‘El Jueves’ publica un escandaloso libelo antisemita sobre Israel

Via Libertad Digital


La edición de El Jueves de esta semana, en los quioscos desde este miércoles 10 de febrero, incluye una doble página en la que describe lo que a juicio de la publicación es la situación de Israel en varios sentidos.

Supuestamente, El Jueves es una revista de humor, pero estas páginas están dentro de la sección “DesHechos Históricos” que según su propio subtítulo cuenta, “Hermosas historias 100% reales”, es decir, que se pretende que lo que se cuenta son hechos, aunque luego se envuelva en una presentación satírica.

Pero muy lejos de describir hechos reales, la presentación que hace El Jueves de la realidad israelí se basa entre otras cosas en una serie de groseras mentiras, por ejemplo, asegura que como Israel “no tiene constitución”, la Torah es la “única ley” que rige en el estado hebreo. Lo cierto es que Israel no es el único país del mundo que no tiene un texto constitucional como tal, es algo que ocurre también, por ejemplo, en elReino Unido, un país al que nadie acusaría de falta de democracia ni del que diría que la Biblia es su única ley.

Las diferentes viñetas no sólo demuestran una evidente mala fe, sino también un altísimo grado de ignorancia. Por ejemplo, en una de ellas se reproduce un supuesto “control de circuncisión” hecho por el ejército para encontrar a árabes, pero olvida un detalle como que la mayoría de comunidades musulmanas del mundo también practican la circuncisión.

No obstante, lo peor del panfleto es la representación gráfica que se hace de los ciudadanos israelíes ya que o son soldados o son judíos ortodoxos que aparecen con todos los símbolos externos de tal condición: barba larga, pelo rizado y bucles que caen desde la sien, sombrero o kipá y, por supuesto, nariz aguileña, en la peor tradición española del antisemitismo, la de “la nariz sayón y escriba” de Quevedo.

En este sentido, se cumple también otro de los tradicionales temas del peor antisemitismo español: la de representar a los judíos como el pueblo que mató a Jesucristo. En esta ocasión aparece golpeado visiblemente y con un soldado que sigue amenazándolo. Lo que ya es grotesco es que, además, se presenta a Cristo como palestino, o al menos en un contexto –un check point- en el que “los soldados hacen lo que les da la gana a los palestinos”.

Tampoco se olvida de otro de los tópicos el antisemitismo, la banalización del Holocausto y el acusar a Israel de hacerle a otros lo que sufrió la población judía de Europa bajo el nazismo: “Israel es como el niño que veía con horror como su padre pegaba a su madre y ahora, ya de adulto, zurra a su mujer también”. Como ven, tampoco se pierde la oportunidad de relacionar a todo un país con la violencia de género. La viñeta, además, se adorna con un soldado orinando sobre el rostro de un palestino.

No es la primera vez que El Jueves, una revista que ha reconocido que no hacen ningún tipo de humor sobre el islam por miedo, publica contenido que más allá de la crítica legítima, puede ser considerado antisemita. Hace algún tiempo, por ejemplo, dedicaba una portada Ariel Sharon recurriendo a los métodos propios del peor antisemitismo: la animalización y el uso de cruces gamadas. Y además lo hizo en portada:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *