Cobertura en la frontera de Gaza: vergonzante labor de los medios

Estamos viendo un verdadero tsunami de comentarios de los medios, la mayoría de ellos muy críticos para con Israel tras la violencia en la frontera de Gaza de esta semana.

Ahora sale a la luz nueva información que pone en tela de juicio la abrumadora reacción instintiva de los medios de comunicación para culpar a Israel por la violencia y las muertes que ocurrieron.

Foto de Abed Rahim Khatib/Flash90

Hamas reconoce públicamente que 50 de sus muertos fueron activistas

La abrumadora narrativa adoptada por los medios dicta que Israel mató a tiros a manifestantes civiles desarmados que representaban poca o ninguna amenaza.

Esto a pesar de mucha evidencia de lo contrario (ver la entrada anterior de ReporteHonesto) incluyendo publicaciones en redes sociales de los organizadores de la protesta pidiendo a los participantes traer armas ocultas y alentarlos a romper la cerca y matar o secuestrar a soldados o civiles israelíes.

Sin embargo, con la cifra de muertos en unos 62 palestinos, la verdad está saliendo a la luz. 50 de los muertos fueron reclamados por el oficial de Hamas Salah al-Bardaweel como sus activistas.

El funcionario de Hamas, Dr. Salah Al-Bardawil, es claro acerca de la participación terrorista en los disturbios

Posted by Fuerzas de Defensa de Israel on Wednesday, May 16, 2018

 

Además, la Jihad Islámica ha reclamado tres más de los muertos como propios.

“Pero las FDI no sabían su afiliación cuando los francotiradores abrieron fuego contra ellos”.

¿Y qué?

Sin embargo, explica de alguna manera las intenciones malévolas de esos hombres palestinos que muy probablemente los llevaron a la muerte en ataques directos contra las FDI o en intentos de romper la valla de seguridad.

The Associated Press ha publicado un informe dedicado, que con suerte se abrirá camino en muchos medios de comunicación internacionales.

Mientras que otros medios de comunicación como CNN informaron la historia, la mayoría de los medios británicos, que han sido los más duros, hasta ahora lo han ignorado de forma llamativa.

Algunos pueden cuestionar la credibilidad de al-Bardaweel cuando afirmó que 50 de Hamas murieron. Sin embargo, los medios parecen no tener problemas con la credibilidad de las cifras de víctimas publicadas por el Ministerio de Salud de Gaza controlado por Hamas.

También es de destacar la actitud mostrada por algunos medios que todavía clavan el cuchillo en Israel al implicar que esto realmente se trata de los esfuerzos de relaciones públicas de Israel. Por ejemplo, de AFP:

Las declaraciones fueron aprovechadas por Israel en un intento de defenderse de la dura crítica global sobre las muertes y demostrar que fueron orquestadas y dirigidas por el movimiento islamista Hamas.

¿Por qué los medios de comunicación difaman los esfuerzos de Israel para proporcionar una diplomacia pública legítima pero no pueden reconocer la estrategia de medios deliberada desplegada por Hamas?

Israel, el asesino de bebés?

La muerte de un bebé es una tragedia, sin embargo, se produce. Según los informes, Layla Ghandour, de ocho meses, fue víctima de gases lacrimógenos israelíes, lo que dio lugar a artículos impactantes, como el que figura abajo en el Daily Express del Reino Unido.

Lo que Express no les dice a sus lectores es que un médico de Gaza le dijo a Associated Press que el bebé tenía una condición médica preexistente y que no creía que su muerte fuese causada por gas lacrimógeno. Habló bajo condición de anonimato porque no se le permitió divulgar información médica a los medios.

Lo que no es abordado por Los Angeles Times, es por qué los padres palestinos traen bebés (en este caso con un defecto cardíaco) a un enfrentamiento donde saben que gases lacrimógenos y el humo de neumáticos quemados estarían en el aire. Un informe similar del New York Times arrojó solo un poco más de luz sobre la pregunta:

Layla estaba dormitando en su casa en la ciudad de Gaza cuando se hizo un llamado: había un autobús esperando afuera de una mezquita cercana para llevar a los residentes a la valla fronteriza, donde la protesta se estaba desatando. Su tío de 12 años, Ammar, la envolvió en sus brazos y la sacó por la puerta.

El chico asumió que la madre de Layla ya estaba en el autobús. De hecho, ella estaba en otra parte de la casa, sufriendo de un dolor de muelas. Aún así, Layla no era la única niña en la protesta. Familias enteras habían venido, algunos comiéndose helados o sandwiches, mientras las protestas se extendían por cientos de metros de distancia.

Una difamación de gas

En cuanto al título “Drones Lanzan Botes Letales” como se ve en el Express anterior, esto es simplemente una difamación. El gas lacrimógeno es una forma reconocida de control de disturbios no letales y la FDI claramente no estaba lanzando gases lacrimógenos para matar.

Tan malo fue el personal editorial de The Independent que se refirió a la muerte del bebé palestino:

“En este contexto, vale la pena recordarnos la oleada mundial de repugnancia contra las armas químicas que hemos visto en las últimas semanas. Las víctimas palestinas merecen la misma simpatía y protestas que cualquier otra persona cuando sus hijos sufren gaseamiento.

Trazar una equivalencia entre el gas lacrimógeno israelí utilizado como un medio de control de disturbios no letal y el uso de armas químicas como en Siria es inexacto y absolutamente despreciable.

Cómo anima Hamas los disturbios

Ninguno de los medios ha formulado la pregunta más obvia: ¿por qué alguien traería bebés o niños a un disturbio en primer lugar?

Un terrorista de Gaza fue capturado por las FDI después de intentar infiltrarse en territorio israelí. Obsérvalo explicando cómo Hamas obliga a los civiles a participar en la violencia contra Israel.

Testimonio de manifestante de la franja de gaza

Así es como el grupo terrorista Hamas manipula a los ciudadanos para que vayan a las protestas

Posted by StandWithUs Español on Wednesday, May 16, 2018

 

El mundo ahora exige que Jerusalén responda por cada bala disparada contra los manifestantes, sin ofrecer una sola alternativa práctica para enfrentar la crisis.

Pero, ¿dónde está la indignación de que Hamas siga instando a los palestinos a avanzar hacia la valla, habiendo sido ampliamente advertidos por Israel del riesgo mortal? ¿O que los organizadores de protestas alentaron a las mujeres a encabezar las acusaciones porque, como Declan Walsh, de The Times, informó, “los soldados israelíes podrían ser menos propensos a disparar contra las mujeres”? ¿O que los niños palestinos de tan solo 7 años  fueron enviados a tratar de romper la valla? ¿O que las protestas terminaron después de que Israel advirtió a los líderes de Hamas, cuyos escondites preferidos incluyen el hospital de Gaza, que sus propias vidas estaban en riesgo?

En otras partes del mundo, este tipo de comportamiento se llamaría peligro imprudente. Sería condenado como autodestructivo, cobarde y casi sin fundamento cínico.

¿Una respuesta “desproporcionada”?

Muchos medios de comunicación y comentaristas han notado la diferencia en las cifras de bajas entre palestinos e israelíes (un soldado de las FDI resultó levemente herido por la metralla).

El cargo de la fuerza desproporcionada se ha utilizado contra Israel en numerosas ocasiones, particularmente en el contexto de operaciones militares en Gaza en el pasado.

Financial Time, 15 de Mayo 2018

Eric Yoffie respondió en Haaretz al cargo desproporcionado:

Michelle Goldberg del New York Times, al pasar, reconoció posibles motivos para culpar a Hamas. Pero ella más o menos descartó tales afirmaciones y señaló ” la violencia desproporcionada del ejército israelí”.

John Cassidy, escribiendo en The New Yorker, usó un lenguaje similar, señalando que “el recuento de bajas fue enormemente asimétrico“. 

De nuevo: ¿Disculpe?

Los cargos de desproporcionalidad se encuentran entre los más comunes contra Israel en su larga lucha contra Hamas y también se encuentran entre los más irritantes.

¿Están Goldberg y Cassidy sugiriendo que si hubiera más muertos israelíes y cien cadáveres judíos esparcidos por el desierto en el sur de Israel, entonces la acción de Israel sería aceptable, o al menos más fácilmente perdonada? Si no se establece directamente, eso es lo que está implícito.

De hecho, el término “desproporcionado” ha sido abusado por quienes lo han empleado sin molestarse en investigar exactamente lo que realmente significa en términos de derecho internacional.

Complicidad de medios?

Algunos comentaristas han notado el papel que los medios han jugado en el éxito de relaciones públicas de Hamas.

Matti Friedman en el New York Times:

La cobertura de prensa del lunes fue un gran éxito de Hamas en una guerra cuyo campo de batalla no es realmente Gaza, sino el cerebro de audiencias extranjeras.

Hamas entendió que los medios de comunicación occidentales querían una historia simple sobre los villanos y las víctimas y se apegarían a ese guión, ya sea por simpatía ideológica, coacción o ignorancia. Se podría confiar en la prensa para presentar a los seres humanos muertos no como víctimas del grupo terrorista que controla sus vidas, o de una confluencia trágica de los acontecimientos, sino de una masacre israelí injustificada. La disposición de los periodistas a cooperar con ese guión le dio a Hamas el incentivo para seguir usándolo.

 

Liel Leibovitz  en Tablet:

Que tantas de nuestras élites caigan en una trampa barata de propaganda establecida por un culto terrorista es desalentador, por decir lo menos. Es deplorable que promuevan los objetivos de una organización terrorista al decorar el teatro macabro y asesino. Pero después de 2005, y de 2009 y de 2014, se ha vuelto cada vez más difícil acreditar la idea de que cualquier persona involucrada de cualquier lado sea ingenua con respecto a la naturaleza y las consecuencias de sus acciones.

Lo verdaderamente inquietante de los eventos de ayer es la idea de que eran teatro. En otras palabras, que la prensa sabe exactamente lo que está haciendo: que las organizaciones noticiosas se están asociando a sabiendas con Hamás y blanqueando de buena gana los crímenes de un liderazgo macabro a cambio de imágenes que quieren tanto como Hamas, y que son felices de pagar en cobertura no crítica y tiempo de aire gratuito.

Ese tipo de cinismo, a expensas de las vidas palestinas, es realmente impresionante, incluso para el Medio Oriente. Y nos hace a todos cómplices.

Alan Dershowitz en The Hill:

Una cosa es clara: Hamas continuará usando la “estrategia del bebé muerto” mientras los medios sigan informando las muertes en la forma en que las ha informado en las últimas semanas. Muchos medios de comunicación son cómplices de estas muertes porque sus informes unilaterales alientan a Hamas a enviar a mujeres y niños inocentes a la línea de fuego. Tal vez Israel podría hacer un mejor trabajo defendiendo a sus civiles, pero es seguro que los medios pueden hacer un mejor trabajo al informar con precisión la estrategia de Hamas que resulta en tantas muertes inocentes.

Israel como actor moral

El debate se enrarecerá por un tiempo sobre las acciones de israelíes y palestinos y muchos observadores de todos lados concluirán que Hamas, gracias al recuento de cadáveres que alentó, ha salido en la cima, al menos en el campo de batalla de los medios.

La crítica de las políticas israelíes es legítima. De hecho, millones de ciudadanos israelíes lo hacen con regularidad, como es normal en una democracia. El ejército de Israel debería estar sujeto a los mismos estándares que otros ejércitos occidentales como los de Estados Unidos y el Reino Unido.

Donde la línea ha sido cruzada es en el esfuerzo de algunos para demonizar a Israel como un estado singularmente malvado y malévolo.

Uno de los reservistas en la escena ha escrito sobre sus experiencias en The Times of Israel:

Quiero testificar que lo que vi y escuché fue un tremendo y supremo esfuerzo de nuestro lado para evitar, en todas las formas posibles, muertes y lesiones palestinas.

Por supuesto, la misión principal era evitar que cientos de miles de habitantes de Gaza se infiltraran en nuestro territorio. Ese tipo de invasión sería peligrosa, mortalmente peligrosa, para las comunidades cercanas; permitiría a los terroristas disfrazados de civiles ingresar a nuestras comunidades de kibbutz y moshav, y no nos dejaría otra opción que atacar a cada uno de los infiltrados. Es por eso que a nuestros soldados se les ordenó evitar la infiltración, en una variedad de formas, utilizando munición real solo como último recurso.

La FDI emplea muchos medios creativos para reducir la fricción con los habitantes de Gaza y utiliza numerosos métodos, la mayoría de los cuales no se hacen públicos, para evitar que lleguen a la valla. Además, en las últimas semanas se han realizado esfuerzos serios para salvar las vidas de niños y civiles que han sido empujados al frente por Hamas, quienes intentan esconderse detrás de ellos para infiltrarse y atacar a Israel.

Cuando no hay alternativa, y las municiones reales deben usarse para detener a aquellos que asaltan la valla, los soldados hacen esfuerzos heroicos y a veces peligrosos para no matar y para herir únicamente a los que están del otro lado.

Los medios de comunicación han desempeñado un papel central en este último ataque al legítimo derecho de Israel a defender sus fronteras y sus ciudadanos. ¿Los medios bajarán de su respuesta instintiva ahora que la nueva información ha salido a la luz?

Se necesita agallas para admitir que te equivocaste, pero al menos un periodista ha hecho precisamente eso

De cualquier manera, demasiados medios de comunicación deberían avergonzarse por la cobertura escandalosa que ha contaminado nuestras pantallas de televisión, periódicos y sitios de noticias en línea en los últimos días.

 

Fuente: HonestReporting

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *