Flotilla 2: el New York Times Omite y Hunde la Verdad

Comunicado del 15 de Mayo de 2011
Artículo traducido de HonestReporting, escrito por Simon Plosker 

Según un informe del New York Times, una segunda flotilla de buques encabezada por la turca Mavi Marmara está pronta a navegar a Gaza en los próximos meses. La última vez, los verdaderos motivos y la agenda de los involucrados en la flotilla sólo se hicieron evidentes después de que comandos israelíes fueron atacados por extremistas blandiendo las armas.

La última vez, a los organizadores de la flotilla se les permitió vender una falsa narrativa de “activistas por la paz” entregando ayuda humanitaria a los habitantes de Gaza que sufren una crisis humanitaria como consecuencia de un bloqueo israelí.

Esta vez, no hay excusa para que los medios de comunicación no cuestionen los intereses detrás de una segunda flotilla y que incluyan el contexto pertinente. El New York Times, sin embargo, ha publicado una pieza de tan mala calidad periodística que es difícil de creer cómo esta clase artículo fue permitido en el periódico.

¿Dónde está el contexto?

Según el New York Times:

Hace casi un año, comandos navales israelíes irrumpieron en una flotilla anterior hacia Gaza, matando a nueve activistas pro-palestinos en el Mavi Mármara, uno de los seis buques de la flota.

Sólo este mes de enero, La Comisión Turkel de investigación sobre los hechos que rodearon el 31 de mayo de 2010 sobre la flotilla de Gaza, llegó a la conclusión de que los soldados israelíes sólo intervinieron en defensa propia después de haber sido violentamente atacados por los pasajeros del barco y sus medidas cumplieron con el derecho internacional.

Habiendo adoptado la narrativa simple sobre los acontecimientos de mayo de 2010, el artículo continúa describiendo a los propietarios del Mavi Mármara como “una Fundación de Ayuda Humanitaria“, una “organización no gubernamental turca“.

¿Por qué el New York Times usa una descripción tan benigna, especialmente cuando la organización es más conocida por su acrónimo del IHH,  al que el artículo no hace referencia? No es ningún secreto que el IHH tiene una orientación islámica radical anti-occidental, apoya redes de radicales islámicos, incluyendo a Hamas, y por lo menos en el pasado, incluso elementos de la yihad mundial.

Después de haber entrevistado a alguien del IHH, Susanne Gusten, la periodista del New York Times, no consideró que esa información de antecedentes sobre el IHH es pertinente para la historia?

¿Dónde está el punto de vista israelí?

En ninguna parte del artículo se presentra que Gusten haya entrevistado a algún israelí. En cambio, se basa en gran medida en un ciudadano turco académico. Sin embargo, esto sólo pone el marco de la historia en un contexto exclusivamente turco. ¿Por qué ella no entrevistó a ningún representante del gobierno o militar israelí o a algún académico?

Esto es particularmente poco profesional, dado que Gusten presenta a la flotilla como un problema puramente bilateral entre Turquía e Israel. De hecho, Israel ha estado en constante contacto con muchos otros estados cuyos ciudadanos han tenido la intención de navegar con la última flotilla. Los miembros del Congreso de los EE.UU. han instado a Turquía a evitar la flotilla. Francia ha advertido a sus ciudadanos a no unirse a la flotilla, que también ha sido objeto de críticas por parte de Miembros del Parlamento Europeo, tal como la Jefa de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, dijo: “No considero que una flotilla sea la respuesta correcta. “

Gusten también cita un informe del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas relativo a la flotilla, que critica a Israel. Este es el misma CDH que incluye como pilares de virtud y derechos humanos a países como Arabia Saudita, Bahrein, Pakistán, China, Qatar, Rusia y, hasta hace poco Libia. ¿Por qué entonces este desacreditado organismo de la ONU puede considerarse más creíble que los resultados detallados por la Comisión Turkel de Israel?

El CEO de HonestReporting, Joe Hyams, dijo que el artículo del New York Times no pasó la prueba de periodismo adecuado. “El ABC del buen periodismo demanda igualdad de referencias y citas para todos los aspectos de cualquier asunto”. “En el proceso, el New York Times está alimentando un relato falso que abarata el concepto de verdadera ayuda humanitaria.”

Una provocación flagrante

Quienes están detrás de la flotilla afirman que transportan ayuda humanitaria a Gaza. Sin embargo, incluso el director adjunto de la Cruz Roja en Gaza ha declarado que “no hay crisis humanitaria en Gaza“, y agregó: “Si vas al supermercado, hay productos. Hay restaurantes y una playa bonita. “

La vida en Gaza no es en absoluto fácil. Sin embargo, los habitantes de Gaza no están ciertamente muriendo de hambre e Israel constantemente facilita miles de toneladas de ayuda humanitaria a Gaza.

No hay otra razón para esta nueva flotilla que no sea para provocar una nueva confrontación con Israel y con las FDI con la intención expresa de crear titulares similares y los problemas políticos de Israel como los que provocaron con la primera flotilla de Mavi Mármara.

¿Por qué Israel debería prevenir el desembarco de la flotilla en Gaza sin control?

Durante la última década, han habido numerosos intentos de contrabando de armas por mar de los grupos terroristas en Gaza. Tan recientemente como el 15 de marzo de 2011, la Marina israelí capturó un cargamento de armas iraníes con destino a los grupos terroristas de Gaza. A bordo del Victoria habían unas 50 toneladas de armas. Los misiles de alcance cada vez mayor siguen siendo disparados contra ciudades israelíes, mientras que en abril, Hamás disparó un misil antitanque contra un autobús escolar, matando a un israelí de 16 años.

Teniendo en cuenta esto, es obvio por qué Israel considera vital revisar la carga de cualquier buque en dirección a Gaza – algo que tiene derecho a hacer en virtud de la ley internacional. Israel también ha dejado claro que está totalmente preparada para la transferencia de ayuda humanitaria una vez que ésta se haya sometido a los controles de seguridad.

El artículo del New York Times sobre la última flotilla es una pieza de mala calidad de periodismo, carente de contexto vital, la falta de cualquier comentario israelí y la adopción de la falsa narrativa proporcionada por activistas anti-Israel, muy versados en la manipulación de los medios de comunicación para su causa.

Por favor, envíe sus comentarios considerados al New York Times y manténgase atento a cualquier cobertura adicional en los medios de comunicación que no presenten la realidad detrás de la última flotilla – letters@nytimes.com. Recuerde –  para su publicación, las cartas no debe ser mayores de 150 palabras y deben incluir la dirección del escritor y números de teléfono.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *