Editorial del New York Times Golpea la Democracia Israelí

Comunicado del 19 de Marzo del 2015 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting.

Mientras los votantes israelíes otorgaron más votos al partido del primer ministro Benjamín Netanyahu, el New York Times publica una editorial que sólo puede caritativamente ser etiquetada como un “diatriba”. (Una elección israelí se vuelve fea.) 

Por el título, se podría pensar que Netanyahu había arrestado a opositores políticos y amordazado a la prensa libre israelí – tácticas que reflejan el estado de la Autoridad Palestina y los vecinos del Medio Oriente de Israel. No, el New York Times parece estar genuinamente alarmado de que los votantes israelíes eligieron un partido político con posiciones contrarias a las de la junta editorial del Times.

No hay nada objetable en que el New York Times brinde sus opiniones sobre temas israelíes. De eso se tratan los artículos editoriales, después de todo. Sin embargo, algo anda mal cuando, en lugar de educar a los lectores sobre los temas, el Times surge con un alboroto verbal contra el jefe del partido ganador.

Israel tiene un fuerte proceso democrático en el que se elige un gobierno que refleje la voluntad de los ciudadanos. Aunque no es perfecto (como tampoco lo es cualquier democracia), el principio fundamental de que Israel ES una democracia no es un asunto menor. No hay ningún otro país del Medio Oriente que sea una democracia en el verdadero sentido de la palabra. No sólo que los vecinos de Israel no permiten los votos significativos, incluso no permiten los derechos básicos democráticos – la libertad de expresión, libertad de prensa, etc. – que los que vivimos en democracias reales damos por sentado.

En lugar de etiquetar a las elecciones israelíes como “feas”, tal vez debería ser la falta de elecciones en la región la que el Times debería encontrar más digna de tal etiqueta. Después de todo, han pasado varios años desde que los palestinos celebraron elecciones propias.

Resumiendo, la editorial del Times afirma que:

En su desesperación, el Sr. Netanyahu recurrió al alarmismo y ataques anti-árabes mientras falló en abordar las cuestiones sobre las que los israelíes dijeron que estaban más preocupados.

Pero la votación fue una oportunidad para que los israelíes hagan saber sus sentimientos. Si él realmente no tuvo en cuenta las cuestiones sobre las que los israelíes están “más preocupados”, el Likud no habría obtenido una victoria tan contundente. Incluso si el Times no lo aprueba, le corresponde a los ciudadanos israelíes elegir un gobierno que represente los intereses de la mayoría, un derecho negado a los que viven bajo la Autoridad Palestina y en los países vecinos.

Puede escribir sus comentarios debajo de la publicación del New York Times, haciendo clic aquí.

Chile: Falsa acusación contra Israel

Comunicado del 9 de Febrero del 2015 

El medio chileno El Ciudadano publicó hace dos días un artículo titulado “Israel encierra a niños palestinos en jaulas a la intemperie”.

En él, cita a un Comité Israelí contra la tortura, y afirma que se reveló un informe sobre el descubrimiento de niños palestinos encerrados en jaulas a la intemperie en lugares vallados o en jaulas durante el invierno.

Destaca también:

“Hace falta precisar que se trata exclusivamente de niños palestinos y que ningún niño israelí ha sido nunca sometido a tales prácticas”

Falsedad 1 – El Contenido es erróneo

El contenido del artículo, aunque el medio no informa de dónde fue extraído, es bastante similar a uno publicado por el británico The Independent en el pasado mes de Enero, que a su ves cita a otro publicado por el medio israelí Jerusalem Post. 

Lo que se debe destacar es que en éste artículo los periodistas hicieron una Actualización que resulta totalmente fundamental para la noticia en sí misma.


Actualización: Después de la publicación original de su informe, el Comité Público contra la Tortura en Israel lanzó una versión modificada, reconociendo que la información de la Oficina del Defensor Público sobre los niños presos que se mantienen en jaulas no se refirió específicamente a los palestinos. Hemos modificado nuestro informe en consecuencia y deseamos dejar en claro la posición.

Entonces, The Independent aclara que no se trata específicamente de niños palestinos, dicho por la misma ONG acusatoria.

Pero El Ciudadano no se toma el trabajo de recopilar la información correcta e imprescindible para el contexto de la noticia.

Cabe preguntar, Israel encierra o no a niños palestinos?

Falsedad 2 – La Foto que acompaña

Hemos explicado infinidad de oportunidades que la imagen que acompaña es tan o más importante que el contenido de la noticia misma.

Muchas veces los lectores nos quedamos sólo con el titular y la imagen; obteniendo en breves segundos una conclusión sobre el tema.

En este caso, El Ciudadano escogió una imagen falsa para acompañar a una noticia errónea.

La foto que utiliza data de Agosto del 2010, y se trata de un grupo de niños palestinos haciendo fila para recibir sopa.

Fue publicada por Los Angeles Times en un contexto totalmente distinto.

Nos toca preguntar entonces, ¿por qué El Ciudadano habrá decidido publicar un artículo falso, con contenido erróneo y una imagen recortada que se ajusta más a la intención de la supuesta ‘noticia’ que a la realidad?

Los invitamos a escribir sus respetuosos comentarios a contacto@elciudadano.cl para pedirles las explicaciones y retracciones pertinentes.

Resbalón freudiano de CNN

Comunicado del 26 de Noviembre del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de Times Of Israel, escrito por Izzy Lemberg

En un ataque terrorista violento en Jerusalén esta semana, dos hombres palestinos irrumpieron en una sinagoga llevando hachas y pistolas. Momentos más tarde, cuatro judíos estaban muertos y la sinagoga era un baño de sangre. Un policía de Israel más tarde sucumbió a sus heridas, sumando un total de cinco muertos.

Si la cobertura de la Operación de Margen Protector del verano pasado mostró un caso claro de sesgo de los medios de comunicación en contra de Israel, la información sobre el ataque terrorista horripilante de esta semana alcanzó un nuevo nivel de mala praxis por parte de los medios.

En una metedura de pata grave, la CNN publicó un titular reportando que una mezquita fue atacada, no una sinagoga. No es una coincidencia que la CNN mostrara una historia 100% equivocada en sus informes iniciales. Uno no tiene que cavar profundamente en el subconsciente para preguntarse cómo sucedió esto; CNN tenía en el cerebro una masacre en una mezquita por parte de los israelíes. No fue simplemente un error, fue un lapsus freudiano.

CNN también corrió el siguiente titular: “4 israelíes,  2 palestinos muertos en Jerusalén”, que equipara a las víctimas inocentes con los carniceros que los mataron.

De acuerdo con la página de Facebook del alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, cuya imagen apareció con el gráfico de la mezquita mientras era entrevistado por la CNN, estaba tan molesto por la cobertura de la CNN que él llamó la red y exigió una explicación. CNN se disculpó con Barkat y posteriormente emitió una disculpa pública. CNN también dijo que llevaría a cabo una investigación interna para tratar de llegar al fondo de lo que realmente ocurrió. Buena suerte con eso.

Claro, la CNN se disculpó pero el daño causado de que millones de espectadores de todo el mundo fueran engañados sobre este horrible ataque ya estaba hecho.

La cobertura distorsionada a través de los medios de comunicación occidentales continuó, como algunas agencias de noticias deliberadamente dejaron fuera el hecho de que los palestinos eran responsables de los asesinatos violentos en la Sinagoga Har Nof. Hay algo en el aire que respiran estas agencias de noticias que les convence de que Israel es automáticamente culpable, no importa cuáles sean los hechos.

El CBC usó este titular: “policía de Jerusalén fatalmente disparó a 2 después de aparente ataque a sinagoga”.

The Guardian recibió un cable de Reuters que decía: “los palestinos matan a cuatro en ataque a la sinagoga de Jerusalén. Pero el sitio web de The Guardian cambió el titular dejando fuera la palabra ‘palestinos’ por completo: “Cuatro adoradores muertos en ataque en sinagoga de Jerusalén “

Nora O’Donnell, de CBS, dijo que el ataque ocurrió en un “lugar religioso impugnado” cuando en realidad Har Nof es una sinagoga en Jerusalén Oeste en un barrio ultraortodoxo 100%. Para que esta historia alcanzara su mal información, ni el que la escribió ni el que la copió se tomaron el trabajo de corroborar los datos, o será que la atmósfera en la sala de redacción está tan completamente corrompida por el odio a Israel que estaban dispuestos a sabotear su propia credibilidad. ¿Son estos realmente errores? O se trata de maldad?

Más tarde esa mañana, cuando el ministro de Economía Naftali Bennett mostró una foto de una de las víctimas judías del ataque, la BBC le pidió que no la mostrara, provocando que el periodista británico Jake Wallis Simons tuitera:

“BBC se niega a mostrar la imagen de feligrés judío asesinado. No tuvieron problema con los habitantes de Gaza muertos, que yo recuerde”.

La BBC ha alcanzado un nuevo nivel de hipocresía y negación. Durante la Operación de Margen de Defensa del verano pasado, los espectadores de la BBC fueron invitados a un desfile de imágenes de niños inocentes heridos en Gaza,  con muchas fotos que más tarde se demostraron no sólo ser de fuentes dudosas, si no que en muchos casos adulteradas o del conflicto en Siria. Fotos de víctimas judías sin embargo, no son aptas para el aire.

Como periodista de toda la vida, viendo la cobertura de noticias de este terrible acontecimiento, me hizo sentir totalmente derrotado. El hecho de que tantas organizaciones de noticias se equivocaron me indica que esto no es una cuestión de error casual, esta es la Gran Mentira en acción.

Ex Corresponsal de AP Expone la Obsesión de los Medios para con Israel

Comunicado del 26 de Agosto del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Simon Plosker.

En una condenatoria publicación aún no revelada en la revista Tablet, el ex corresponsal de Associated Press, Matti Friedman explica cómo y por qué los periodistas hacen pasar tan mal a Israel y por qué es importante: 

Cuando la histeria disminuye, creo que los acontecimientos en Gaza no serán recordados por el mundo como particularmente importantes. Personas murieron, en su mayoría palestinos, incluidos muchos inocentes desarmados. Me gustaría poder decir que la tragedia de esas muertes, o la muerte de los soldados de Israel, van a cambiar algo, que marcan un punto de inflexión. Pero no lo hacen. Esta ronda no fue la primera en las guerras árabes con Israel y no será la última. La campaña israelí fue poco diferente en su ejecución de cualquier otra llevada a cabo por un ejército occidental contra un enemigo similar en los últimos años, a excepción de la naturaleza más inmediata de la amenaza a la propia población de un país, y los mayores esfuerzos, sin embargo inútiles, para evitar las muertes de civiles. 

La importancia duradera de la guerra de este verano, creo, no miente en la guerra misma. Se encuentra más bien en la forma en que la guerra se ha descrito y respondido en el extranjero, y la forma en que esto ha dejado al descubierto el resurgimiento de un viejo y retorcido patrón de pensamiento y su migración desde los márgenes de la corriente principal del discurso occidental, a saber, una hostil obsesión con los Judíos. La clave para entender este resurgimiento no se encuentra entre los webmasters yihadistas, teóricos de la conspiración de basa, o activistas radicales. En cambio se encuentra en primer lugar entre las personas educadas y respetables que pueblan la industria de las noticias internacionales; personas decentes, muchas de ellas y algunos de ellos mis antiguos colegas. 

Mientras que la manía mundial sobre las acciones israelíes ha llegado a darse por sentado, es en realidad el resultado de las decisiones tomadas por los seres humanos individuales que ocupan puestos de responsabilidad-en este caso, los periodistas y editores. El mundo no está respondiendo a los acontecimientos en este país, sino más bien a la descripción de estos eventos hecha por las organizaciones de noticias. La clave para entender la extraña naturaleza de la respuesta, por lo tanto,  se puede encontrar en la práctica del periodismo, y específicamente en los múltiples errores que están ocurriendo en esa profesión, mi profesión, aquí en Israel.

Friedman revela que la cantidad de periodistas de la AP, al igual que otros medios de comunicación, es tan desproporcionadamente alto en Israel y los territorios palestinos en comparación con otros lugares. 

Él invita a que los medios se tomen la tarea de tratar a los palestinos como víctimas pasivas de un Israel que es considerado como el único bando que merece escrutinio y cómo los medios de comunicación nunca se molestan en echar un vistazo a lo que es en realidad Hamás. 

Cita ejemplos de historias que fueron enterradas porque no encajaban en el marco aceptado que trata a Israel como el centro de una implosión en Oriente Medio. 

Inquietantemente, Friedman concluye: 

Israel no es una idea, un símbolo del bien o del mal, o una prueba de fuego para la opinión liberal en las cenas. Es un país pequeño en una aterradora parte del mundo que está cada vez más miedo. Se debe informar tan críticamente como en cualquier otro lugar y entenderse en su contexto y en su proporción. Israel no es una de las historias más importantes del mundo, o incluso en el Medio Oriente; cualquiera sea el resultado en esta región en la próxima década, tendrá que ver tanto con Israel como la Segunda Guerra Mundial tuvo que ver con España. Israel es una mancha en el mapa-un espectáculo que pasa a llevar una carga emocional inusual. 

Muchos en Occidente prefieren claramente la vieja comodidad de analizar las fallas morales de los Judíos y la familiar sensación de superioridad que esto les trae, a enfrentar una realidad triste y confusa. Ellos pueden convencerse de que todo esto es “un problema de los judíos y de hecho culpa de los Judíos.  Pero los periodistas se dedican a estas fantasías a costa de su credibilidad y la de su profesión. Y, como Orwell nos diría, el mundo entretiene fantasías en su cuenta y riesgo. 

La historia de Matti Friedman, escrita por un conocedor, merece ser leída en su totalidad.  

Por favor, comparta el artículo de Friedman a través de sus propias redes sociales y asegúrese de sea leído por el mayor y amplio público como sea posible.

El New York Times publica declaraciones no corroboradas de hijo de oficial de Hamás

Comunicado del 26 de Agosto del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Simon Plosker

A modo ilustrativo del continuo sesgo anti Israel del New York Times, un artículo que se parece más a propaganda que a periodismo genuino:

Un adolescente palestino dice que los soldados israelíes lo detuvieron durante cinco días el mes pasado, obligándolo a dormir con los ojos vendados y esposado en su ropa interior y buscar y excavar en busca de túneles en Khuza’a, su pueblo cerca de la frontera oriental de Gaza, que fue casi destruida en los combates. 

El adolescente, Ahmed Jamal Abu Raida, dijo que los soldados asumieron que estaba conectado a Hamás, el grupo militante islámico que domina Gaza, lo insultaron a él y a Allah y amenazaron a azuzar a un perro en él. 

“Mi vida estaba en peligro”, dijo Ahmed, 17 años, dijo en una de dos largas entrevistas el jueves y viernes. Cómo soldados lo hicieron caminar delante de ellos por el barrio y revisar casas en busca de túneles, añadió, “En cada segundo, iba a lo desconocido.” 

Sus afirmaciones de acciones que violarían tanto el derecho internacional y una sentencia del Tribunal Supremo de Israel de 2005, no pudieron ser corroboradas de forma independiente; el padre de Ahmed, Jamal Abu Raida, quien ocupó un alto cargo en el Ministerio de Turismo de Gaza bajo el gobierno controlado por Hamás, dijo que la familia se olvidó de tomar fotografías que documentan los abusos en su alegría por el regreso del joven, y se despojó de la ropa que se le dio al ser puesto en libertad. 

Hasta ahora, nos suenan varias alarmas:

  1. La historia no puede ser corroborada de forma independiente. 
  2. El padre de la presunta víctima es un funcionario de alto rango de Hamás. 
  3. No hay evidencia física, ya sea fotográfica o en el cuerpo del adolescente, para demostrar que ha sido víctima de abuso. 

Pero estas no son las únicas señales de advertencia sobre el New York Times. De acuerdo con el artículo: “El caso fue publicitado el jueves por la Defensa de los Niños Internacional-Palestina (DCI-PS por sus siglas en inglés), una organización cuyos informes sobre abusos de jóvenes palestinos en cárceles militares de Cisjordania han sido cuestionados por las autoridades israelíes.” 

De acuerdo con la ONG Monitor, DCI-PS:

Además, DCI-PS en los conflictos anteriores en Gaza, ha clasificado falsamente a los combatientes como niños.

Pero esto es sólo otro ejemplo de la relación simbiótica entre los medios de comunicación y las organizaciones no gubernamentales (ONGs), donde estas ONG politizadas reciben un nivel de credibilidad puramente en virtud de sus pretensiones de apoyar los derechos humanos, en lo que se conoce como el “efecto de halo”. 

Teniendo en cuenta todas estas cuestiones, ¿por qué entonces el New York Times si quiera considera esta historia como digna de su atención? 

Como David Bernstein escribe en el Washington Post: 

Si los reporteros del Times en realidad podrían corroborar la historia, más poder para ellos en publicarla. Pero en este momento, sólo están repitiendo acusaciones no confirmadas de una fuente dudosa, en otras palabras, haciendo pasar propagandas de guerra como noticias.

Richard Behar señaló recientemente que el co-autor de la historia, Fares Akram , el corresponsal Gaza, difícilmente es apenas un observador objetivo, que felizmente también trabaja para Al Jazeera y toman su línea pro-Hamas. Pero ¿por qué la jefa de la oficina de Jerusalén, Jodi Rudoren pone su nombre en esta drek, y cómo consiguió traspasar a los editores del Times?

El New York Times reconoce que Hamás controla a los medios de comunicación

Comunicado del 26 de Agosto del 2014 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Simon Plosker.

En su informe sobre el asesinato selectivo israelí del oficial de finanzas de Hamás y financiador del terror,  Muhammad al-Ghoul, el New York Times incluye un pequeño pero importante reconocimiento del control de Hamás sobre lo que los medios pueden informar:  

El testigo, que llegó al lugar minutos después del ataque aéreo, dijo que los hombres de seguridad vestidos de civil impidieron a los fotógrafos tomar fotografías allí, mantuvieron alejados a los espectadores, recogieron el dinero y buscaron más efectivo en lo que quedaba del automóvil. El testigo habló bajo la condición de guardar el anonimato por temor a represalias

Es seguro asumir que los “hombres de seguridad vestidos de civil” son miembros de Hamás. Que ellos están vestidos como civiles nos lleva a la pregunta de cuántos terroristas han sido clasificados como civiles simplemente porque no llevaban uniformes militares. 

A esos fotógrafos y curiosos se les impidió documentar la escena y que un castigo tema hablar dice mucho de la realidad del control de Hamas en la Franja de Gaza y por qué gran parte de la historia no ha salido a la luz en los medios de comunicación internacionales. 

Tal vez no es una sorpresa que la jefa de la oficina del New York Times en Jerusalén, Jodi Rudoren no sea la responsable de escribir esta última historia. Después de todo, ella rechazó la condena hecha por la Asociación de Prensa Extranjera sobre la intimidación de Hamas, que calificó de “tonterías”.



Análisis de Medios: El Comercio de Perú

Comunicado del 8 de Agosto del 2014
En el día de hoy hemos realizado un análisis de medios, a El Comercio de Perú.
Visto y considerando que se está desarrollando una operación en Medio Oriente, de las características de Margen Protector, y el hecho de que Israel siempre está en el lente de los medios, podría no sorprender que en lo que va del mes de Agosto (al 8 y al cierre de esta publicación), El Comercio haya publicado un total de 64 artículos sobre el tema.
Encontramos que 32 artículos podrían considerarse neutrales, ya que no demuestran tendencias.
Vale la pena aclarar que a pesar de no mostrar sesgos a simple vista, sí poseen errores graves.
Por ejemplo en el de hoy, “Gaza: Israel y Hamas reanudan ataques tras la tregua” no hace mención a que la tregua fue rota por Hamás y  falla al no informar que Hamás disparó antes de cumplirse el lapso acordado de tregua:

En las primeras horas del día los palestinos dispararon 33 cohetes, mientras que los israelíes atacaron “por todo Gaza”
Israel y milicianos en Gaza reanudaron sus ataques transfronterizos el viernes, después de que una tregua de tres días expiró y las negociaciones en El Cairo sobre un nuevo acuerdo fronterizo para la bloqueada Gaza alcanzaron un punto muerto.
En estos 32 artículos, exactamente la mitad de los analizados, Hamás recibe el nombre de milicianos, brazo armado del movimiento islamistaIslamistas palestinos, o simplemente, palestinos, omitiendo el uso correcto del término ‘terroristas’.
Dos artículos pueden considerarse realmente objetivos.
Esta es la única oportunidad donde el Movimiento de Resistencia Islámico es llamado Terrorista.
Explica la opresión que mantiene Hamás sobre el pueblo palestino y las estrategias que utiliza (escudos humanos y los túneles de terror)
Y concluye:
La guerra es un infierno y la muerte de niños debe parar de inmediato, pero la única salida posible es destruir a Hamas. Por eso, tengamos el valor de decir la verdad, no seamos cómplices y expliquemos cómo el fundamentalismo islámico es peor que el nazismo hitleriano.
La autora analiza la guerra de información y las coberturas mediáticas, y afirma acertadamente:
Sin embargo, hoy las cosas se han complejizado enormemente con la aparición de las redes sociales y la sobreabundancia de información. Si tomamos el complejo caso de Gaza e Israel, no encontramos análisis profundos y críticos en televisión, radio, revistas o periódicos. Las apariciones duran con suerte unos pocos minutos y se repiten sin cesar perdiendo “aura de realidad”. Se apela al dolor y a la emoción (quién los puede contener viendo niños agonizar), pero nos es imposible tomar distancia crítica para escuchar las voces disidentes y pensantes que nos permitan con imaginación llegar a una salida a tremenda crisis.
Sobre los 30 artículos que restan contabilizar, el 47%, se puede leer justamente lo que afirmaba Kogan. Se apela al dolor, a la empatía y a victimizar al pueblo palestino.

El golpeado enclave palestino tiene una de las poblaciones más jóvenes del mundo. Más del 40% tiene 14 años o menos
El voluntario Nisreen Shawa, 25, centro, conduce una sesión de juegos con niños palestinos desplazados en una escuela de las Naciones Unidas en donde familias enteras han encontrado refugio en medio de la guerra en la ciudad de Gaza aprovechando del temporal alto el fuego. 
Mahmoud al-Ghol, de 10 años, perdió a nueve miembros de su familia en un bombardeo israelí que destruyó su casa en el sur de Gaza.
Si se comparara la demografía de Gaza con la de EE.UU., sería como si 200.000 niños hubieran muerto en este último país
 
Unas 10.600 casas han sufrido las consecuencias de los bombardeos, de las que 1.724 han quedado completamente destruidas
Los niños de Gaza están muertos y me basta con ver a mi hijo, para imaginarme lo insoportable que sería encontrarlo herido.
Otro recurso detectado es el de demonizar a Israel:
El Comité de los Derechos del Niño de la ONU fue más allá, acusando de forma reciente a Israel de emplear a niños palestinos como escudos humanos (y quienes citan fuentes de la ONU cuando acusan a Hamas de súbito desconfían de ellas cuando estas acusan a Israel).
[…]
Se suele afirmar por ejemplo que, en ocasiones, el ejército israelí se comunica con quienes se encuentran dentro de un hospital o de una vivienda para advertirles de un ataque. Lo cual solo confirma que sabían con certeza que se trataba de un objetivo civil: no importa cuántas comunicaciones hayan enviado, bajo el derecho internacional humanitario esos no constituyen blancos legítimos para un ataque militar.
Disfrazada de excusas como “derecho a la defensa”, “ataque disuasivo” “guerra en nombre del Señor”, “defensa del territorio”, la historia de nuestro país y la del mundo nos ofrece miles de razones para justificar el aniquilamiento entre seres humanos. Lo de Gaza es, definitivamente, un espectáculo dantesco de lo que la brutalidad humana es capaz de hacer y de lo que el resto del mundo se está acostumbrando a tolerar.

El Uso de Imágenes

En cuanto a las imágenes publicadas, podemos afirmar que hemos encontrado algunas que muestran a Hamás como grupo terrorista armado.
Pero también debemos reportar que la abrumadora mayoría muestran sufrimiento, muertos y crudeza.

Saquemos Conclusiones

A la luz de lo expuesto, y a razón del simple cálculo matemático que sobre los 64 artículos analizados detectamos que el 47% muestra sesgos contra Israel,  lo invitamos a Ud. respetado lector a sacar su propia conclusión sobre si El Comercio de Perú está cumpliendo con su rol de informar objetivamente o trasmite tendencias.

BBC y NYT Admiten que las estadísticas de muertes civiles por parte de Gaza no son creíbles

Comunicado del 8 de Agosto del 2014 
Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting.
Desde que comenzó el conflicto en Gaza, muchos en los medios de comunicación se han mostrado obsesionados con la publicación de “Body Count” (conteo de cuerpos), estadísticas de fallecidos, sobre todo mostrando el número de víctimas civiles de Gaza. Estos datos se han utilizado para apoyar a los que acusan a Israel de cometer “crímenes de guerra”. Dicen que la gran cantidad de muertes “civiles” demuestran que Israel está siendo indiscriminada en sus operaciones militares. 
Ahora, tanto la BBC y el New York Times (que ha estado particularmente obsesionado con las estadísticas diarias de bajas) están admitiendo que hay serios problemas con estos números. 
La cabeza de la BBC de estadísticas Anthony Reuben, pregunta: 
Si los ataques israelíes han sido “indiscriminados”, como dice el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, es difícil averiguar por qué han matado a tantos civiles hombres más que a mujeres … 
… En conclusión, todavía no sabemos a ciencia cierta cuántos de los muertos en Gaza eran civiles y cuántos eran combatientes. Esto no es en ningún sentido culpa de los empleados de la ONU que recogen las cifras – sus estadísticas están acompañadas de advertencias y descritas como preliminares y sujetas a revisión.
Pero sí quiere decir que algunas de las conclusiones que se extraen de ellos puede ser prematuras. 
El The New York Times hizo su propio análisis. 
El análisis del Times, mirando a 1.431 nombres, demuestra que la población con más probabilidades de ser militantes, hombres de entre 20 y 29, es también la más sobrerrepresentada en el número de muertos. 
Sólo uno de los problemas citado por el Times es que: 
Grupos de derechos humanos reconocen que las personas asesinadas por Hamas como colaboradores y gente que murió de forma natural, o tal vez a través de la violencia doméstica, muy probablemente también se cuentan dentro de el grupo de ‘civiles’. 
Pero, ¿cuántas personas que han estado siguiendo el conflicto en el Times y viendo todos los días las cifras de víctimas civiles de Gaza son conscientes de que éstas incluyen los asesinados por Hamas? 
Durante el último conflicto en Gaza, Israel fue acusado de crímenes de guerra. En ese momento, las estadísticas habían mostrado un número desproporcionado de víctimas civiles. Pero el análisis realizado después de los hechos demostró que estas estadísticas no eran correctos. Por lo menos con historias en la BBC y Times, los medios de comunicación ya son conscientes de que en estas estadísticas no se debe confiar. 
Ahora tenemos que ver si sus propios reporteros creen lo que sus empleadores han escrito.

Las fotos del New York Times sólo cuentan una parte de la historia

Comunicado del 4 de Agosto del 2014 
Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Alex Margolin .
Hay algo que falta en la forma en que el conflicto de Gaza está siendo retratado en imágenes en los medios convencionales. Hay una escasez notable de fotos de los combatientes de Hamas y lanzadores de cohetes. 
Hay un montón de fotografías de edificios derrumbados en Gaza, las personas afectadas por el dolor de la guerra, e incluso fotos y videos de misiles interceptados por la Cúpula de Hierro, que dispararon contra cohetes de Hamás que se aproximan. Pero prácticamente no hay fotos de Hamás en la ofensiva. 
Y ya que las imágenes de los medios tienen un tremendo poder para moldear la opinión pública, la ausencia de imágenes que muestran a Hamas como agresivo y peligroso podrían tener un impacto en qué cantidad de responsabilidad la gente le atribuye al grupo terrorista. 
Un periodista que se dio cuenta del desequilibrio en las fotos fue JTA de Uriel Heilman, que ha publicado una investigación general sobre el tema la semana pasada:  
¿Por qué no hemos visto fotografías periodísticas de combatientes de Hamás en Gaza? 
Sabemos que Hamás no quiere que el mundo vea las imágenes de los combatientes palestinos que lanzan cohetes o utilizan paraísos civiles, como hospitales como bases de operación. Pero sí somos capaces de ver las imágenes de ambos lados de prácticamente cualquier otra guerra – en Siria, en Ucrania, en Irak – por qué Gaza es una excepción? 
The New York Times respondió a Heilman, señalando que simplemente no tienen fotos de combatientes de Hamas en acción. 
Esto es lo que Eileen Murphy, vicepresidente del Times para las comunicaciones corporativas, dice: 
Nuestro editor de fotos pasó por todas nuestras fotos recientemente y de muchos cientos, se encontró con 2 imágenes de calidad pobre, muy distantes que fueron subtituladas combatientes de Hamás por nuestro fotógrafo de campo. Es muy difícil identificar a Hamás porque no tienen uniformes o cualquier insignia visible; nuestro fotógrafo ni siquiera ha visto a alguien llevando un arma. 
Yo añadiría que no retendríamos las fotos de los militantes de Hamas. Estamos ansiosamente buscando fotografías de ambos lados del conflicto, pero estamos limitados a lo que nuestros fotógrafos tienen acceso. 
Heilman señaló que ni los periodistas ni fotógrafos han indicado que su capacidad para operar se ha visto limitada por Hamás. Sin embargo, publicaciones como Tablet expresaron sus dudas de qué se trataba en realidad el caso: 
Lo que el Times y otros medios noticiosos dominantes parecen decididos a esconder de sus lectores es que a sus fotógrafos y periodistas apenas se les permite vagar libremente. De hecho, están trabajando en condiciones terriblemente difíciles bajo el control efectivo de una organización terrorista que-como la guerra misma indica-no dudó en mutilar, secuestrar y matar a la gente que no le gustaba. 
¿Cómo es que depender de Hamás para su acceso diario –sin mencionar sus vidas- potencialmente impactaría en la cobertura? Bueno, el hecho de que el Times tiene sólo dos distantes y granulosas, inutilizables imágenes de hombres armados de Hamas de Tyler Hicks dice todo lo que necesitas saber, ¿no es así?. 
El problema más grande es que una publicación tan influyente como el New York Times está dispuesto a publicar imágenes ostensiblemente desde ambos lados, pero que en realidad deja de contar la historia real. Mientras que es probablemente cierto que el medio simplemente no tenga ninguna imagen de los combatientes de Hamás para publicar, no es aceptable simplemente dejarlo allí. 
Lo correcto y responsable sería decirle a los lectores que las imágenes que ha estado presentando sólo cuentan parte de la historia y que indican claramente que el medio no ha logrado capturar el resto de la historia. Eso podría no ser suficiente para restaurar el equilibrio en las imágenes, pero sería por lo menos más honesto que simplemente ignorar que parte del conflicto no ha logrado ser fotografiado.

Venezuela: Correo del Orinoco expone sus tendencias contra Israel

Comunicado del 1 de Agosto del 2014 
En oportunidades anteriores ya hemos publicado artículos sobre Correo de Orinoco donde analizábamos su subjetividad anti Israel.
Sólo en el día de hoy han publicado 10 artículos virulentos, agresivos y demonizantes contra Israel.
Plenos de mentiras, manipulaciones, falsas acusaciones y prestando plataforma para campañas pro palestinas disfrazadas de noticias.
Compartimos algunos,
También han publicado, falsamente, que Israel ha sido quien ha roto la tregua establecida para hoy, cuando en realidad fueron las acciones de Hamás las que la han violado.
Les pedimos su ayuda para exigir que este medio informativo respete las normas de objetividad.
Por favor, escriba a Correo del Orinoco debajo de cada artículo, o en su cuenta de Facebook.
Por favor, comparta este artículo entre sus contactos para que más personas accedan a la información veraz.