Slutzky y sus cada vez más obvias tendencias

Comunicado del 7 de Junio de 2010 

Desde las muchas páginas que el Diario argentino Clarín le facilita, el periodista Shlomo Slutzky cuela deliberadamente un mensaje cada vez mas claro, fomentando el boicot contra Israel.

Demás está decir que Israel ha estado en el foco de atención mediática mundial en la última semana.
Hemos sido testigos a través de las publicaciones mundiales, de terribles acusaciones, comparaciones grotescas y titulares alarmantes que manifestaban sus contundentes críticas sobre los sucesos de la Flotilla y el Mavi Marmara.
El prestigioso diario Clarín, de Argentina, le ha brindado a los incidentes, numerosas páginas y especial atención. Y su enviado especial en la zona ha brillado con cantidad de artículos.
El Sr. Slutzky ha publicado numerosos informes, pero llama nuestra atención especialmente el titulado “Israel desvió al barco irlandés con ayuda y sigue el bloque a Gaza”, del día Domingo 6 de Junio.
Relata la llegada de un segundo cargamento con ayuda humanitaria para Gaza.
Pero se ha tomado la molestia de aclarar que los sucesos ocurrieron “sin incidentes” y de forma “pacífica” utilizando las mismas comillas usadas por el autor.
Evidentemente, Slutzky estaría esperando que ante la nueva provocación al gobierno israelí, las FDI volvieran a tomar acción,  y todo esto se desencadenara en otra ola de desprestigio a Israel.
El periodista declara:

“Según Israel, el violento asalto del lunes a la nave principal de la flotilla, la Mavi Marmara, de bandera turca, fue porque se llevaban armas a Gaza, lo que no fue probado .” 

Lo invitamos a ingresar aquí para observar que efectivamente sí se ha comprobado la posesión de armas y las claras intenciones de los tripulantes de aquella flotilla.
Slutzky continua la frase haciendo detallada mención sobre las lamentables bajas de los pasajeros.
Coincidimos en que fueron lamentables los decesos, pero el periodista no cree necesario aclarar el ataque que sufrieron los miembros de las fuerzas armadas de Israel, en manos de los “activistas pacíficos”.
A continuación, comete una grave falla en la que un periodista no puede incurrir jamás, personaliza a uno de los muertos, relatando sobre su edad, situación civil y miembros de su familia.

“Uno de los muertos, Ibrahim Bilgen, de 60 años, recibió cuatro impactos en la sien, el pecho y la espalda. Era un ingeniero dedicado a la política, estaba casado y tenía seis hijos”.

Al utilizar esas “estrategias”, el periodista conduce al lector, instintivamente, a indentificarse con la víctima y con el sector al que  representaba, y a opornerse al contrario.
Para culminar, el periodista compara las repercusiones internacionales contra de Israel con las ocurridas durante la operación Plomo Fundido. Observe:

“La crisis suscitada por el abordaje de la “Flotilla de Libertad” desató una ola de críticas internacionales contra Israel sólo comparable a la que motivó su ofensiva militar de diciembre de 2008 en Gaza, la operación “Plomo fundido”, en la que murieron 1.400 palestinos, en su mayoría civiles, y 5.000 resultaron heridos.”


Y en ésta oportunidad, comete otro grave error periodístico, que es el brindar los datos de solo uno de los lados. 
Por qué Slutzky no habrá incluído en su artículo la cantidad de cohetes kasam lanzados desde Gaza hacia territorio israelí,  específicamente dirigido a la población civil?
Omisión o intención?

Lo invitamos a escribir a sslutzky@clarin.com para exigirle al periodista que brinde explicaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *