Porquería en las Páginas del New York Times

Comunicado del 20 de Octubre del 2015 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Yarden  Frankl.

La reciente columna del New York Times escrita por Nathan Thrall es una diatriba llena de errores que no tiene cabida en las páginas de ningún periódico legítimo. Peor que simplemente engañar a los lectores, su argumento es aterrador. Afirma que los esfuerzos para restaurar la calma y para prevenir la violencia en realidad no son constructivos:

Pero lo que sí parece garantizado es que la mayoría de los palestinos continuarán creyendo que si la ocupación no tiene costo, habrá pocos incentivos para acabar con ella.

En otras palabras, el camino a la paz radica en hacer el conflicto más “costoso” para los israelíes en vez de negociar la paz. Se entiende de esta columna (en la que el autor cita el “éxito” de la Intifadas anteriores) que lo que Thrall entiende por “costo” es la violencia mortal contra los israelíes.

Pero primero contaremos las mentiras que utiliza el autor para llegar a su venenosa conclusión.

1. “JERUSALÉN – Las calles de Jerusalén Occidental Judía están calmadas.”

FALSO: Si bien hay menos gente fuera de casa, reclamar que las calles están calmadas no es preciso. Aclaro, estoy escribiendo esto desde la oficina HonestReporting en el centro de Jerusalén. Las calles afuera de nuestra oficina no están calmadas. (Por ahora dejaré fuera el nombre ficticio Jerusalén Occidental Judía). 

2. “El alcalde de Jerusalén, que es portador de armas, ha pedido a los civiles israelíes que que también las porten.”

PARCIALMENTE CIERTO: El alcalde Nir Birkat en efecto, porta un arma. Estuvo seis años como oficial en la División Paracaidista israelí. Él ha hecho un llamado a los ex soldados con entrenamiento de armas para que porten sus armas con licencia. Esto es lo que en realidad dijo:

Aquí hemos entrenado soldados de combate, que cuando terminan su servicio militar, quedan como reservistas,” explicó Barkat. “Ellos están bien entrenados, y algunos de ellos tienen licencias civiles para portar armas.”

“Ellos no son los novatos en la guerra, ellos son ‘profesionales’”, dijo.

“Estoy llamando a estos profesionales para portar sus armas, porque no se sabe donde puede suceder un ataque terrorista.”

Thrall hace que esto suene como si el alcalde estuviera incitando a ataques contra los árabes, lo cual, sin duda, no está haciendo.

3. “Hay turbas judías en las calles coreando ‘Muerte a los árabes.‘”

FALSO: Si bien no podemos dar fe de lo que cada individuo israelí ha dicho en respuesta a los ataques terroristas con cuchillo, pistola y atropellos, la idea de que las turbas racistas están cantando por las calles es evidentemente falso.

4. “Los padres palestinos mantienen a sus hijos dentro de sus casas, con miedo de ser arrestados o lesionados de bala.”

FALSO: A los únicos palestinos a quienes les han disparado son a los que han cometido actos de terrorismo. Declaraciones como esta aportan a la mentira de que los israelíes han estado disparándole a niños palestinos inocentes sin razón. Del mismo modo se han realizado arrestos, como razonablemente podría esperarse, mientras Israel responde a una ola de terrorismo, promovida por líderes palestinos.

5. “Le habían dejado claro al primer ministro Benjamín Netanyahu, dijo, que una línea roja está delante de Al Aqsa;”

ENGAÑOSO: Israel ha protegido el status quo, que prohíbe la oración judía en el Monte del Templo y no se ha realizado ningún cambio. Son los palestinos quienes han utilizado la mezquita como un lugar para almacenar piedras y bombas. La Autoridad Palestina contrata a grupos para acosar judíos que visitan el sitio. Si alguien ha cruzado las “líneas rojas” son los palestinos. Una vez más, Thrall apoya la mentira que es la razón principal de la mayor parte del terrorismo actual.

6. “Los palestinos en Jerusalén y Cisjordania no ofrecerán un período de calma indefinido a Israel, mientras no correspondan frenando la ocupación.”

ENGAÑOSO: Nunca ha habido un “período de calma” extendido. La constante incitación a la violencia y la glorificación de ataques terroristas por parte de la Autoridad Palestina han llevado a la violencia contra los israelíes durante años.

Thrall se niega a decirle a sus lectores que el camino hacia la paz es a través de negociaciones, y que es la Autoridad Palestina quien ha boicoteado las conversaciones de paz. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha pedido negociaciones directas una y otra vez, pero ha sido rechazado por la Autoridad Palestina.

Esta pieza de Thrall está en las páginas de opinión, y él tiene derecho a su propia opinión. Pero cuando justifica sus conclusiones con una mentira tras otra, el Times no debería publicar su trabajo.

El New York Times tiene la responsabilidad de asegurarse de que hayan normas mínimas para artículos de opinión. De lo contrario, su columna no es más que propaganda.

En otras palabras, porquería.

Imagen: Ibraheem Abu Mustafa/Reuters

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *