Ola de Terror Palestino: Titulares Terribles

Comunicado del 15 de Octubre del 2015

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por SImon Plosker.


¿Son realmente responsables los palestinos de los ataques terroristas?

Según The Australian, de lo que tenemos que tener cuidado es de los buses y autos:



Traducción: Ataques de bus y auto en Jerusalén dejan muertos y heridos.

Mientras tanto, para Sky News es la propio Jerusalén la atacante. La palabra “palestino” ni siquiera está incluida en el subtitular:


Traducción: Policía Israelí: Ataques De Jerusalén Matan A Tres

Violencia fresca en Jerusalén deja varios heridos, incluyendo un ataque en un bus con cuchillo y pistola.

The Independent publica un titular que, para los desinformados, suena como si Israel es el atacante: 


Traducción y NR: Ataques Israel – (se puede interpretar como ‘ Israel Ataca’): Pistolas, carros y cuchillos son las nuevas armas de la guerra en Jerusalén.

Los titulares de arriba son sintomáticos de una tendencia donde los palestinos son excluidos de los ataques terroristas que inician. En vez de eso, incluyen objetos inanimados y/o lugares geográficos para esconder la verdad – Los palestinos atacan israelíes.

¿Qué necesitan los medios para comunicar las cosas tal cual son?

Ola de Terror en Israel: Impactantes titulares de la BBC

Hemos compilado para Ud. los artículos que han publicado nuestros amigos de HonestReporting sobre la BBC.

 

Dos hombres israelíes fueron asesinados a cuchillazos en la Antigua Ciudad de Jerusalén el pasado sábado. Las fuerzas de seguridad mataron al atacante palestino cuando éste abrió fuego contra ellos. La esposa e hijo de dos años de una de las víctimas también salieron heridas.

¿Cómo reportó BBC inicialmente este ataque?


Traducción: Palestino disparado a muerte luego de ataque en Jerusalén donde dos murieron.  

Nótese cómo el foco principal de este titular es la muerte del palestino quien fue ‘disparado a muerte’, convirtiendo al terrorista en víctima muy eficientemente.

¿Y qué es exactamente un “ataque en Jerusalem”? Las ciudades no atacan a las personas. En este caso, la BBC no le otorgó su merecida responsabilidad a un palestino, así como tampoco indicó que las víctimas reales del ataque fueron dos judíos israelíes.

Molesto, sí. Sorpresivo, no. La BBC tiene un historial de publicar titulares donde santifican a los terroristas al punto en que objetos inanimados como una motosierra “cobran vida  y son los responsables de matar israelíes.

Mientras eventualmente cambiaron el titular a causa del gran escándalo en las redes sociales, es muy aterrador y molesto que inicialmente publiquen algo así.

LAS VIDAS ISRAELÍES IMPORTAN – FIRME ESTA PETICIÓN PARA BBC


Exigimos a la BBC la publicación de una disculpa y que tome las medidas necesarias para prevenir que vuelva a ocurrir. Los titulares que describen ataques terroristas deben indicar claramente quiénes son los terroristas y quiénes son las víctimas.

Por favor, firme nuestra petición para la BBC y ayúdenos a hacerles saber que las vidas israelíes importan.

Le pedimos que haga clic aquí y complete los datos que se requieren en el campo de color café. 

A continuación les ofrecemos en español el texto que HonestReporting ha publicado.

Para el editor de BBC:

Su titular “Palestino disparado a muerte luego de ataque en Jerusalén donde dos murieron” del 3 de octubre es escandalosamente inexacto. Reconocemos que el titular fue eventualmente modificado, pero el daño ya lo habían hecho. El enfoque del titular original era la muerte del atacante palestino. Todos los que vieron eso en la página de BBC podrían entender que el terrorista de Hamas fue la víctima.

Este es un error inaceptable. Exigimos que la BBC publique una disculpa y tome las medidas para prevenir que vuelva a ocurrir. Los titulares que describen ataques terroristas deben indicar claramente quiénes son los terroristas y quiénes son las víctimas.

Las vidas israelíes sí importan.

Sinceramente,

Ataques terroristas en Israel este último mes

Comunicado del 13 de Octubre del 2015
Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores
Esta es la lista de los principales ataques terroristas contra civiles israelíes que se han llevado a cabo desde el Año Nuevo Judío (13 de septiembre de 2015) hasta ahora. Se trata de una lista parcial que no incluye los ataques terroristas frustrados por las fuerzas de seguridad ni los muchos lanzamientos de cócteles molotov y piedras que no han tenido como consecuencia lesiones de gravedad.
13 de septiembre
En Jerusalén un ataque con piedras a un coche la víspera del Año Nuevo provocó la muerte del conductor, Alexander Levlovitz. Cuatro jóvenes palestinos fueron arrestados.
 
1 de octubre
Cerca de Nablús en Samaria el rabino Eitam Henkin de 31 años y su esposa Naama de 30 fueron asesinados a disparos en su coche, mientras viajaban con sus cuatro hijos pequeños de 9, 7, 4 años y 9 meses de edad. Las fuerzas de seguridad arrestaron a los miembros de la célula de Hamás responsable del ataque.
 
3 de octubre
En Jerusalén dos personas fueron asesinadas en la Puerta de los Leones. Aharon Banita-Bennet de 22 años fue apuñalado hasta la muerte mientras se encaminaba al Muro Occidental en la Ciudad Vieja el sábado por la tarde con su esposa y sus dos hijos pequeños. Su esposa y su hijo de dos años también resultaron heridos. El rabino Nehemia Lavi, padre de siete hijos, que acudió en ayuda de la familia Banita-Bennet, fue atacado y apuñalado también hasta la muerte. La policía disparó y mató al atacante.
 
4 de octubre
En Jerusalén Moshe Malka de 15 años fue herido por apuñalamiento mientras se encaminaba a rezar al Muro Occidental. El terrorista murió a consecuencia de los disparos de las fuerzas de seguridad.
 
7 de octubre
En un centro comercial de Petach Tikva un hombre resultó herido en un ataque con arma blanca. El hecho de que el cuchillo se rompiera evitó que se produjeran más víctimas. Los transeúntes detuvieron al terrorista.
 
En Gush Etzion, en Judea, al sur de Jerusalén, una mujer de 38 años, que conducía saliendo de su casa, fue atacada por árabes que le lanzaron piedras y trataron de sacarla de su coche. La mujer, con heridas leves, logró cerrar la puerta del coche y escapar.
 
En Jerusalén una mujer palestina de 18 años apuñaló a un hombre judío de 36 años en la Puerta de los Leones de la Ciudad Vieja. La víctima que resultó con heridas leves, disparó e hirió a la terrorista.
 
En Kiryat Gal, al sureste de Tel Aviv, un terrorista apuñaló a un soldado de las Fuerzas de Defensa de Israel y le arrebató su arma. Con ella corrió a un apartamento cercano donde forcejeó con una mujer que regresaba a su casa. Ella logró escapar y la policía mató al terrorista.
 
8 de octubre
En Tel Aviv una mujer soldado y otras tres personas fueron apuñaladas. El terrorista murió a causa de los disparos.
 
En Jerusalén un estudiante de yeshivá de 25 años fue gravemente herido y otro hombre lo fue levemente en un ataque con apuñalamiento cerca del tren ligero. El terrorista de 19 años fue arrestado.
 
En Kiryat Arba, cerca de Hebrón, al sur de Jerusalén, un hombre fue gravemente herido en un ataque con apuñalamiento. La víctima fue evacuada al hospital de Jerusalén y el terrorista logró escapar.
 
En Afula, en Galilea, un soldado fue gravemente herido en un ataque con apuñalamiento. El terrorista fue inmediatamente capturado.
 
9 de octubre
En Samaria, al norte de Jerusalén, cinco israelíes, tres de ellos niños, fueron heridos levemente cuando atacaron su coche con piedras.
 
En Jerusalén, en la calle Shmuel HaNavi, un niño judío de 16 años fue golpeado y apuñalado, resultando herido leve. El atacante de 18 años de Hebrón en Cisjordania fue capturado por la policía.
 
En Kiryat Arba un terrorista apuñaló a un agente de la policía de 47 años e intentó quitarle su arma. Otros agentes le dispararon.
 
En Afula una mujer terrorista trató de apuñalar a un guardia de seguridad en la estación central de autobuses. Fue disparada y herida.
 
10 de octubre
En Jerusalén durante la mañana de Shabat un árabe de 16 años apuñaló a dos hombres judíos de aproximadamente 60 años de edad cerca de la Puerta de Damasco dejándolos levemente heridos. El terrorista después atacó a oficiales de la policía de fronteras que le dispararon y mataron.
 
En Jerusalén en la Puerta de Damasco un palestino de 19 años de Shuafat apuñaló a dos oficiales de policía. Los policías que estaban en la zona le dispararon y mataron, y accidentalmente hirieron a otro agente. Los dos primeros policías se hallan en estado grave.
 
En Jerusalén, en la calle Shmuel HaNavi, un conductor de autobús fue herido  levemente por las piedras que lanzaron contra su autobús.
 
En Gush Etzion al sur de Jerusalén una mujer de 53 años  fue herida por los cristales que se rompieron debido al lanzamiento de piedras contra su vehículo.
 
11 de octubre
En Maaleh Adumim en la carretera de Jerusalén un oficial resultó herido leve cuando intentó hacer estacionar en el arcén a un conductor sospechoso. La conductora activó un artefacto explosivo. Se encontraron en el vehículo unos contenedores de gas y la terrorista resultó herida.
 
En Tzomet Alon al norte de Israel 4 personas resultaron heridas en la estación de autobuses en un ataque combinado de apuñalamiento y atropellamiento con coche. Una soldado de 19 años se encuentra en situación crítica. Una niña de 15 años en situación moderada y dos hombres de 45 y 20 años con heridas leves. Los terroristas primeramente embistieron su coche contra dos de las víctimas y después salieron de él y comenzaron a apuñalar. El terrorista de 20 años de Umm el Fahm al norte de Israel fue arrestado gracias a la ayuda de los transeúntes.
 
12 de octubre
En Jerusalén, tras un ataque frustrado con apuñalamiento en la Puerta de los Leones en la Ciudad Vieja, un terrorista de 18 años fue disparado y resultó muerto.
 
En Jerusalén en Ammunition Hill al norte de Jerusalén un policía fue apuñalado por una mujer terrorista de 16 años. Los policías lograron reducirla y fue evacuada al hospital.
 
En Jerusalén, en Pisgat Zeev al norte de Jerusalén, dos terroristas, ambos adolescentes, apuñalaron de gravedad a un hombre de 25 años y a un niño de 13 mientras iban éstos en bicicleta. La policía disparó y mató a uno de los terroristas y capturó al segundo. El niño está en situación crítica.
 
En Jerusalén a las 8 de la tarde cerca de la entrada de la ciudad un terrorista en un autobús apuñaló a un soldado de 19 años y trató de quitarle su arma. Tras el forecjeo el terrorista fue abatido y muerto por un oficial de policía.
 
13 de octubre
En Ra’anana al noreste de Tel Aviv hubo dos ataques con apuñalamiento con una diferencia de una hora. El primero en una parada de autobús en la calle principal donde un hombre de 32 años sufrió heridas. El atacante de Jerusalén Este fue detenido por los transeúntes y retenido hasta que llegó la policía.
 
El segundo ataque resultó con una persona gravemente herida y tres con heridas leves. El terrorista fue arrestado.
 
En Jerusalén dos terroristas abrieron fuego y apuñalaron a los pasajeros de un autobús público al sur de Jerusalén a las 10 de la mañana. Dos pasajeros de 60 y 45 años fueron asesinados, 15 resultaron heridos, muchos de los cuales se encuentran en estado grave. Un terrorista fue muerto y el otro fue detenido por la policía.
 
En Jerusalén un terrorista con un coche embistió contra las personas que estaban en una parada de autobús en la calle Malkhei Yisrael en Makor Baruch, un vecindario religioso, y apuñaló a quienes allí estaban. Una persona resultó muerta y cinco más heridas. El atacante ha sido detenido.
 
Hamás elogió estos ataques diciendo que son “un mensaje para cualquiera que dañe nuestros lugares sagrados”.

Notoriamente sesgado: Informe de la ONU sobre los Crímenes de Guerra de Israel y Gaza

Comunicado del 24 de Junio del 2015 

Artículo traducido por ReporteHonesto  de Breaking Israel News.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU (UNHRC por sus siglas en inglés) publicó su informe sobre el conflicto del verano del 2014 entre Israel y Hamas el lunes último. El informe se dirige a todas las partes del conflicto, pero se centró mucho más en particular sobre las acciones israelíes.

Aunque no va tan lejos como para hacer acusaciones directas de crímenes de guerra contra Israel, el informe concluyó que ambas partes en el conflicto “pudieron haber cometido crímenes de guerra”. El informe atrajo críticas por tendencias implícitas y estructurales.

El informe de Mary McGowan Davis fue criticado inmediatamente por oficiales israelíes y observadores del controversial panel, poniendo en duda el mandato de la comisión y el sesgo inherente al UNHRC.

Según el UNHRC, la comisión esta encargada de investigar “todas las violaciones del derecho internacional humanitario y del derecho internacional de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental, en particular en la Franja de Gaza, en el contexto de las operaciones militares llevadas a cabo desde el 13 de junio del 2014, ya sea antes, durante o después “.

“Este informe nació en pecado”, dijo el Fiscal Yifa Segal, directora del Foro Internacional Jurídico, a la Agencia de Noticias Tazpit. “Desde su creación, el propio tenor del mandato presupone culpabilidad israelí y dirige la investigación para centrarse en la acción de Israel y no en las acciones de Hamas.”

“Sin mencionar que es fácticamente engañoso, ya que la franja de Gaza no ha estado bajo ocupación israelí desde el verano del 2005”, añadió Segal.

Haciéndose eco de este sentimiento, el comunicado de prensa oficial realizado por el Ministerio israelí de Asuntos Exteriores (MFA por sus siglas en inglés), señala que todo el proceso que condujo a la elaboración del informe fue motivado políticamente y erróneo moralmente. El MFA declaró: “Este informe fue encargado por una institución notoriamente tendenciosa, dando un reporte obviamente sesgado, e inicialmente encabezado por un presidente sumamente parcial, William Schabas.”

Segal se explayó sobre el asunto. “A pesar de que este informe actual ya no lleva el nombre Schabas en él, es importante entender que encabezó la comisión a través de todo el progreso de trabajo crítico antes de ser forzado a renunciar debido a un conflicto de intereses. Por lo tanto, el resultado del informe todavía lleva sus huellas digitales en él y está contaminado por su parcialidad “.

“El Foro Internacional Jurídico, así como muchas otras organizaciones no gubernamentales han denunciado la clara parcialidad de Schabas y sus tendencias ante la UNHRC. Escribimos y solicitamos a la ONU sobre el problema moral y la ilegitimidad y falta del debido proceso de tal comisión” dijo Segal. “Sin embargo, el UNHRC ni siquiera tomó en cuenta nuestras solicitudes,  sin impedir las acciones de Schabas.”

Uno de los problemas planteados por los críticos del informe es el rechazo por parte de la comisión de diferenciar grupos nombrados como civiles en lugar de terroristas. Utilizando el vago término “Grupos Armados Palestinos”, la comisión los separa de facto de la Autoridad Palestina y de Hamás, la organización designada internacionalmente como terrorista, que gobierna en Gaza, y les quita responsabilidad y culpabilidad a las acciones cometidas por esos grupos bajo su supervisión y control.

En una sección del informe, la comisión nombra a uno de estos “grupos” como responsable de ataques deliberados contra civiles israelíes, por su propia admisión. Sin embargo, el informe falla al no reiterar y explicar que dicho grupo, las Brigadas Al-Qassam, son un órgano oficial de Hamas.

Uno de los puntos principales que el informe hace contra Israel cuestiona la legalidad de los ataques por parte de las FDI contra edificios residenciales. Ignorando por completo las circunstancias atenuantes, ya que aquellos edificios eran utilizados por los líderes militares de Hamas y por los grupos armados como puntos de lanzamiento en contra de civiles, el informe minimiza extremadamente el papel que Hamas jugó en la prevención a que los civiles abandonen estos objetivos, a pesar de las múltiples advertencias israelíes.

“El informe absuelve implícitamente a Hamas de terrorismo, al tiempo que asienta todo el peso únicamente en Israel. ¿Cómo es que no tendencioso? ” pregunta Segal.

“Israel se está siendo evaluado a un nivel mucho mas alto que cualquier otro país en el mundo, un nivel imposible. Un estándar que ni siquiera está en conformidad con las exigencias del derecho internacional y su aplicación en cualquier otro conflicto armado en el mundo”, explicó.

El coronel Richard Kemp, ex comandante de las fuerzas británicas en Afganistán y reciente miembro de un grupo internacional de alto nivel de expertos en derechos militares e internacionales que llevaron a cabo una investigación independiente sobre las acciones de Israel durante Margen Protector, dijo anteriormente a la Agencia de Noticias Tazpit que los “gobiernos internacionales y organizaciones como la ONU fueron distorsionando intencionalmente la interpretación de las normas de conflicto armado con el fin de difamar a Israel. “

“[Los expertos militares] se sorprendieron entonces, al encontrar toda la extensión de la realidad – que Israel en realidad va más allá que la mayoría para atenerse a la ley internacional y proteger a los civiles no involucrados”, dijo Kemp.

El informe señaló positivamente las medidas adoptadas por Israel para investigar las presuntas violaciones del derecho de los conflictos armados por el ejército israelí durante la Operación Margen Protector y sobre lo que su sistema brindó en las investigaciones sobre el cumplimiento de las normas internacionales. Sin embargo, el informe señala que las fallas en el sistema de Israel permanecen.

Por otro lado la comisión llegó a la conclusión de que las investigaciones de las autoridades palestinas son lamentablemente inadecuadas, a pesar de las denuncias de violaciones del derecho internacional humanitario por parte de los actores palestinos, dejando a las víctimas israelíes, sin un recurso efectivo. Con respecto a las autoridades locales en Gaza, ningunas medidas parecen haber sido adoptadas para garantizar investigaciones efectivas sobre las acciones de los grupos armados palestinos.

Además, la organización de derechos humanos, Amnistía Internacional, publicó sus propios informes sobre la operación Margen Protector, llegando a la conclusión de que las autoridades palestinas y los grupos armados en Gaza son responsables de más violaciones y negaciones de derechos humanos, incluyendo muerte extrajudicial, que Israel.

Mientras que la comisión estaba al tanto de los resultados de los informes, e incluso utilizó partes de los informes de Amnistía Internacional en su propia investigación, ignoró y no presentó las conclusiones de Amnistía en todo el ámbito de la culpabilidad palestina y la rendición de cuentas por las muertes de civiles palestinos y violaciones de los derechos humanos por parte de grupos Palestinos, principalmente Hamás y sus Brigadas Al-Qassam.

“Amnistía plantea una profunda cuestión humanitaria, en relación directa con el conflicto del verano del 2014. Sin embargo, su ausencia en el informe del UNHRC es clara y preocupante”, dijo Segal.

“El mandato sesgado y calumnioso, que presupone la culpabilidad de Israel, la imparcialidad y posterior expulsión de Schabas, todos ellos están conectados y son como un hilo conductor a través de la actividad de la comisión y su posterior informe”, dijo Segal. “Estos elementos contaminan la credibilidad y la parcialidad de cualquier informe que podría haberse publicado. Y el propio informe de hecho verifica estas afirmaciones por ser extremadamente parcializado”.

Rompiendo el Silencio: un intermediario para las fuentes anónimas

Comunicado del 5 de Mayo del 2015 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Simon Plosker.

Demasiado a menudo, cuando se trata de informar sobre Israel y los palestinos, el uso de “testigos presenciales” sin verificar o fuentes anónimas son una característica de las historias de los medios, especialmente aquellos que tienen un impacto negativo en Israel.

Y así es con una historia relativa a la organización Breaking the Silence (Rompiendo el Silencio), que ha publicado una colección de testimonios de los soldados de la guerra de Gaza del año pasado. Está siendo cubierta ampliamente por los medios de comunicación internacionales, como CNN, BBC, NPR, The Guardian, Daily Telegraph, Sydney Morning Herald, The Independent (enlaces uno y dos), Financial Times (haga clic a través de Google News), y el London Review of Books (por el izquierdista radical profesor israelí Neve Gordon).  Reuters, por ejemplo, escribe:

Israel infligió “daño masivo y sin precedentes” a los civiles palestinos en la guerra de 2014 en Gaza con fuego indiscriminado y reglas laxas de compromiso, dijo un informe el lunes, citando testimonio dado por decenas de soldados anónimamente.

El informe de 237 páginas realizado por el grupo de defensa israelí Breaking the Silence describió cómo las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dejaron franjas de devastación después de que invadieron Gaza en julio pasado con el objetivo declarado de detener el lanzamiento de cohetes de Hamás fuera del enclave.

“Estábamos disparando sin propósito durante todo el día. Hamas no estaba a la vista “, según fue citado un sargento del tanque.

El grupo dijo que su hallazgo echa “serias dudas sobre la ética de la FDI”.

Pero ¿qué pasa con la ética periodística deformada detrás de la notificación de esta historia? Es evidente que la historia de Rompiendo el Silencio se basa totalmente en testimonios anónimos. En esencia, los medios de comunicación están utilizando a Rompiendo el Silencio como un intermediario para evitar la debida diligencia en las fuentes.

El informe de Rompiendo el Silencio no cumple con los estándares aceptados que los propios periodistas aplican a sus propios informes.

Y qué decir sobre las motivaciones de Rompiendo el Silencio? Como el periodista Jake Wallis Simons relató en 2013 cuando él llevó a cabo entrevistas con el personal de esta organización:

Fue sólo una corazonada al principio. Pero más tarde, el sesgo de la organización se hizo más claro. Durante un descanso entre las entrevistas, le pregunté a Yehuda Shaul, uno de los fundadores de la organización, cómo se financia el grupo. Fue con cierta sorpresa que me enteré de que el 45 por ciento de ella es donado por los países europeos, entre ellos Noruega y España y la Unión Europea. Otros donantes incluyen UNICEF, Christian Aid y Oxfam GB. Para mí esto parecía potencialmente problemático.

Como es el caso en todas las democracias, las FDI es un órgano del Estado, no un ‘tomador de decisiones’ político. Si el objetivo de Rompiendo el Silencio era simplemente limpiar al ejército israelí, no sería tan problemático. En cambio, el objetivo es “poner fin a la ocupación” y sobre esta base se aseguró su financiación.

Parecía, pues, que estos ex soldados, algunos de los cuales reciben sueldos de Rompiendo el Silencio, fueron motivados por las preocupaciones financieras y políticas para promover una agenda pro-palestina. No estaban simplemente diciendo la verdad acerca de sus experiencias. Estaban bajo presión para obrar.

De hecho, más tarde descubrí que ha habido muchas denuncias en el pasado sobre que los miembros de la organización fabricaron o exageraron sus testimonios.

La ONG Monitor también toma nota de las donaciones de gobiernos y ONGs extrajeras que financian la última publicación de Rompiendo el Silencio, y expone:

Contrariamente a la afirmación de Rompiendo el Silencio que “el contenido y las opiniones en este folleto no expresan la posición de los proveedores de fondos,” la investigación de la ONG Monitor revela que una serie de proveedores de fondos hizo sus subvenciones condicionadas a la organización para la obtención de un número mínimo de “testimonios” negativos. Esto contradice las declaraciones de Rompiendo el Silencio y por lo tanto lo convierte en una organización que representa el interés de sus donantes extranjeros, dañando gravemente la fiabilidad de la ONG y su capacidad para analizar situaciones de combate complicadas.

Usted puede leer el análisis inicial de la ONG Monitor sobre la publicación de Rompiendo el Silencio aquí, el cual expone algunos defectos graves.

Pero esto no ha impedido que los medios confíen en testimonios anónimos para afirmar la culpabilidad israelí. Como HonestReporting previamente ha señalado en relación con fuentes anónimas, la falta de transparencia plantea dudas acerca de la calidad del periodismo y la confianza en el periodista. Es un acto de fe.

En este último caso, la ética periodística parece ser secundaria.

Distorsión de las noticias sobre el Terror en Jerusalén

Comunicado del 26 de Noviembre del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto, de HonestReporting, escrito por Cherryl Smith

Algunas frases inexactas y distorsionantes se pueden corregir fácilmente. Tras las quejas, CNN editó y se disculpó por el completamente falso título, “Ataque mortal en la mezquita de Jerusalén” y el inquietante y engañoso “4 israelíes, dos palestinos muertos en Jerusalén.”  

Pero, las distorsiones sistemáticas a través de las cuales los medios de comunicación ven a Israel son mucho más difíciles de cambiar.

En un momento de impaciencia y franqueza, una reportera de la BBC interrumpió una breve entrevista al miembro de la Knesset, Naftali Bennett, acerca de la masacre horrible ocurrida esa mañana contra los rabinos Moshe Twersky, Avrahm Goldberg, Arye Kopinsky y Kalman Levine mientras estaban rezando en la sinagoga de Jerusalén:

No queremos ver realmente esa imagen, podría bajarla?.

La BBC prefirió no “ver realmente” ni mostrar a sus espectadores una víctima del terror envuelto en su talit y tefilín yaciendo en un suelo salpicado de sangre después de que dos palestinos habían irrumpido en la sinagoga, disparado a gente a quemarropa, y atacado con hachas y cuchillos.

No podemos saber lo que había en la mente del periodista; sabemos por el análisis de cómo Israel se formula a menudo en grandes medios de comunicación estadounidenses y británicos, que la reportera más probablemente estaba tratando de continuar con su historia.

Es decir, ella no quería o necesitaba ver la foto de Bennett ya que el contexto de su historia ya estaba en su lugar. La historia del terror Har Nof sería alrededor de “tensiones de ebullición” en Jerusalén y “venganza”.

Cuando los terroristas asesinan a los israelíes, los medios de noticias prestigiosos a menudo empaquetan al terrorismo en familiares y falaces líneas de la historia. La atención del lector es conducida lejos de la violencia actual y hacia las características de los encuadres noticiosos predecibles: en este caso en la falsa analogía de un “ciclo de violencia”  y la imagen de Israel como el “matón del barrio” de la región. 

De hecho, la BBC explica sus malas interpretaciones  en un Resumen  de “fondo“: “Ataque a Sinagoga: Meses de tensión y ataques de venganza” entre otros errores, simplemente dejan afuera los misiles disparados por parte de Hamás contra los civiles de Israel, como un catalizador de la guerra del verano pasado.

En su galería de fotos de la masacre de la sinagoga, la Associated Press no incluye una sola imagen de la propia devastación, aunque muchas de estas fotografías estaban disponibles de parte de las agencias de noticias israelíes y en los medios de comunicación social. Por el contrario, la BBC y la AP no se dudaron en publicar imágenes gráficas durante la guerra de Gaza. De hecho, parecían buscar a las víctimas, repitiendo sin cesar escenas de Gaza.

Estas líneas argumentales se construyen a partir de las distorsiones. No importa todo el apoyo que reciben los terroristas de parte de los líderes palestinos, o de otros países, y por parte de grupos específicos que patrocinan los asesinatos, los perpetradores parecen ser individuos aislados contra el poderoso Estado de Israel.

Y extrañamente, el asesinato de Judíos rezando en una sinagoga o israelíes esperando en una parada de autobús se iguala con las muertes resultantes de los propios terroristas. El titular de CNN, “4 israelíes, palestinos 2 muertos …” alude a este patrón. 

En el New York Times

Alcanzó a 11 el número de israelíes – incluyendo un bebé, un soldado y un policía fronterizo – asesinados en el mes pasado.

En el mismo período, las fuerzas de seguridad israelíes mataron a un ciudadano palestino de Israel que se había acercado a su automóvil con un cuchillo, lo que desencadenó días de disturbios; mató a dos conductores que embistieron sus coches entre los peatones en Jerusalén; y mató a un sospechoso en un intento de asesinato …

La frase, “en el mismo período de tiempo“, sugiere que ha habido asesinatos en ambos lados. Pero la muerte de terroristas – aquí llamados “conductores”- ocurrieron porque estaban en actos de asesinato contra personas al azar -. Los otros altercados se incluyen para reforzar el ciclo de la línea de su historia.

Al igual que la BBC, el New York Times pone en claro su punto de vista en su propio análisis de noticias que incluye esta afirmación sin apoyo (e inapoyable): 

extremistas de ambas partes parecen estar actuando cada vez más fuera del control de los líderes israelíes y palestinos.

El quinto israelí muerto en Har Nof era sargento de Policía, Zidan Saif, un miembro de la comunidad drusa. Él murió en un tiroteo con los terroristas mientras heroicamente protegía a colegas israelíes. Miles de drusos y judíos israelíes asistieron a su funeral. Una reunión interreligiosa se celebró fuera del complejo de la sinagoga Har Nof en la que judíos, cristianos y clérigos musulmanes denunciaron el terror existente en Jerusalén.

Hay muchas otras historias en Israel que las que nos hemos acostumbrado a ver en la prensa.

Resbalón freudiano de CNN

Comunicado del 26 de Noviembre del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de Times Of Israel, escrito por Izzy Lemberg

En un ataque terrorista violento en Jerusalén esta semana, dos hombres palestinos irrumpieron en una sinagoga llevando hachas y pistolas. Momentos más tarde, cuatro judíos estaban muertos y la sinagoga era un baño de sangre. Un policía de Israel más tarde sucumbió a sus heridas, sumando un total de cinco muertos.

Si la cobertura de la Operación de Margen Protector del verano pasado mostró un caso claro de sesgo de los medios de comunicación en contra de Israel, la información sobre el ataque terrorista horripilante de esta semana alcanzó un nuevo nivel de mala praxis por parte de los medios.

En una metedura de pata grave, la CNN publicó un titular reportando que una mezquita fue atacada, no una sinagoga. No es una coincidencia que la CNN mostrara una historia 100% equivocada en sus informes iniciales. Uno no tiene que cavar profundamente en el subconsciente para preguntarse cómo sucedió esto; CNN tenía en el cerebro una masacre en una mezquita por parte de los israelíes. No fue simplemente un error, fue un lapsus freudiano.

CNN también corrió el siguiente titular: “4 israelíes,  2 palestinos muertos en Jerusalén”, que equipara a las víctimas inocentes con los carniceros que los mataron.

De acuerdo con la página de Facebook del alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, cuya imagen apareció con el gráfico de la mezquita mientras era entrevistado por la CNN, estaba tan molesto por la cobertura de la CNN que él llamó la red y exigió una explicación. CNN se disculpó con Barkat y posteriormente emitió una disculpa pública. CNN también dijo que llevaría a cabo una investigación interna para tratar de llegar al fondo de lo que realmente ocurrió. Buena suerte con eso.

Claro, la CNN se disculpó pero el daño causado de que millones de espectadores de todo el mundo fueran engañados sobre este horrible ataque ya estaba hecho.

La cobertura distorsionada a través de los medios de comunicación occidentales continuó, como algunas agencias de noticias deliberadamente dejaron fuera el hecho de que los palestinos eran responsables de los asesinatos violentos en la Sinagoga Har Nof. Hay algo en el aire que respiran estas agencias de noticias que les convence de que Israel es automáticamente culpable, no importa cuáles sean los hechos.

El CBC usó este titular: “policía de Jerusalén fatalmente disparó a 2 después de aparente ataque a sinagoga”.

The Guardian recibió un cable de Reuters que decía: “los palestinos matan a cuatro en ataque a la sinagoga de Jerusalén. Pero el sitio web de The Guardian cambió el titular dejando fuera la palabra ‘palestinos’ por completo: “Cuatro adoradores muertos en ataque en sinagoga de Jerusalén “

Nora O’Donnell, de CBS, dijo que el ataque ocurrió en un “lugar religioso impugnado” cuando en realidad Har Nof es una sinagoga en Jerusalén Oeste en un barrio ultraortodoxo 100%. Para que esta historia alcanzara su mal información, ni el que la escribió ni el que la copió se tomaron el trabajo de corroborar los datos, o será que la atmósfera en la sala de redacción está tan completamente corrompida por el odio a Israel que estaban dispuestos a sabotear su propia credibilidad. ¿Son estos realmente errores? O se trata de maldad?

Más tarde esa mañana, cuando el ministro de Economía Naftali Bennett mostró una foto de una de las víctimas judías del ataque, la BBC le pidió que no la mostrara, provocando que el periodista británico Jake Wallis Simons tuitera:

“BBC se niega a mostrar la imagen de feligrés judío asesinado. No tuvieron problema con los habitantes de Gaza muertos, que yo recuerde”.

La BBC ha alcanzado un nuevo nivel de hipocresía y negación. Durante la Operación de Margen de Defensa del verano pasado, los espectadores de la BBC fueron invitados a un desfile de imágenes de niños inocentes heridos en Gaza,  con muchas fotos que más tarde se demostraron no sólo ser de fuentes dudosas, si no que en muchos casos adulteradas o del conflicto en Siria. Fotos de víctimas judías sin embargo, no son aptas para el aire.

Como periodista de toda la vida, viendo la cobertura de noticias de este terrible acontecimiento, me hizo sentir totalmente derrotado. El hecho de que tantas organizaciones de noticias se equivocaron me indica que esto no es una cuestión de error casual, esta es la Gran Mentira en acción.

Ataque Terrorista en Jerusalem: Titulares Erróneos

Comunicado del 23 de Octubre del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Simon Plosker

El miércoles por la noche, un palestino condujo deliberadamente su automóvil contra una multitud de personas que desembarcan del tren ligero de Jerusalén, matando a un bebé de tres meses e hiriendo a varios más, en lo que era claramente un ataque terrorista. 

Los informes iniciales producen algunos  impactantes titulares defectuosos. Tomemos el primer titular de la Associated Press, que ha causado indignación generalizada: 

 

Traducción: Policía israelí le dispara a un hombre al este de Jersualem.

Policía israelí dice que le disparó a un hombre cuyo carro se estrelló en una concurrida estación de tren al este de Jesusalem, en lo que sospecha pudo ser un ataque intencional.

 

La AP cambió el título dentro de la hora y finalmente, llegó al más exacto, “Palestino mata a bebé en estación de Jerusalén” indica que el servicio de cable reconoció que se había equivocado con su titular inicial. Pero la AP sigue siendo responsable por el inmenso daño que este titular puede causar. Por ejemplo, mientras que AP puede haber actualizado su titular, ¿qué pasa con aquellos medios de comunicación que no tuvieron ningún reparo en mantener el original, como el medio turco Daily Sabah

 

Traducción:  Policía israelí le dispara a un hombre al este de Jerusalem.

HonestReporting se ha contactado directamente con la oficia de AP en Jerusalén para pedir una explicación y esta fue la respuesta: 

El título en cuestión fue de corta duración, escrito cuando eran escasos los detalles  de qué había sucedido. El titular fue reemplazado en poco más de media hora mientras la AP continuó publicando actualizaciones sobre el incidente, el conductor y la víctima. La versión final de la historia, y su titular, dejó en claro lo que había sucedido. 

Si AP corrigió su error, entonces el tratamiento de la francesa Agence France Presse del ataque terrorista es potencialmente aún peor en comparación. Unas 17 horas después de su primer informe al momento de esta escritura, la AFP continúa con su titular en circulación: 

Traducción: Dice la policía: conductor en Jerusalem fue disparado luego de atropellar civiles.

 

Entonces, para la AFP, todavía se trata de un conductor más que de acciones de un terrorista. Mientras la AP cometió un error similar, fue, por lo menos, corregido. La inacción de la AFP es indicativo de un medio de prensa que aparentemente no tiene problemas con exponer sus tendencias anti Israel. De hecho, la AFP tiene antecedentes.  Comparando lo anterior con el titular del acto terrorista del mes de Julio del 2008, cuando el conductor palestino de una excavadora chocó contra un autobús israelí en Jerusalén: 

Traducción: Dice la policía: conductor de excavadora en Jerusalem recibió disparo mortal.

Otra cadena reincidente es la BBC. De manera típica, la BBC no puede permitirse atribuirle a un palestino la responsabilidad del ataque terrorista:

Traducción: Nueve resultan heridos al impactar un automóvil contra peatones en estación de Jerusalem.

Mientras que quedaba perfectamente claro que no se trató de un simple accidente de tráfico, la BBC continuó haciendo hincapié en el vehículo, por sobre el conductor, incluso cuestionando si se trató de un acto deliberado al utilizar comillas en el término “ataque”:

Traducción: “Ataque” de automóvil en Jerusalem mata a bebé en estación de tren.

Un vistazo a la cobertura anterior de la BBC de los ataques terroristas de la excavadora, como en el caso de la AFP, revela una tendencia constante. Observe la evolución de estos titulares de la BBC de un ataque con excavadora en marzo del 2009: 

Traducciones: Conductor de tractor disparado en Jerusalem. Conductor de excavadora disparado en Jerusalem. “Nuevo alboroto con excavadora” en Jerusalem. “Nuevo ataque con excavadora” en Jerusalem.

Y lo mismo ocurrió sólo semanas antes de eso. 

En todos los casos, incluido el último, los titulares de la BBC cuestionan si fue un ataque terrorista y ponen el énfasis en la responsabilidad en un vehículo en lugar de un palestino al volante. 

Todas las anteriores demuestran un encuadre de un incidente. En el caso del ataque terrorista del último miércoles, en el que la AFP y la BBC no pudieron o no quisieron ir más allá de su forma de pensar inicial mientras la información se hizo más clara,  una vez más expone la profunda patología anti-Israel de estas organizaciones de noticias. 

El New York Times publica declaraciones no corroboradas de hijo de oficial de Hamás

Comunicado del 26 de Agosto del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Simon Plosker

A modo ilustrativo del continuo sesgo anti Israel del New York Times, un artículo que se parece más a propaganda que a periodismo genuino:

Un adolescente palestino dice que los soldados israelíes lo detuvieron durante cinco días el mes pasado, obligándolo a dormir con los ojos vendados y esposado en su ropa interior y buscar y excavar en busca de túneles en Khuza’a, su pueblo cerca de la frontera oriental de Gaza, que fue casi destruida en los combates. 

El adolescente, Ahmed Jamal Abu Raida, dijo que los soldados asumieron que estaba conectado a Hamás, el grupo militante islámico que domina Gaza, lo insultaron a él y a Allah y amenazaron a azuzar a un perro en él. 

“Mi vida estaba en peligro”, dijo Ahmed, 17 años, dijo en una de dos largas entrevistas el jueves y viernes. Cómo soldados lo hicieron caminar delante de ellos por el barrio y revisar casas en busca de túneles, añadió, “En cada segundo, iba a lo desconocido.” 

Sus afirmaciones de acciones que violarían tanto el derecho internacional y una sentencia del Tribunal Supremo de Israel de 2005, no pudieron ser corroboradas de forma independiente; el padre de Ahmed, Jamal Abu Raida, quien ocupó un alto cargo en el Ministerio de Turismo de Gaza bajo el gobierno controlado por Hamás, dijo que la familia se olvidó de tomar fotografías que documentan los abusos en su alegría por el regreso del joven, y se despojó de la ropa que se le dio al ser puesto en libertad. 

Hasta ahora, nos suenan varias alarmas:

  1. La historia no puede ser corroborada de forma independiente. 
  2. El padre de la presunta víctima es un funcionario de alto rango de Hamás. 
  3. No hay evidencia física, ya sea fotográfica o en el cuerpo del adolescente, para demostrar que ha sido víctima de abuso. 

Pero estas no son las únicas señales de advertencia sobre el New York Times. De acuerdo con el artículo: “El caso fue publicitado el jueves por la Defensa de los Niños Internacional-Palestina (DCI-PS por sus siglas en inglés), una organización cuyos informes sobre abusos de jóvenes palestinos en cárceles militares de Cisjordania han sido cuestionados por las autoridades israelíes.” 

De acuerdo con la ONG Monitor, DCI-PS:

Además, DCI-PS en los conflictos anteriores en Gaza, ha clasificado falsamente a los combatientes como niños.

Pero esto es sólo otro ejemplo de la relación simbiótica entre los medios de comunicación y las organizaciones no gubernamentales (ONGs), donde estas ONG politizadas reciben un nivel de credibilidad puramente en virtud de sus pretensiones de apoyar los derechos humanos, en lo que se conoce como el “efecto de halo”. 

Teniendo en cuenta todas estas cuestiones, ¿por qué entonces el New York Times si quiera considera esta historia como digna de su atención? 

Como David Bernstein escribe en el Washington Post: 

Si los reporteros del Times en realidad podrían corroborar la historia, más poder para ellos en publicarla. Pero en este momento, sólo están repitiendo acusaciones no confirmadas de una fuente dudosa, en otras palabras, haciendo pasar propagandas de guerra como noticias.

Richard Behar señaló recientemente que el co-autor de la historia, Fares Akram , el corresponsal Gaza, difícilmente es apenas un observador objetivo, que felizmente también trabaja para Al Jazeera y toman su línea pro-Hamas. Pero ¿por qué la jefa de la oficina de Jerusalén, Jodi Rudoren pone su nombre en esta drek, y cómo consiguió traspasar a los editores del Times?

Los 5 mayores errores mediáticos de la Guerra de Gaza

Comunicado del 21 de Agosto del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Alex Margolin.

Reportar durante tiempos de guerra puede ser el desafío más difícil para los medios de comunicación. Pero el conflicto entre Israel y Hamás revela, nuevamente, las severas limitaciones del periodismo tradicional.

Cinco errores mediáticos en particular, llaman la atención. Las mayores amenazas para la precisión y comprensión no nos llegan de artículos individuales tendenciosos sino de masas de artículos que se adhieren a las viciadas normas de periodismo hoy.

1. Las Cifras de Víctimas como Barómetro Moral 

Benjamín Disraeli dijo que hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas. Las cifras de víctimas citadas en prácticamente todos los informes sobre la guerra de Gaza cumplieron con las tres. Los números no son confiables, el verdadero porcentaje de civiles es desconocidos y su significado aparece oscurecido por la falta de contexto. 

Reporteros a menudo se basan en las cifras proporcionadas por el Ministerio de Salud de Gaza gobernada por Hamas a pesar de que Hamas tiene un interés estratégico en inflar los números. 

Reuven Ehrilch del Centro Meir Amit de Información e Inteligencia dijo a The Media Line que su organización revisó 152 nombres suministrados por  el “Ministerio de Salud del gobierno de Gaza”: 

La lista se hizo a toda prisa y se hicieron cambios posteriores. Hubo una serie de nombres falsos listados; los detalles de los muertos son sólo parciales, haciendo la identificación sospechosa. Hay nombres que se utilizan más de una vez y algunos podrían haber sido asesinados por su propio fuego en lugar de por el ejército israelí. La lista no distingue entre civiles y agentes terroristas. Todos los muertos se enumeran como “shahids” [mártires]. 

Para dar sentido a los números, los medios de comunicación a menudo incluyen el porcentaje de los que murieron considerándolos como civiles. El número ascendió hasta el 80%, de acuerdo con informes de los medios. 

Pero como el New York Times señaló cuando realizó una mirada más profunda a las cifras, que un sospechosamente elevado número de personas muertas eran varones entre las edades de 20 y 29 años, la edad primaria de los terroristas de Hamás que participan en los combates. 

“Al mismo tiempo, las mujeres y los niños menores de 15 años, los menos propensos a ser blancos legítimos, fueron los menos representativos, lo que representa el 71 por ciento de la población y el 33 por ciento de las muertes en edades conocidas”, señaló el informe. 

Otro elemento de distorsión fue la presentación de los números palestinos junto a los números de israelíes, que eran mucho más bajos, como si habría una relación entre las cifras, como un tanteador en un evento deportivo. 

Estas cifras, sin embargo, tenían connotaciones morales, dando a entender, ya sea que Israel fue el agresor, ya que mató a muchos más palestinos, o que la amenaza contra Israel no era tan grave, ya que tan pocos israelíes murieron. 

Pero eso no cuenta la historia real. No revela los esfuerzos que Israel ha hecho para proteger a su población civil y no toma en cuenta las formas en que Hamás pone en peligro a los civiles convirtiendo barrios residenciales en zonas de batalla. 

Como Bret Stephens escribió en el Wall Street Journal: 

La utilidad real del conteo de muertos es que ofrece a los periodistas y comentaristas que lo citan la posibilidad de atribuir la culpa implícita a Israel mientras evade preguntas sobre la responsabilidad última de la matanza. 

Presentado como números en bruto, las cifras de muertos oscurecen más de lo que revelan.

2. El síndrome de “Periodistas Maltratados”

Cubrir Gaza plantea desafíos para cualquier reportero, no menos importante que el de la siempre presente presión de Hamás a adherirse a la narrativa palestina. Incluso los periodistas que nunca sufrieron amenazas directas sabían que estaban operando en territorio que no ofrecía protección a la libertad de expresión. 

Y si su subsistencia depende de su capacidad para acceder a Gaza en el futuro, ellos sabían que reportar hechos que Hamás definiría como objetables los haría correr riegos de deportación, o listas negras, por lo menos.

La situación era lo suficientemente grave como que la Asociación de Prensa Extranjera (FPA)  emitiera una mordaz condena de la conducta de Hamás hacia los periodistas, citando una serie de ejemplos que habían surgido durante las semanas de combates. 

Incluso Hamas admitió que intimida a los periodistas: 

Algunos de los periodistas que entraron en la Franja de Gaza estaban bajo vigilancia de seguridad. Incluso en estas circunstancias difíciles, nos las arreglamos para llegar a ellos y decirles que lo que estaban haciendo era cualquier cosa menos periodismo profesional y que era inmoral. 

Sin embargo, sorprendentemente, la respuesta de algunos de los periodistas más influyentes que cubren Gaza era que todo el asunto fue demasiado explotado. El Jefe de la Oficina de Jerusalén del New York Times, Jodi Rudoren incluso llamó a la declaración de la FPA en un tweet como “sin sentido”. 

¿Por qué restar importancia a algo que tuvo un efecto evidente en las historias que surgieron del conflicto? 

Tal vez si los periodistas fueran completamente transparentes acerca de los retos que enfrentaron, apuntarían al hecho de que no deberían haber estado informando desde Gaza en primer lugar. 

Como el periodista Michael Totten escribió tras la publicación de la declaración de la FPA: 

La guerra de Gaza fue una gran historia, por supuesto, y tenía que ser cubierta, pero podría fácilmente haber sido cubierta desde el lado israelí de la línea. Cubrir ambos lados de la historia es, por supuesto, preferible siempre que sea posible, pero proporcionar cobertura equilibrada de Israel junto con la censurada desde Gaza es una forma de mala práctica periodística. Basta.

3. Fallar al No Divulgar Información Relevante

Mientras que muchos periodistas insistieron en que su trabajo fue hecho sin trabas por parte de Hamás,  no podían explicar de manera creíble por qué había lagunas importantes en su cobertura. De manera prominente faltan, por supuesto, imágenes de combatientes de Hamás en acción. 

Cuando la cuestión se planteó con el New York Times, la respuesta fue aún más mortificante que el error – el periódico simplemente no tiene fotos para publicar. El fotógrafo estrella del diario Tyler Hicks fue aún más lejos: 

Si tuviéramos acceso a ellos [los combatientes de Hamás], los fotografiaríamos. Nunca he visto  un solo dispositivo para el lanzamiento de los cohetes contra Israel. Es como si no existieran

Hicks explicó que los terroristas de Hamas estaban luchando desde los márgenes, y si se aventuraban en las zonas públicas se convertirían inmediatamente en objetivos de ataques israelíes. 

Lo suficientemente justo. Los combatientes de Hamas eran difíciles de encontrar. Pero no había escasez de fotos de palestinos que reaccionan a los ataques aéreos israelíes o que asistían a funerales. Tal vez si los fotógrafos se habían aventurado a salir de sus propios márgenes  habrían visto algo.

Y tal vez los que lo hicieron fueron detenidos por Hamás. 

Los medios de comunicación, sin embargo, tratan el tema tal y como dijo Hicks – como si no existieran lanzacohetes y el pueblo disparándolos. Al ver galerías fotos, una tras otra, es difícil decir que habían dos lados combatiendo y no sólo uno. Los medios tienen la obligación de hacerle saber a los lectores qué está faltando.

Y si no podían mostrarlo con imágenes, podrían haber hecho más para explicar que Hamás disparó rutinaria desde las áreas pobladas. 

Por supuesto, mientras la lucha comenzó a apagarse, fotos y videos de los sitios de lanzamiento de cohetes comenzaron a surgir, planteando  interrogantes sobre si las fotos realmente eran imposibles de obtener, o si las amenazas de Hamás fueron las responsables de su ausencia. 

 

4. Énfasis excesivo en Fotos espeluznantes de la guerra 

Mientras que prácticamente no hay fotos de los combatientes de Hamás durante los días de intensos combates en Gaza, no había escasez de imágenes de niños o bebés heridos en ataques aéreos israelíes. 

Esas fotos fueron particularmente frecuentes en todo el Reino Unido y otras ciudades europeas y ayudaron a inflamar las calles de Europa y más allá, donde el sentimiento antisemita corrió a un punto álgido

También tergiversaron gravemente los combates que tienen lugar en la Franja de Gaza. En conjunto con la ausencia de fotos de combatientes de Hamás el mensaje es claro: Israel es un agresor que apunta contra los niños. 

5. Fallar al no declarar los verdaderos objetivos de Hamás.

A lo largo de las semanas de combates y especialmente durante los períodos de negociaciones para altos al fuego, los medios de comunicación afirmaron que la motivación principal de Hamás era la de aliviar el bloqueo en torno a Gaza o para abrir un puerto o aeropuerto. 

Pero ¿realmente explica por qué Hamás pasó los últimos años construyendo un complejo de túneles y bunkers que llegó a través de la frontera y dentro de Israel? 

¿Explica por qué el grupo terrorista optó por pasar de contrabando o fabricar miles, si no decenas de miles, de cohetes capaces de alcanzar el corazón de Israel? ¿O por qué sigue disparándolos contra civiles israelíes? 

¿Es realmente buscar la paz con Israel o una relajación de las medidas de seguridad de Israel sólo para mejorar la suerte de la población de Gaza? 

Sería más honesto señalar que Hamás está trabajando para lograr la aniquilación de Israel. Incluso tiene una carta fundacional que lo dice tan claramente. 

Como S.E. Cupp  escribió en el New York Daily News: 

Rara vez es mencionado en un informe de prensa que el principal objetivo de Hamás, su meta máxima, lo que realmente quiere y lo que su brazo militar está diseñado y decidido a conseguir, es la destrucción total de Israel y la aniquilación de los Judíos. 

Es un componente crucial que queda fuera regularmente en los informes de noticias. Sin embargo, cualquier historia que no menciona esto entre las principales demandas de Hamás no es una intelectualmente honesta o completa. 

Pocos en los medios de comunicación parecen comprender esto, el efecto de los cuales ha sido la creación de una vaporosa y nebulosa equivalencia moral entre Israel y Hamás, que no está realmente allí. 

Permitir que Hamas mantenga su estatuto pero ignorarlo y dejar que el grupo terrorista se presente como una fuerza moderada buscando lo mejor para el pueblo de Gaza distorsiona la realidad. 

Los medios tienen la obligación de presentar el conflicto tal como es – la agresión de un grupo terrorista que trabaja para la destrucción de Israel y los esfuerzos de Israel para defender a sus ciudadanos. Un marco que pone a Israel y a Hamás en un plano de igualdad moral es otro caso de mala práctica periodística.