 

Es un componente crucial que queda fuera regularmente en los informes de noticias. Sin embargo, cualquier historia que no menciona esto entre las principales demandas de Hamás no es una intelectualmente honesta o completa. 

Pocos en los medios de comunicación parecen comprender esto, el efecto de los cuales ha sido la creación de una vaporosa y nebulosa equivalencia moral entre Israel y Hamás, que no está realmente allí. 

Permitir que Hamas mantenga su estatuto pero ignorarlo y dejar que el grupo terrorista se presente como una fuerza moderada buscando lo mejor para el pueblo de Gaza distorsiona la realidad. 

Los medios tienen la obligación de presentar el conflicto tal como es – la agresión de un grupo terrorista que trabaja para la destrucción de Israel y los esfuerzos de Israel para defender a sus ciudadanos. Un marco que pone a Israel y a Hamás en un plano de igualdad moral es otro caso de mala práctica periodística.

Guatemala: Columna Injustificable

Comunicado del 12 de Agosto del 2014 
Hoy, PrensaLibre ha publicado una columna de Opinión de Marielos Monzón, titulada “Gaza: injustificable”.
En ella le reclama al pueblo guatemalteco por su apoyo a Israel:
Leyendo las páginas de opinión de los periódicos encontramos a algunos individuos que defienden ferozmente a Israel y justifican sus masacres. Les aplauden y los animan a continuar y a no dejar que la “mala influencia” de la comunidad internacional les haga aceptar una tregua. Que sigan matando mujeres y niños, que no se acobarden, que sigan bombardeando las escuelas y los centros de refugio, porque debajo están los terroristas.
La Sra. Monzón realiza terminantes y erróneas afirmaciones.

1_ Sobre el número de muertos y las características de los mismos:

Un informe publicado por Gatestone Institute basado en un reporte del New York Times, advierte que las cifras proporcionadas por Hamás no son confiables.
Hamas probablemente cuenta entre los “civiles asesinados por Israel” los siguientes grupos: los palestinos asesinados por Hamas como colaboradores; Palestinos muertos a través de la violencia doméstica; Palestinos muertos por los cohetes de Hamas errantes o morteros; y palestinos que murieron de forma natural durante el conflicto. 
Los sexos y las edades de los fallecidos no son representativos de la población general de Gaza. Son mucho más representativos de los géneros y edades de los combatientes. Estos datos sugieren fuertemente que un porcentaje muy grande de palestinos muertos están en el lado combatiente. 
Les compartimos un video que muestra a “muertos” que se mueven, para ejemplificar algunas de las tácticas utilizadas como propagandas palestinas. 

2_ Sobre la “verdadera carnicería” a la que se refiere la periodista, y el bombardeo a escuelas, mezquitas, hospitales y centros de refugio:

Ya hemos hecho referencia en varias oportunidades a que Hamas se esconde dentro de escuelas y hospitales, hecho que ha sido incluso condenado por la ONU; hemos explicado también que las Fuerzas de Defensa de Israel realizan operativos de precisión para evitar el número de víctimas civiles, que advierten a los pobladores civiles a que evacuen la zona donde dispararán y hasta incluso ya hemos reportado también que varios periodistas han reconocido que Hamás dispara desde zonas densamente pobladas.
En cuanto al artículo de la Sra. Monzón, no queda mucho por decir. Muestra sus tendencias plenas de falsedades y afirmaciones erróneas que lo único que hacen es demonizar a Israel. 
Irónicamente, casi al final de la columna, afirma:

“Hay que ser profundamente mezquino para vitorear una matanza y para utilizar un espacio de opinión en un medio de comunicación llamando al odio y a la violencia indiscriminada.” 
Definitivamente no vitoreamos matanzas, pero sí creemos que la periodista esta utilizando un espacio de opinión de un medio de comunicación para llamar al odio.

3_ Sobre Prensa Libre:

 
Habiendo ya hablado sobre una caricatura con comparaciones poco felices entre el Holocausto y la problemática de los inmigrantes en Estados Unidos y sobre un artículo de Carolina Escobar que compara el Holocausto con la situación en Gaza; nos preguntamos si es simple coincidencia que desde el inicio de la Operación Margen Protector hayan brindado espacio a columnistas que fomentan el odio hacia un país que ejerce su derecho a la autodefensa.

Fidel Castro acusa a Israel de Genocidio

Comunicado del 6 de Agosto del 2014 
En un artículo publicado originalmente en Granma, el Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, replicado en muchos medios de comunicación, el dictador cubano acusa a Israel por el “Holocausto Palestino en Gaza’.
El artículo comienza:
“De nuevo ruego a Granma no emplear espacio de primera plana para estas líneas, relativamente breves, sobre el genocidio que se está cometiendo con los palestinos.”
Citando información selecta de un artículo publicado por la agencia AFP, Castro continúa:
“Según el FMI, la tasa de desempleo sobrepasa el 40% en la Franja de Gaza, territorio sometido desde 2006 a un bloqueo israelí. En 2000, el desempleo afectaba al 20% y a un 30% en 2011. Más del 70% de la población depende de la ayuda humanitaria en tiempos normales, según Gisha”.
Y agrega:
El genocidio de los nazis contra los judíos cosechó el odio de todos los pueblos de la tierra. ¿Por qué cree el gobierno de ese país que el mundo será insensible a este macabro genocidio que hoy se está cometiendo contra el pueblo palestino? ¿Acaso se espera que ignore cuánto hay de complicidad por parte del imperio norteamericano en esta desvergonzada masacre?
Resulta un tanto irónico que un dictador que se mantuvo en el poder por más de 50 años sometiendo al pueblo cubano pueda hablar con desparpajo sobre nociones como ‘desempleo’, ‘bloqueo’ y ‘crímenes’.
A continuación les compartimos un artículo del sitio Maduradas que expone las 20 mentiras más polémicas de Fidel Castro al pueblo cubano: 
¡UN FARSANTE DICTADOR! Las 20 mentiras más polémicas de Fidel Castro al pueblo cubano 
Hemos recopilado una serie de frases emitidas por el dictador cubano Fidel Castro desde que estaba en la Sierra Maestra, frases que hoy podemos considerar como las grandes mentiras con las que este dictador convenció a un pueblo para que le apoyaran en su proyecto en la toma de poder en Cuba.
El 26 de julio de 1957 la Revista Bohemia publicó lo que se conoce como el Manifiesto de La Sierra dirigido al pueblo cubano, en el mismo manifiesto Castro prometió entre otras cosas restaurar la Constitución de 1940, convocar a elecciones libres, democráticas y multipartidistas al año de derrocado el gobierno y de acuerdo al Código Electoral de 1943, además prometió celebrar las elecciones a los seis meses de convocadas, por lo que prometió gobernar provisionalmente solo año y medio, prometió también en este manifiesto total libertad de prensa así como la excarcelación de todos los presos políticos.
Las siguientes infames mentiras fueron utilizadas por este dictador para engañar al pueblo cubano y mantenerse en el poder.
 Las mentiras más polémicas de Fidel Castro:
1. “Tengo la seguridad de que en el curso de breves años elevaremos el estándar de vida del cubano superior al de Estados Unidos y del de Rusia”.  Fidel Castro 16 de febrero de 1959. ,1962.
2. “Yo no estoy interesado en el poder, no lo ambiciono… Restableceremos todos los derechos y libertades, incluyendo la absoluta libertad de prensa”. Santiago de Cuba, 3 de Enero de 1959.
Estamos en el 2014, y aún continúa en el poder de la mano de su hermano Raúl.
3. “Habrá libertad para los que hablan a favor nuestro y para los que hablan en contra nuestro y nos critican”. 1ero. de enero de 1959 en Santiago de Cuba.
La más grande mentira, Cuba carece de todo, pero en mayor grado carece de libertad.
4. “Nosotros tenemos un país libre. No tenemos censura y el pueblo puede reunirse libremente. Nunca vamos a usar la fuerza y el día que el pueblo no me quiera, me iré.” La Habana, 9 de Enero de 1959.
Impidió toda expresión del pensamiento que no estuviera conforme con la línea fijada por el castrismo. Eliminó a cuantos osaron criticar el proceso revolucionario, enviándolos a prisión o fusilándolos.
 5. “Cuando se suprime un derecho se termina por suprimir todos los demás derechos, desoyendo la democracia. Las ideas se defienden con razones, no con armas. Soy un amante de la democracia”. declaraciones a la prensa, La Habana, Enero 7, 1959.
Precisamente ese ha sido su meta real, empezó por suprimir un derecho y terminó por suprimirlos todos, con objeto de satisfacer sus deseos de poder absoluto. Para llevarlo a cabo inicialmente enarboló la bandera democrática.
 6.  “Sé que están preocupados de si somos comunistas. Quiero que quede bien claro, no somos comunistas. Yo no soy Comunista ni tampoco el movimiento, pero no tenemos que decir que somos anti-comunistas por agradar al extranjero”. Declaraciones de Prensa, La Habana, Enero 13, 1959.
Esta maquiavélica declaración la hizo para ganar tiempo, pues las condiciones no le eran propicias al comienzo del régimen para declararse marxista-leninista.
7. “Los que hablan de democracia deben empezar por saber en que consiste el respeto a todas las ideas, a todas las creencias, en que consiste la libertad y el derecho de los demás… no perseguimos a nadie… Si perseguimos a un periódico y lo clausuramos, Ah!, cuando se empiece a clausurar un periódico, no se podrá sentir seguro ningún diario, cuando se empiece a perseguir a un hombre por sus ideas políticas, no se podrá sentir seguro nadie, cuando se empiece a hacer restricciones, no se podrá sentir seguro ningún derecho”.
Suprimió todas las ideas que criticaron su manera de gobernar, persiguió todas las creencias religiosas, clausuro todos los periódicos, las estaciones de radio y de televisión. Persiguió y mando al paredón, la cárcel o al exilio a todos aquellos que se opusieron o discreparon de sus ideas, aboliendo los derechos políticos, sociales, laborales y todos los derechos humanos.
 8. “Armas para que”. Discurso, La Habana, Enero 15, 1959.
Convirtió a la Isla en un gigantesco cuartel, llegando a tener mas de 500,000 hombres sobre las armas durante las décadas del 70 y el 80. Un libro publicado por la tiranía castrista en Abril de 1997 hace alarde de su participación militar con tropas, armamento y dinero en mas de una docena de países.
 9. “Respecto al Comunismo, solo puedo decirles una cosa, NO SOY COMUNISTA, ni los comunistas tienen fuerza para ser factor determinante en mi país”. Discurso en la Sociedad Norteamericana de Editores de Periódicos de Washington, abril 17, 1959.
En su comparecencia en el programa de televisión “La Universidad Popular” en diciembre 1de 1961 declaró: “Puedo decir, con satisfacción plena y confidencia, que soy marxista-leninista y lo seré hasta el último día de mi vida”. El ojo del amo ruso engorda al caballo.
10. “Esta revolución no es comunista sino humanista”. Discurso ante la prensa, Washington, abril 17, 1959.
Negó enfáticamente que el comunismo tuviera algo que ver con él, para proclamar tiempo después que había sido marxista leninista toda la vida.
 11. “Jamás se ha torturado a nadie en una cárcel revolucionaria”.
Uno de los lugares preferidos de los carceleros para sancionar a los presos lo son las llamadas “gavetas” de cuatro pies de ancho por seis de largo. Otro tipo de celda de castigo lo es la llamada “La Ratonera”, en la prisión de La Cabaña, de unos 7 por 4 pies. En los últimos años las más utilizadas han sido las “tapiadas”, de la cárcel de Boniato en Oriente, así como “los candados” y “el rectángulo de la muerte” en el Combinado del Este en La Habana. Ciento de miles de prisioneros políticos cubanos han sido torturados en dichas celdas.
12. “En Cuba no hay opositores, solo contrarrevolucionarios pagados por los EE UU”.
En Cuba en los últimos 42 años no ha existido un estado de derecho, solo una sanguinaria tiranía. Este es el pensamiento de Martí con respecto a la patria: “Todo lo de la patria es de propiedad común de todo el que haya nacido en Cuba. La patria es dicha de todos y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellanía de nadie”.
13. “Cuba producirá mas naranja que la Florida”. Y si ellos en la Florida han podido desarrollar una gran industria de cítricos en una tierra peor que la nuestra, no hay la menor duda de que nosotros vamos a tener una industria de cítricos superior a la industria de cítricos de la Florida. De eso no hay duda” -Fidel Castro 6 de agosto de 1968.
Desde el principio de los años sesenta se necesita una receta médica para comprar naranjas.
14. “La vaca revolucionaria Ubre Blanca la mayor productora de leche en el mundo”.
Ja, ja, ja, no me hagas reír que tengo el labio partido. Desde principios de los años 60 a los niños al cumplir los 7 años se les suprime la leche que recibían por la libreta de racionamiento.
 15. “No se concibe un país libre cuya economía es de extranjeros”. Febrero 24 de 1960.
La Habana. Hoy mas que nunca la economía de la tiranía castrista depende en alto grado de factores externos, pues se suple con el influjo de dólares producto de las remesas, turismo e inversiones extranjeras. El índice de dolarización ya sobrepasa el 60 por ciento, lo que hace al país dependiente de la economía extranjera.
16.“En 1970 la Isla habrá de tener 5 mil expertos en la industria ganadera y alrededor de 8 millones de vacas y terneras…productoras de leche… Habrá tanta leche que se podrá llenar la bahía de La Habana con leche”. Fidel Castro 23 de agosto de 1966.
Sin comentarios.
17. “Cuba, en un breve tiempo se convertirá en un país exportador de petróleo”, Fidel Castro 18 de junio de 2008.
¿Supongo, con petróleo venezolano?
18. No serán los 10 millones de toneladas de azúcar, sino los casi 4 millones de toneladas de miel porque parejamente se va a desarrollar también la ganadería y utilizaremos la miel como alimentación para el ganado.que nos permitirá ser país exportador de carne de res”. Fidel Castro 6 de julio de 1965.
19. “El azúcar es nuestro principal cultivo y quien quiera cualquier variedad de nuestras mejores variedades de azúcar que la venga a buscar a Cuba. Nuestra ganadería se desarrolla y no tenemos dudas de que será en el curso de pocos años una de las mejores ganaderías del mundo, porque nosotros no tenemos competencia de ninguna clase, pero, además, seremos productores importantes de carne para los mercados del mundo, en cantidad y en calidad, y seremos productores importantes de cultivos tropicales, y entre los cítricos nos colocaremos entre los primeros países del mundo, y lo mismo ocurrirá con el café y con el plátano fruta y con la piña (APLAUSOS)”.- Fidel Castro 1 de febrero de 1968.
20. “Nosotros hemos dicho que convertiremos a Cuba en el país más próspero de América, hemos dicho que el pueblo de Cuba alcanzará el nivel de vida más alto que ningún país del mundo”. La Habana, 13 de marzo de 1959.

La opinión que ofendió a los guatemaltecos y la respuesta acorde

Comunicado del 6 de Agosto del 2014 
Artículo de HatzaHasheini escrito por Gabriel Ben Tasgal.
El pasado 2 de agosto, el la sección de Opinión del periódico guatemalteco Prensa Libre, se leía:
 
Es un acto cobarde e inhumano arrinconar a 1.5 millones de personas. Es insostenible lo que está sucediendo, otra vez, en la Franja de Gaza. Hace pocos años, la operación “Plomo endurecido” le puso la plana a esta nueva ofensiva; al lanzar cohetes contra Israel, Hamas le dio al gobierno de aquel país el pretexto perfecto para contraatacar. La estupidez humana es lo único cierto, diría Einstein.
Da vergüenza lo que está haciendo el Gobierno de Israel, que no refleja la voluntad de miles de judíos. Provoca una profunda impotencia que 1,500 muertes certifiquen el horror humano. Es innegable que existe Hamas y que su violencia es la otra punta del lazo que ahora tensa el gobierno sionista. Y es provocador que Estados Unidos primero condene los ataques contra refugiados palestinos, pero luego mande artillería pesada para que Israel la use en Gaza, al mismo tiempo que gasta más de US$1 mil millones para proteger a la población civil de uno solo de los lados.
Está visto que el interés por la guerra, además de responder a objetivos geopolíticos estratégicos, responde a objetivos económicos caníbales. Es un acto cobarde e inhumano arrinconar así a 1.5 millones de personas que viven en el campo de concentración más grande del mundo, sin electricidad, ni agua, ni equipo médico, ni víveres. Y sí, es cierto que los nazis mataron, en un lapso de cinco años, a 1.3 millones de judíos en Auschwitz, hace más de siete décadas, el acto de vergüenza más innombrable de la historia humana. Pero también es cierto que los antecedentes del partido israelí que hoy les grita “terroristas” a los de Hamas —que lo son—, los encontramos en la fundación del Irgún, justo hace siete décadas, cuando perpetraron actos terroristas contra el Mandato Británico. De allí surgió el partido Herut, y desde 1977, el actual Likud.
Todo esto solo confirmaría que la espiral de la violencia siempre va in crescendo cuando las profundas causas de esa violencia no se atajan de raíz. Hay que rastrear la relación histórica entre hebreos y filisteos; hay que ir al siglo XIV a.C. para entender su lucha por el territorio; hay que recordar que Israel se asentó, al constituirse en Estado, en un territorio que no tenía y que luego de ello comenzó el exilio de 780 mil palestinos. Hay que recordar que en 1967 Israel conquista Cisjordania y la Franja de Gaza, en la Guerra de los Seis Días, sin que esa anexión recibiera el beneplácito de una gran parte de la comunidad internacional. Y hay que recordar que hubo un país que sí apoyó entonces a Israel y lo sigue haciendo: Estados Unidos. Tampoco podemos olvidar a Sharon, responsable de las matanzas ocurridas en 1982 en los campamentos de refugiados palestinos de Sabra y Shatila, o a Shimón Peres, Premio Nobel de la Paz israelí, implicado en la venta de armas al gobierno del apartheid de Sudáfrica en 1974, cuando era ministro de Defensa de su país —documentos desclasificados de la CIA—.
Recordemos también que hubo un maravilloso intento de vivir la paz, al ser firmada entre Arafat y Rabí en 1993, y que este se vio oscurecido por el asesinato de Rabí, en 1995, por judíos extremistas, lo cual provocó la respuesta de Hamas. La de nunca acabar. Warchasky dijo hace 10 años que en Israel, “hasta la década de 1980, la literatura infantil describía a los árabes como seres inferiores, desprovistos de identidad nacional y sedientos de sangre judía. Lo mismo ocurría con los textos escolares”. Habría que rastrear si no se educó igual a generaciones de niños palestinos, fomentando el odio recíproco, porque para matarse entre sí, los sionistas y los de Hamas no solo han sembrado el odio en la mente de muchas generaciones, sino que han hecho un reguero vergonzoso de sangre que sacrifica un poco más aún la esperanza del mundo.
Ningún Dios-Dios elegiría a un pueblo sobre otro. Hay que rastrear también la idea del pueblo elegido en documentos y libros antiguos realizados por líderes religiosos judíos en la época del dominio persa. Los terroristas de uno y otro lado, estén en el poder o no, tienen muy cansado al mundo. Y entre tanto cansancio, los niños y las niñas, junto con sus ganas de futuro, son bombardeados.
cescobarsarti@gmail.com
 
El periodista y experto en Medio Oriente,  Gabriel Ben Tasgal, responde:

25 días de muerte y pocas horas de inmoralidad – por Gabriel Ben-Tasgal

Amigos evangelistas de Guatemala me acercaron la crónica “25 días de muerte” de Carolina Escobar Sarti y, aunque no suelo responder a lo que se imprime sobre el medio oriente, me he visto forzado a hacer frente a esas líneas que no son otra cosa que una salvajada intelectual y no menos, una degradación moral pocas veces leídas.

Escobar Sarti comete errores fácticos imperdonables. Los palestinos en Gaza no son 1.5 millones sino 1.7, el primer ministro israelí era Itzjak Rabín y no Rabi (mi rabino, en hebreo), no existen objetivos “económicos caníbales” como afirma la improvisada autora en un intento de adaptar al materialismo lo que no es materialista, el Likud se fundó en 1973 (y no en 1977), los filisteos y los hebreos no se enfrentaron a los hebreos en el siglo –XIV, Israel no se anexó nunca Cisjordania tras 1967 como afirma Escobar Sarti y la matanza de Sabra y Shatila fue la masacre de cristianos maronitas contra palestinos musulmanes sunitas tras el asesinato de Bashir Gemayel en el Líbano.
Si los errores menores son graves, los conceptuales son perturbadores. La autora intenta explicar el origen del conflicto y no le hace ningún favor a su buen nombre. El conflicto no nace por la disputa entre filisteos y judíos. Los filisteos provenían de Creta y eran minoicos en lo cultural. Los árabes palestinos provienen de la península arábiga, son musulmanes, y son un pueblo formado junto con la inmigración masiva de judíos a Israel, inmigraron desde dentro del imperio otomano buscando el progreso que traían los por Escobar Sarti demonizados “sionistas”. Filisteos y palestinos NO tienen absolutamente nada que ver históricamente. Luego, para rematar, intenta justificar el conflicto por el concepto de “pueblo elegido” entre los judíos. Escobar Sarti comete dos errores, primero la connotación del concepto es “negativa” o “no positiva” y no como lo presenta la “especialista”. Segundo, en el judaísmo moderno nada es más alejado que lo sugerido por la autora al tratar con el concepto.
Escobar Sarti comete un pecado mayor y concluyente. Ella compara a un grupo islamista radical con un estado democrático y liberal. Para ella es todo lo mismo y por ende, además de acumular falacias argumentales, llega una conclusión a la que ningún especialista de prestigio en medio oriente arriba. El conflicto es simple: Para los israelíes el conflicto es territorial (si se entregan territorios debería haber paz) y para los islamistas de Hamás el conflicto es religioso. El Hamás argumenta que los judíos y los cristianos son religiones falsas, con estatus de Dhimmi (propiedad del califa), que ocupa zona santa islámica (Dar el-Islam) y lugares santos (Waqf Al-Islam). Robert Spencer, Daniel Pipes o el enorme Bernard Lewis simplemente se mofarían de la lectura materialista y desconectada del medio oriente de Escobar Sarti. Israel se ha retirado del sur del Líbano, de todo Gaza y está dispuesta a la creación mañana de un estado Palestino… si el conflicto fuese territorial o económico, el conflicto ya se hubiese terminado. Los gobiernos europeos lo comprenden perfectamente, tienen el mismo problema de Israel en el corazón de sus capitales (el radicalismo islámico).
Afirmar que Israel, con el poder militar que posee, pretende llevar a cabo el exterminio del pueblo palestino y comparar éste enfrentamiento con el Holocausto es simple y perversa malicia. Una persona con una brújula moral bien direccionada no elevaría un argumento así. Citar parcialmente a Warchasky y comparar la educación de los niños israelíes con la que reciben los niños de Gaza que son educados a amar la muerte en lugar de anhelar la vida se soluciona revisando ¡10.000 películas! subtituladas al inglés o castellano en donde los palestinos mismos explican su deseo de inmolarse para asesinar no creyentes y en donde instan a servir como escudos humanos y a utilizar a niños y mujeres como mártires para la causa.
Escobar Sarti debe estar convencida que sus líneas son “pro palestinas” pero lo cierto es que un verdadero pro palestino hubiese elevado su voz ante la ideología islamista a la que se ven sometidos los niños palestinos, un pro palestino exigiría libertad y democracia en Gaza, un pro palestino entregaría el alma para defender a las mujeres y cristianos perseguidos y humillados en Gaza. Un defensor de derechos humanos haría otro tanto para proteger a los por lo menos 1.800 palestinos que han muerto de arma en el conflicto en Siria y ni hablar de los 180.000 que ya han muerto en aquel conflicto ante el silencio inmoral de los Escobar Sarti en el mundo.
No poseo información suficiente para saber si Escobar Sarti es una judeofoba o no lo es (aunque comparar el Holocausto con lo que sucede en Gaza hoy o su utilización macabra del concepto de “pueblo elegido” son argumentos cotidianamente utilizados por judeofobos). Estoy seguro de tres cosas… que la autora desconoce la naturaleza religiosa del medio oriente, que el objetivo de su crónica era “demonizar al estado de Israel” y que… su actitud es justamente la que hacer sentir feliz y apoyado al Hamás desde occidente y que alejan un futuro de esperanza para mujeres, cristianos o los niños palestinos de Gaza y de Cisjordania.

Argentina: Un día no tan perfecto- Antisemita al descubierto

Comunicado del 4 de Agosto del 2014 
El 31 de julio pasado, el programa televisivo argentino llamado Caiga Quien Caiga presentaba la segunda parte de su informe del conflicto de Medio Oriente, desde la Franja de Gaza.
Al concluir el mismo, uno de los periodistas presentadores, Darian Schijman, conocido como El Rulo, decía:
Esperamos que pronto llegue la paz en Medio Oriente. No sabemos si esto puede ser posible mientras Palestina siga comandado bajo la dictadura de Hamas, esperemos que sea así, que pronto puedan llegar aun arreglo, porque […] hubo una tregua y Hamás la rompió y esperemos que cuando haya una tregua puedan negociar y puedan terminar con este conflicto. […]Esperemos entonces que se pueda llegar a un acuerdo.
Eso fue todo.
O no?
El periodista Valentín Belza (@ValentinBelza) en su programa de radio de la ciudad de Mar del Plata, Un día perfecto, se ha dedicado a descalificar por completo y sin reparos al ‘Rulo’.
 
 Durante casi 22 minutos, Belza disfrazando su antisemitismo en periodismo objetivo, investiga a toda la familia, incluyendo a la abuela de Schijman. Exponiendo nombres y apellidos de todos los miembros, sus fuentes de ingresos y muchos otros aspectos de su vida privada.
El periodista Gabriel Levinas en el programa de radio de Jorge Lanata, presenta el tema y lo resume eficazmente.
Les compartimos el breve análisis.
 
Por su parte, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) denunciará en la justicia la virulenta e intolerable manifestación antisemita de Belza.
Le pedimos que escriba sus considerados comentarios en la cuenta de Twitter de Valentín Belza, @ValentinBelza.
 

Educación para el Odio: a quién se refiere TeleSur?

Comunicado del 26 de Julio del 2014 
“Podemos perdonar que los árabes maten a nuestros hijos, pero jamás les perdonaremos que nos obliguen a matar a los suyos”.  
Golda Meir
Un muy desafortunado artículo ha publicado el medio venezolano, TeleSur.
Afirmando que los niños de Israel son educados para odiar a los árabes y especialmente a los palestinos.
Titulado “Los hijos del Odio” presenta una serie de acusaciones graves y fuera de contexto.
La utilización de este video para acusar al Estado de Israel exactamente de aquello que es el mayor ejemplo de adoctrinamiento asesino del pueblo palestino hacia sus propios niños parece casi irónico.
Estas imágenes que son transmitidas en el video transcurren en un MUSEO al que determinados padres deciden voluntariamente llevar a sus hijos.
Si bien son desafortunadas las preguntas del entrevistador, y ciertamente condenables, al igual que las respuestas; dista mucho de ser un modelo o consecuencia de una educación sistemática para el odio a la que los niños palestinos sí son expuestos en sus escuelas o en programas televisivos infantiles diariamente, aun cuando los padres puedan no estar de acuerdo. 
Los niños israelíes NO SON educados bajo la pauta de limpieza étnica en el no reconocimiento del otro a vivir; no así como los niños palestinos quienes a través de la manipulación de sus pensamientos desde la edad mas temprana, viven para matar y sueñan con inmolarse y convertirse en mártires.
Les compartimos algunos videos que muestran exactamente lo contrario a lo que afirma TeleSur.

 

Le solicitamos que comparta este artículo entre sus conocidos y le deje saber a TeleSur sus respetuosas opiniones respecto al artículo publicado escribiendo aquí.

Escuelas para Matar

Comunicado del 25 de Julio del 2014 
El día de hoy nos encontramos en gran cantidad de medios con un titular similar condenando a Israel por el bombardeo de una escuela de la ONU en Gaza.
Veamos algunos ejemplos:
Palestina denunció ante la ONU bombardeo israelí contra escuela en Gaza
Conflicto Israel-Palestina: Al menos 17 muertos por un bombardeo israelí sobre un refugio de la UNRWA en Gaza
Palestina condena el ataque contra un centro de la UNRWA y pide una investigación internacional
Israel bombardeó otra escuela de refugiados de la ONU en Gaza y provocó al menos 17 muertes 
«No están matando, nos están matando, no podemos huir»
Como ya hemos explicado anteriormente, el mismo organismo de las Naciones Unidas ha reconocido el uso de sus instalaciones para almacenar armamento de Hamás, el que se utilizaría contra la población civil de Israel.
En momentos donde continúa la Operación Margen Protector e Israel mantiene sus esfuerzos de desbaratar la gran cantidad de túneles hallados en Gaza que amenazan directamente a la población civil israelí, este tipo de afirmaciones no hacen más que poner sumar puntos negativos sobre Israel a la luz de la opinión pública.
Artículos con mucha carga emocional, desconocen en su mayoría que el grupo terrorista Hamás continúa, ahora mismo incluso, disparando misiles contra Israel e intentan trazar una falsa equivalencia entre los números de personas fallecidas en ambos lados:
 «No están matando, nos están matando, no podemos huir», gritaba a la mujer, mientras sostenía en brazos a un bebe de escasos dos meses con la ropa manchada por la sangre de sus hermano, muerto en el ataque.
 ABC 
Lamentablemente, como ya nos tienen acostumbrados, las imágenes o videos que acompañan son de crudas y fuertes.
Le solicitamos que se mantenga atento a la cobertura que brindan sus medios locales.
Por favor, reenvíe este correo para que más personas obtengan la información completa.

Así se ‘informa’ en: Argentina

Comunicado del 22 de Julio del 2014
En una nueva sección que hemos dado a llamar “Así se ‘informa’ en…  les proponemos analizar qué clase de cobertura se brinda según los países latinoamericanos.
Nos hemos planteado muchas veces cómo la información que recibe un lector puede influir y hasta formar su opinión.  
Tomando a un lector desprevenido, que vive en cualquiera de los países hispano parlantes, que no tiene una opinión propia sobre un conflicto de Medio Oriente situado a varios miles de kilómetros; que no es miembro activo en ninguna organización que representa a algunas de las partes involucradas… Nos preguntamos qué percepción tendrá sobre los acontecimientos? Qué opinaría sobre el conflicto tomando como único marco referencial lo que recibe en esta cadena de comunicación donde los grandes medios son los emisores y nosotros, los simples lectores, terminamos siendo receptores ‘pasivos’ de un mensaje reiterativo.
Cree Ud. que los medios nos informan objetivamente? Que se esfuerzan en publicar ambas caras de la moneda con imparcialidad?
Observe qué sucede en esta oportunidad, en algunos de los más importantes medios de Argentina.
 
En 15 días, la ofensiva israelí “Margen protector” dejó 600 muertos en Palestina
 
Israel mata a militantes palestinos en Gaza y los muertos por la ofensiva superan los 500

Ya son 121 los chicos muertos en Gaza por la ofensiva israelí
¿Cuántos muertos más, Israel?



Israel redobló los ataques en Gaza y los muertos ya superan los 550
Sus alarmantes titulares en cada caso, posicionan como único culpable de lo que está sucediendo, a Israel.
En los cuerpos de las noticias poco se dice de la enorme cantidad de misiles que lanzan los terroristas desde la franja de Gaza contra los civiles de Israel; ni se explica sobre los túneles que las Fuerzas de Defensa de Israel están procurando desactivar para evitar el contrabando de armamento o el ingreso a Israel para cometer actos terroristas.
Cuesta nombrar a los activistas de Hamás como terroristas.
Cuesta encontrar la versión de Israel de los hechos.
Cuesta incluso que reconozcan verdades que a son innegables, como el uso de escudos humanos de civiles por parte de Hamás, el uso de instalaciones de la ONU en Gaza para esconder armamento, las múltiples advertencias que realizan las Fuerzas de Defensa de Israel para evitar víctimas civiles palestina y el hecho de que la misma ONU reconoce que la mayoría de las víctimas no hicieron caso a los avisos.
La lista sigue.
Las acusaciones son repetidas y reiterativas:
Cómo es posible que se culpe a Israel de no aceptar establecer un cese al fuego cuando Israel ya lo ha acatado en 2 oportunidades y es el terrorismo de Hamás el que hace caso omiso y continúa ignorando los llamamientos?  
Otra acusación:
Se puede ignorar el hecho de que el mismo organismo de las Naciones Unidas haya reconocido que los terroristas escondían arsenales en las escuelas? O que los mismos terroristas utilizan ambulancias de las Naciones Unidas para combatir a Israel?
Es realmente muy difícil pensar que un lector desprevenido pueda tener una imagen clara de la situación.
Es evidente que los grandes medios argentinos están alentando a los lectores a formar opiniones en contra de Israel.
La pregunta que cabe hacer es si sucede por omisión y por no tomarse el trabajo de reportar ambas fuentes; o responden a algún otro interés que pretende demonizar a Israel.
Le pedimos que por favor comparta este artículo para que la información veraz llegue a la mayor cantidad de personas.
Manténgase atengo a sus medios locales para observar cómo informar sobre Israel.