Sangrado Periodismo en las Calles

Comunicado del 28 de Octubre del 2015 

Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Yarden Frankl

Usted puede ver lo que el New York Times está tratando de generar desde su titular.

Las narrativas en duelo del conflicto palestino-israelí” es un intento de proporcionar “equilibrio” periodístico en una historia donde no lo hay.

Podríamos decir mucho sobre el artículo, con su dependencia desequilibrada en fuentes palestinas y la referencia a Hanan Ashrawi que había realizado cargos sobre que la policía ‘plantaba’ cuchillos para inculpar a inocentes palestinos (un cargo del que incluso ella admitió no tener “ninguna evidencia” que la respalde.)

Pero el peor ejemplo del sesgo del artículo es el siguiente párrafo.

Los videos que los israelíes comparten incluyen una película de un empleado palestino de la compañía telefónica israelí que chocó su carro contra un Judío ortodoxo y luego lo cortó con un cuchillo de carnicero. Palestinos pasan alrededor de clips no de los ataques, sino de sus repercusiones, como un niño sangrando en la calle mientras los judíos lo maldicen y los oficiales israelíes permanecen inactivos.

En el artículo, las palabras “niño sangrando en la calle” están vinculadas a un vídeo de YouTube subido por el Ministerio de Información Palestina. No compartimos aquí el link ya que hacerlo sería difundir propaganda palestina completamente falsa, algo que el Times no tuvo ningún problema en hacer.

Hay algunas cosas que ni el artículo ni el video aclaran.

  1. El niño acababa de apuñalar a un israelí de 13 años.
  2. Estaba tendido en la calle, porque después de que apuñaló al niño israelí, corrió por la calle y fue atropellado por un carro.
  3. Un hombre judío iracundo, en efecto, maldice al joven terrorista herido. El vídeo no muestra que hubo más gente que lo hizo. 
  4. La policía no permaneció inactiva. Mantuvieron al hombre iracundo lejos del terrorista herido y se aseguraron de que los médicos israelíes podrían proporcionarle tratamiento.
  5. El terrorista herido fue atendido en la escena y luego trasladado para el tratamiento adicional a un hospital israelí.

El New York Times no incluyó estos cinco puntos, porque no son parte de la “narrativa” palestina. Eso es justo si su objetivo era simplemente demostrar que palestinos e israelíes tienen “narrativas en duelo” sobre lo que ha estado sucediendo.

Pero eso también significa que es fundamental que el Times le explique a sus lectores que en casos como este la narrativa palestina simplemente no es verdad. En lugar de intentar ser “equilibrado”, el Times tiene que dejar claro que la “narrativa” Palestina se basa en mentiras y verdades a medias.

Puede enviar sus respetuosos comentarios a: public@nytimes.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *