Fetichista Nazi suspendido por Observadores de Derechos Humanos

14 Septiembre 2009
Nombre del medio: Human Rights Watch País: Estados Unidos
Comunicado del 15 de Septiembre del 2009

Artículo traducido de HonestReporting


Un “experto” de armas de Human Rights Watch  fue suspendido a raíz de la indignación generada por su extraño hobby.



  La semana pasada se informó sobre la salida de Marc Garlasco de Human Rights Watch por ser un coleccionista de objetos nazis. Para recordar, Garlasco ha aparecido regularmente en los medios de comunicación, considerado como un “experto” militar. Garlasco desempeñó un papel destacado en la promoción de difamación de la Playa en Gaza en el 2006, que erróneamente responsabilizó a Israel por una "masacre" de los palestinos.

Inicialmente, HRW utilizó todos los medios disponibles para defender a Garlasco, incluyendo, según lo revelado por el blog Harry's Place, recurriendo a la creación de un falso “activista” con un mobre que suena de Oriente Medio, para enviar comentarios que defiendan a Garlasco en varios sitios blogs.

Mark Gardner  del blog CCT direcciona la respuesta de HRW, la que involucró ataques a los judíos y a las organizaciones pro-Israel en lugar de las preocupaciones muy legítimas que surgen de la colección de Garlasco de recuerdos nazis.

Garlasco mismo escribió un artículo para The Huffington Post en defensa de su extraño "hobby". Incluso socios de HRW, como Helena Cobban, quien pertenece a la Junta Consultiva de HRW para Medio Oriente ha sido adecuadamente perturbada.

HRW finalmente ha sucumbido a la presión por la suspensión de Garlasco (en la foto usando una camiseta de temática nazi) con goce de sueldo "a la espera de una investigación", según la directora adjunta de HRW Caroll Bogert. "Tenemos dudas acerca de si hemos aprendido todo lo que necesitamos saber", dijo.

The New York Times, sin embargo, añade sus propios prejuicios en su informe:

 La suspensión llega en un momento de gran tensión entre, por un lado, el nuevo gobierno israelí y sus aliados de la derecha, y por el otro lado, organizaciones de derechos humanos que han sido críticos de Israel. En los últimos meses, el Gobierno ha prometido un acercamiento agresivo hacia los grupos para desacreditar a lo que argumentan es el sesgo y error.

Como en el caso de difamación de la Playa de Gaza, muchos de los informes de HRW que escribió Garlasco o contribuyó se encuentran como académicamente erróneos y metodológicamente defectuosos, como ha documentado la ONG Monitor. La preocupación por esta cuestión no debería depender de los puntos de vista políticos. Sin embargo, el New York Times sigue enturbiando las aguas con la consecuencia de que la auténtica preocupación por la profesionalidad de Garlasco, así como sus actividades extra-curriculares están impulsadas únicamente por una agenda de derecha.

El New York Times continúa entrevistando, no a las organizaciones que han expresado estas preocupaciones, sino a académicos considerados de izquierda, que establecen:

no cree que el interés del Sr. Garlasco en artículos de colección podría apoyar las acusaciones de "parcialidad premeditada." Dijo, sin embargo, que la credibilidad de Human Rights Watch pudo haber sido herida por el hobby del Sr. Garlasco "le dio armas a los fanáticos del ala derecha” que "trabajan día y noche para demonizar a cualquier individuo u organización que plantea cuestiones acerca de las prácticas militares de Israel cuando terminan, incluso, con bajas civiles no deseadas".


El New York Times es un ejemplo perfecto de un medio de comunicación que ha apoyado y seguido la iniciativa de HRW, sin duda. ¿Podría este intento de difamación de las organizaciones que han cuestionado HRW y a Garlasco ser la forma del New York Times de desviar la verdadera pregunta para el periódico - su dependencia y apoyo a la lucha contra las potencialmente desacreditadas fuentes de Israel?

Escriba en inglés al New York Times y exprese su preocupación: letters@nytimes.com


Archivo de noticias en ReporteHonesto.com