Psicología de los Medios: Enmarcando a Israel: La cobertura es lo suficientemente Justa?

30 Noviembre 2011
Nombre del medio: Honest Reporting País: Mundo
Comunicado del 30 de Noviembre del 2011
Artículo traducido por ReporteHonesto, de HonestReporting, escrito por Simon Plosker


 
A través de los años, hemos analizado y criticado cientos de artículos y editoriales. Pero qué atraviesa la mente de los periodistas y escritores que los influencia para tratar a Israel de una manera determinada?

Aquí les presentamos nuestra serie Psicología de los Medios- tomando una examinación académica dentro de las mentes de los medios y cómo los consumidores y lectores se ven influenciados por la presentación de informes de los medios.

Esta es la primera parte de la invitada Cherryl Smith, PhD,  profesora de Inglés en  Retórica y Composición en la Universidad de California, Sacramento. Actualmente está escribiendo un libro sobre los medios de comunicación y su encuadre hacia Israel.

Aunque las organizaciones profesionales de periodistas tienen códigos de ética impresionantes y, a veces responden con disculpas y revisiones cuando algunos de los errores más graves son reportados, académicos y periodistas notan que ese sesgo no es meramente un problema ocasional, es brindado por los principales medios. La  cobertura de los medios sobre Israel puede ser simplemente un caso extremo.

Errores individuales deben ser abordados, pero con mayor frecuencia son posibles gracias a unos pocos y consistentes encuadres de las noticias.

Los reporteros y editores necesitan enmarcar las noticias, al igual que cualquier comunicador necesita encuadrar información, con el fin de que tenga sentido. Enmarcar crea flujos de información coherente, marca los límites implícitos a través de los cuales los eventos noticiosos se ven.

No le sorprenderá a nuestros lectores que un encuadre dominante a través del cual se ve a Israel es "el conflicto" - y una interpretación muy particular del conflicto - presentada a través de otros marcos, conectados. Probablemente, el más evidente de ellos es el encuadre de "ciclo de violencia" a través del cual los ataques contra civiles son vistos del mismo modo en que se ven como defensa contra los ataques a civiles.

Junto con el "ciclo de violencia", otro marco persistente de los medios de comunicación es el de "David y Goliat", con el Estado de Israel como Goliat y los palestinos individualmente como David; el encuadre de "Culpar a Israel", que permite la presentación de informes bastante increíbles, por ejemplo, días de "masacre"  reportados y luego en última instancia (y en voz baja) revisados en 2002-2003; la acusación de “apartheid”, y las particulares interpretaciones de términos, “respuesta desproporcionada” y “asentamientos”.

El encuadre del conflicto bloquea a Israel del resto, así esa gente que sabe sobre el país sólo a través de las noticias aprende un poco sobre los avances tecnológicos israelíes, su alto nivel de vida, su arte y cultura, sus descubrimientos científicos, o su complejidad social. La vida diaria del país es oscurecida.

Un patrón narrativo con David y Goliat, por ejemplo, permite a los oyentes / espectadores / lectores el sentir empatía con David, sin la necesidad de mayores pruebas. Basta con designar uno de los jugadores como David y Goliat al otro se convierte en un caso, crea una historia reconocible incluso sin muchos detalles de soporte.

Si usted está escribiendo una novela, lanzando una campaña política o publicitando sus productos, usted, naturalmente, trabajará en despertar las respuestas apropiadas en su audiencia- simpatizar con un personaje, votar al candidato, comprar lo que se anuncia - no meramente por proveer evidencia, sino por la forma en que todo su discurso está enmarcado. Usted es libre de ser tan sesgado como le plazca.

No así los medios de comunicación en una sociedad democrática. El público y la prensa, en sí, esperan un compromiso de presentación equilibrada y precisa, por lo que los límites del encuadre - lo que queda afuera, lo que es incluido - debe comprobarse en busca de tendencias. Esperamos oír toda la historia, para tener la oportunidad de sacar nuestras propias conclusiones; esperamos que la inclinación política sea mínima o equilibrada en los reportes de las noticias. Toda la gama de requisitos éticos para los periodistas exige que los medios persigan una representación justa y verídica de los acontecimientos en sus informes.

Identificando y dando seguimiento de los encuadres noticiosos sobre Israel es una forma prometedora de abordar las tendencias de los medios. Al enfocarse en los encuadres, exponemos los problemas de fondo de los reportes tendenciosos – las tendencias no necesariamente corresponden a las opiniones políticas de escritores o editores; ya que los encuadres, una vez que están bien establecidos, se convierten en la forma convencional de la presentación de los informes.

Si queremos dejar las cosas claras acerca de Israel, los hechos son importantes, pero centrándose en la retórica pueden ser aún más importantes, ya que los encuadres a través de los cuales los israelíes son vistos, permiten errores sin ser controlados. Se espera de los medios de comunicación que reporten objetivamente, pero a menudo los encuadres no permiten que esto suceda. La identificación de estos encuadres implícitos revela la incongruencia entre las normas éticas de los medios y sus reportes sobre Israel. Si los encuadres son expuestos, tal vez, una cobertura justa se convierta en una posibilidad.

Manténgase a la espera de la segunda parte de esta serie muy pronto.


Archivo de noticias en ReporteHonesto.com